TORRE FUERTE: Los miedos de EPN

By on 19/10/2018
  • Nueva embestida vs Esperón y Everardo
  • Urgente remoción de Realivázquez
  • Reprueba Elizondo en Congreso
  • Los miedos de EPN
  • Andrés Manuel en Chihuahua
  • Fidel lleva la ‘fiesta en paz’

 

Nueva embestida vs Esperón y Everardo /

Ahora que el gobernador de Chihuahua, Javier Corral Jurado está sujeto al escrutinio público y a la ‘feroz’ critica de sus detractores por su ejercicio en el quehacer de la administración, y paradójicamente, está también en la boca de los capitalinos por la controversia constitucional planteada por el presidente de México, Enrique Peña Nieto y su gabinete, ante una posible persecución judicial, necesita de ‘parque’ para ver fortalecida su estrategia en contra de la corrupción y la impunidad.

Viene una nueva embestida en contra de los operadores de la corrupción en el gobierno de César Duarte Jáquez, y los ‘piojos’ se le vuelven a cargar, a los dos hombres que se supone firmaron todos los documentos que comprometieron las malas finanzas y las presuntas irregularidades y corrupción en materia de obras públicas en el sexenio pasado.

Se trata del ex secretario estatal de comunicaciones y obras públicas, Eduardo Esperón González y del ex subsecretario de obras públicas de la frontera norte, Everardo Medina Maldonado, a quienes se les ha abierto una investigación y un proceso judicial por su desempeño y manejo al frente de la dependencia de gobierno.

Apenas hace poco más de dos meses, durante los primeros los primeros días del mes de agosto, Esperón González fue vinculado a proceso penal bajo la causa 2250/2018 relacionado a un delito de peculado y la desviación de 20 millones de pesos, según la denuncia que presentó la Secretaría de la Función Pública.

Los bien enterados aseguran que el caso de la portentosa obra de construcción en el gobierno de César Duarte, el edificio de la ciudad Ciudad Judicial, está tan espinoso, que salen a relucir muchas fallas e irregularidades que también hunden al consentido pariente de Duarte, Everardo Medina, que fue quien quito y puso cuando el ex mandatario le pidió que se hiciera cargo de los trabajos de la construcción de la ciudad judicial, que incluyeron la licitación de las obras y la entrega de contratos a empresarios presumiblemente afines que terminaron con una cuestionada obra en la ciudad de Chihuahua.

Fueron aquellos tiempos complicados durante los cuales, una y otra vez, nos dicen, el ex presidente del Supremo Tribunal de Justicia de Chihuahua (TSJE), José Miguel Salcido Romero le sacó la vuelta a los expedientes y a la urgencia de las firmas que avalaron la multicitada obra de la ciudad judicial, que ya desde entonces era de escándalo.

Eso es tan solo una parte de un ‘rompecabezas’ de corrupción que trae escondido a Everardo Medina Maldonado, quien es también presunto responsable de las irregularidades financieras y de la corrupción en obras públicas. Especialmente, de las obras que traía por encargo de su patrón y pariente.

Ya el nuevo presidente del TSJE, Pablo Héctor González Villalobos dio a conocer que el consejo de la judicatura del estado de Chihuahua ordenó una auditoría que tiene como finalidad determinar el estado físico y la seguridad del edificio del Centro de Justicia, en cuya obra se invirtió más de 1,200 millones de pesos y la cual ha sido ‘blanco’ de señalamientos y denuncias por presunta corrupción.

La auditoría será licitada y el gobierno estará cumpliendo otro de los capítulos en el entramado de la corrupción en el llamado “Proceso de Justicia para Chihuahua” iniciado por la administración del panista Javier Corral.

Urgente remoción de Realivázquez /

La reciente ejecución del comandante Miguel Ángel Salas López, integrante del grupo de inteligencia de la policía municipal, pone de relieve la urgente remoción del jefe de la corporación, Ricardo Realivázquez Domínguez.

El asunto le salpicó ya al presidente municipal, Armando Cabada Alvídrez, que a unos días de haber iniciado el nuevo periodo de reelección para la gestión 2018-2021, los viejos escándalos de corrupción en alumbrado público, en el caso de Guillermo Lara Rodríguez, y de inseguridad pública, para hablar de sus aliados y socios: Jorge González NicolasPablo Ernesto Rocha y Sergio Almaraz Ortiz amenazan con hundir su gestión gubernamental de manera temprana.

Es un asunto de grupos y de choques al interior de la policía municipal, y el alcalde Armando Cabada ya no puede darse el lujo de sostener en la policía a Ricardo Realivazquez, a quien se le están cargando todas las broncas internas y externas, y quien presume -con los hechos sucedidos- la total falta de control en la corporación policial.

Existe la promesa política de esclarecer el crimen ante la opinión pública, pero el asunto es de fondo, de grupos de la policía y de bandas y grupos del crimen organizado. Es mas que una ‘papa caliente’ para Realivázquez y para el presidente Cabada.

Y mas cuando se ha dicho oficialmente que Miguel Ángel Salas, el policía asesinado, tenía un expediente limpio. Se puede presumir un crimen orquestado y una alianza de fuertes intereses que terminaron con la vida del ex comandante de la municipal.

Se habla de represalias de “grupos criminales”, es obvio, pero también obliga al gobierno a limpiar la policía. Y es allí donde esta la bronca.

Desde hace algunas horas, el gobierno municipal puede verse en el mismo ‘espejo’ de la policía estatal y de los señalamientos que presuntamente involucran a los jefes policiacos por sus presuntas ligas con los grupos de la delincuencia organizada.

El agente municipal asesinado durante la madrugada en el interior de su domicilio en la colonia Los Ojitos estaba adscrito al grupo de inteligencia, y los responsables se hicieron ‘ojo de hormiga’.

Por el lado de la Fiscalía del Estado, el titular de la zona norte, Jorge Nava Lópezda ‘palos de ciego’ y ni siquiera se atreve a relacionar en las indagatorias la distribución de un video donde se ve a los agentes municipales torturando a un detenido con el homicidio del jefe policíaco.

Reprueba Elizondo en Congreso /

El ex presidente municipal de Juárez, el panista Gustavo Elizondo Aguilar, hoy convertido en flamante secretario de obras públicas en el estado de Chihuahua, tuvo, literalmente, que tragar bolitas, en su comparecencia de este jueves en el Congreso del Estado.

Nada más faltó que los diputados lo agarraran a escupitajos, por la fea manera en que cuestionaron el manejo “ineficiente” de la administración de los dineros en el creado Fideicomiso de los Recursos de los Puentes Internacionales.

Los partidos de Morena, PRI y PES han solicitado formalmente una investigación por parte de la Comisión de Fiscalización del Congreso del Estado para esclarecer las presuntas irregularidades.

Tan mal le fue a Elizondo que los legisladores fiscalizarán los dineros, debido a los pobres argumentos presentados por el ingeniero Gustavo Elizondo. Fueron tan inverosímiles, que ni un niño de primaria se hubiera dejado engañar.

Missael Maynez, diputado del PES dijo que existe ausencia de liderazgo en el estado al permitir “malos manejos” en el Fideicomiso, lo que obliga por consecuencia a los señores legisladores, a ponerse el overol y comprobar que efectivamente existen irregularidades financieras en los ingresos de los puentes de paga de Juárez a El Paso.

“Su gobierno miente descaradamente al pueblo de Chihuahua, y no se vale que sigamos atendiendo con políticos de la vieja guardia que están acostumbrados a hacer lo que les da su gana”, dijo el diputado durante la comparecencia del exalcalde de Juárez.

Nada más le faltó llamar las cosas por su nombre y pedirle textualmente al ‘Dino’ Gustavo Elizondo, su renuncia de la secretaria estatal de obras públicas en la capital, porque al final de cuentas, para los diputados, es el hombre responsable de los presuntos desordenes en el manejo de la administración de los ingresos en los puentes.

A Elizondo no le quedó de otra que ‘tragarse’ los argumentos de la exposición relacionada con los proyectos del actual fideicomiso, las líneas de crédito, los gastos y la transparencia. Nadie le creyó.

Los diputados cuestionaron las licitaciones, los actuales proyectos, la seguridad social de los trabajadores y el criterio que regula las asignaciones del Fideicomiso, así como el subejercicio de 171 millones de pesos, de donde solo se ha licitado una parte.

 

Los miedos de EPN /

A principios de año, específicamente el pasado 9 de enero, TORRE FUERTE puso el dedo en la llaga en el caso de la presumible corrupción que señala al presidente de México, Enrique Peña Nieto y a la gente de su gabinete en el caso de la investigación y posterior detención de Alejandro Gutiérrez Gutiérrez ‘La Coneja’ en el estado de Chihuahua.

Peña Nieto ya había sido exhibido públicamente por el gobernador Javier corral en uno de sus viajes a la capital, y era más que obvio, que, desde entonces, creciera la preocupación no solamente del ex presidente nacional del PRI, el sonorense, Manlio Fabio Beltrones, que decidió ampararse por aquellas fechas, sino de los prominentes hombres del gobierno.

Dijimos entonces que EPN se encontraba en un “callejón sin salida”, y así intitulamos el inicio de aquella Torre Fuerte de los primeros días de enero pasado.

Incluso especulamos también sobre el destino y el futuro del ex gobernador de Chihuahua, César Duarte cuando afirmamos que cada día se reduce más el espacio de movilidad de todo el priísmo en el país, y la única alternativa para que el PRI siga transitando y se mantenga en el juego de la política es indiscutiblemente la entrega de la cabeza del exgobernador de Chihuahua, César Duarte Jáquez. Peña Nieto ya no tiene ninguna otra salida”.

Y ese apartado cobra vigencia y tiene relación con la reciente afirmación hecha hace unos días por el secretario de Gobernación, Alfonso Navarrete Prida, que aseguró que el ex gobernador César Duarte podría ser juzgado en libertad por el caso de las denuncias y las imputaciones que fueron presentadas en su contra.

Dijimos desde entonces que, al margen de la señalada incapacidad del gobierno de Javier Corral por el resurgimiento de los asesinatos vinculados al narcotráfico y la detención de Alejandro Gutiérrez, el caso Chihuahua, se ha convertido en la ‘Aduana’ más difícil para el gobierno que encabeza Enrique Peña Nieto. Y el tiempo nos ha dado la razón.

Fue desde entonces, un claro mensaje de que, en las ‘negociaciones’ de alto nivel, alguien quiere cabeza por cabeza.

El ex gobernador César Duarte sigue siendo la premisa mayor, o la ‘suerte principal’ para el gobierno del panista de Chihuahua, antes, en la campaña y después de campaña política de 2016. Es el Duarte de Chihuahua, el político responsable de las finanzas quebrantadas y la histórica deuda de los 50 mil millones de pesos, que ahora ha tenido otros efectos colaterales con la Secretaria de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

En la controversia constitucional promovida por el jefe del Ejecutivo ante la Suprema Corte de Justicia (SCJN) anexa un documento en el que se incluye en calidad de antecedente, una advertencia que hizo el gobernador de Chihuahua, Javier Corral, al presidente Enrique Peña Nieto. Algunos aseguran o lo interpretan como ‘amenaza’.

Se agrega una nota del sitio oficial de Comunicación Social del Gobierno de Chihuahua en la que Corral declaró que la justicia alcanzaría al presidente saliente.

“Lo puedo decir con absoluta certeza, aunque haya hecho lo que haya hecho Peña Nieto para proteger a Gutiérrez y a César Duarte, no se va a ir impune, no quedará impune, tarde que temprano la justicia lo va a alcanzar a él y es muy probable que sea la propia justicia de Chihuahua”, comentó entonces el gobernador el 28 de septiembre en una entrevista concedida.

Es incluida como anexo al oficio 1/1751/2018 en el que se reclaman los actos de la Fiscalía General del Estado, del Poder Judicial y del gobernador, todos de Chihuahua, que pudieran significar acciones judiciales en contra de funcionarios federales.

De ese tamaño el miedo del presidente de México, Enrique Peña Nieto. Sabe que después del primero de diciembre, no habrá defensa o poder alguno que lo pueda librar de las denuncias y del juicio político.

 

Andrés Manuel en Chihuahua / 

En su segunda visita al estado de Chihuahua después de los resultados del pasado primero de julio, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador estará en la capital para darle seguimiento al proyecto de Chihuahua y también se entrevistará en corto, con el gobernador panista de Chihuahua, Javier Corral Jurado.

López Obrador visitará el próximo sábado 20 de octubre la ciudad de Chihuahua, en el marco de la llamada gira de “agradecimiento” que realiza por diferentes entidades del país.

El acto público está programado para efectuarse a partir de las 12 horas en la Plaza Francisco Villa, a un costado del edificio Héroes de la Revolución en Chihuahua, según lo confirmado por el diputado federal, Juan Carlos Loera de la Rosa.

Se espera alrededor de 10 mil almas, y los partidarios de Morena y los fans de AMLO preparan también viajes a la capital desde diferentes municipios de la entidad, especialmente de Juárez.

Según lo que ha trascendido, en la visita, se espera que López Obrador presente los 25 proyectos prioritarios para Chihuahua, entre los que destacan apoyos económicos a jóvenes y adultos mayores, así como la construcción de tres universidades públicas.

Fidel lleva la ‘fiesta en paz’ /

Fidel Villanueva, presidente del Consejo de Anapromex ni quieren broncas, sino la solución y la respuesta de los gobiernos en el asunto de los carros ‘chocolate’.

Estará en la capital para aprovechar la visita de Andrés Manuel López Obrador, y asegura que amarrará el proyecto de la “ley de vehículos de procedencia extranjera”, la cual dice, ya trabaja de la mano con algunos diputados federales del partido de Morena, entre ellos, Guillermo Guzmán.

Villanueva fue uno de los muchos actores sociales que durante la campaña se presentaron ante AMLO para pedirle el apoyo al asunto de los vehículos irregulares que circulan en la entidad.

Pero, a decir verdad, Fidel quiere amarrar también por lo pronto, y ante el gobernador de Chihuahua, Javier Corral, un acuerdo para evitar que se lleven a cabo detención de vehículos irregulares.

Al menos dijo que le van a entregar un oficio para pedir protección del gobierno federal y para que saquen también las manos la gente del estado de Chihuahua.

Ya tiene de su lado al presidente Armando Cabada, y asegura que logrará un buen acuerdo durante la visita del presidente de México.

Y usted no esta para saberlo, ni yo para contarlo, pero Anapromex quiere darle seguridad a sus asociados y mantener un amplio padrón de tenedores de autos irregulares que circulan con un engomado que expide esa asociación.

Le apuestan a la regularización en 2019 y al proyecto que en campaña le entregaron en sus manos al nuevo mandatario de México. Fidel quiere llevar la ‘fiesta en paz’.

Deja un comentario:
Mario Héctor Silva
Periodista y Analista Político | [email protected] |

Periodista y Analista Político.

Torre Fuerte la columna del quehacer político se publica todos los días.
Si quiere compartir información, puede hacerlo a mi correo personal y será tratado con toda confidencialidad.

You must be logged in to post a comment Login