TORRE FUERTE: FICOSEC, la ‘gran estafa’

By on 24/09/2018

TORRE FUERTE

  • FICOSEC, la ‘gran estafa’
  • Elizondo con cuenta pendiente
  • Sergio Almaraz cierra la pinza
  • Trasfondo en rebelión priista
  • César Jáuregui vs Javier Corral

 

FICOSEC, la ‘gran estafa’ /

Paralelo a los recientes cambios y movimientos al interior del gabinete estatal y los avances que mantiene en el proceso de ‘Justicia para Chihuahua’, el gobernador de Chihuahua, Javier Corral Jurado, está obligado moralmente a resolver todos los misterios de la opacidad que prevalece, desde su creación en 2013 y hasta la fecha, el famoso proyecto del Fideicomiso para la Competitividad y Seguridad Ciudadana (FICOSEC), donde existen indicios de una ‘gran estafa’.

El periódico Norte digital del empresario Oscar Cantú Murguía, decidió echarle toda la carne al asador a las irregularidades y malos manejos, del que se conoce y presume como el “gran fraude”, así como lo intituló ese sitio digital, argumentando que existe opacidad superior a los 520 millones de pesos, y de los cuales, dos hombres cercanísimos y protegidos por la empresaria y también influyente miembro del gabinete estatal, Alejandra de la Vega Arizpe, deben dar cuentas, a la justicia sobre el irregular manejo de las cuentas y de los ‘ríos’ de dinero que corrieron durante el sexenio del ex gobernador de Chihuahua, César Duarte Jáquez.

Ellos son: el empresario Jorge Contreras Fornelli y el ex ejecutivo y gerente general de ADC de Juárez, Mario Dena Torres, quienes están enterados de todos los movimientos internos con los recursos que fueron destinados irregularmente a muchos programas que no cumplían con la asignación de recursos del Comité Técnico de Ficosec.

Le siguen también otros funcionarios y hasta directivos de Desarrollo Económico de Ciudad Juárez, quienes también se beneficiaron y mal utilizaron millones de pesos, cuyos recursos no cumplieron con los principios de transparencia, de acuerdo a los expedientes de las Auditorias Superior de Justicia de 2014 y 2015, años en los que gobernaba César Duarte, y mismos años en que todos estos empresarios referidos, aplaudían al ex gobernador, hoy paradójicamente, señalado, acusado y perseguido judicialmente por el mandatario panista de Chihuahua.

La opacidad en el manejo y destino de los recursos es brutal, pero no sólo afecta al caso del Fideicomiso en Ciudad Juárez, sino también le pega al empresario y presidente del Consejo de Administración de American Industries, el chihuahuense Luis Lara, que al igual que Jorge Contreras Fornelli tienen responsabilidad sobre la administración de los fondos y el dinero de las aportaciones vía pago del 5 por ciento del Impuesto Sobre Nómina (ISN) hecho por los empresarios de la entidad y entregado a través del Fideicomiso que fue creado.

Un asunto que no ha resuelto el gobernador de Chihuahua, Javier Corral a pesar de la intervención temprana del inicio de la administración -durante la presentación de su gabinete en el edificio del Museo de la Revolución (MUREF) en Juárez, por parte del viejo político y aliado del panismo de los años ochenta, el abogado Sergio Conde Varela, quien ocupó la secretaria del Ayuntamiento con Francisco Barrio Terrazas.

El aguerrido abogado, también amigo y artífice de la campaña del extinto Francisco Villarreal Torres, encaró esa media mañana a Corral y a la mismísima empresaria, Alejandra de la Vega Arizpe, para intentar arrancar el compromiso de que el caso del Ficosec y de muchos otros fideicomisos más fueran investigados por el entonces mandatario electo, recién ganador de la elección de 2016.

En los arrabales y los submundos de la política, al empresario Jorge Contreras Fornelli lo identifican más de tres, como el mismo hombre que ha aprovechado toda su influencia y poder y cercanía heredada por el finado Federico de la Vega Matthews, para escalar en los niveles de la corrupción, ayudado y protegido ahora por la millonaria empresaria juarense. Lo consideran el verdadero ‘padrino’, no sólo por los hilos conductores con la gente del poder económico, sino por su relación con policías y gente ligada a la delincuencia organizada, la cual se consolidó con el policía de las confianzas de César Duarte: el comandante y ex jefe de la Policía Estatal Única (PEU), Pablo Ernesto Rocha.

Torre Fuerte, tienen copias de los documentos de los expedientes donde la ASE hace más que una serie de observaciones y desaprueba la forma que el dinero fue utilizado, y que más que privilegiar los programas de prevención, fue utilizado para destinarlo a gasto corriente y equipo de algunos organismos del sector privado como fue el caso de Desarrollo Económico de Juárez. Coincide en ello también el sitio de Nortedigital.mx

“Sus fundadores Jorge Contreras Fornelli y Mario Dena imponen decisiones en todo sentido y dirección, incluso por encima de los integrantes del consejo al que han defraudado tras haberles depositado la confianza”, señala en su denuncia e investigación periodística el medio del empresario Cantú Murguía.

La llave fue que los integrantes de algunos organismos privados crearon sus propias asociaciones civiles, las cuales fueron utilizadas como “empresas” para jalar los recursos públicos. Pero los funcionarios y empresarios señalados como presuntos responsables, algunos en abierto conflicto de interés, fueron ‘premiados’ y protegidos en el gobierno deJavier Corral.

Las malas prácticas en la rendición de cuentas, las irregularidades de los expedientes de la Auditoria Superior del Estado y el tráfico de influencias, dieron al traste con la pretensión y compromiso público hecho por el mandatario estatal aquella mañana en el Muref, donde presentó a su gabinete en Ciudad Juárez.

Hay detalles burdos e incluso opacidad en las operaciones fiduciarias con los bancos.

Hay una danza de cifras sobre las presuntas irregularidades donde los empresarios Luis Lara en Chihuahua y en el sur de la entidad, y Jorge Contreras en el norte de la entidad, son los responsables de la opacidad que corresponde a la cifra estimada de los 520 millones de pesos, y de presumible ‘sociedad’ y ‘alianza’ con los mandos policiales y con el entonces gobernador de la entidad.

El gobernador panista de Chihuahua, Javier Corral, está obligado a investigar a fondo y a castigar también en el proceso de justicia a los empresarios que le metieron las manos al cajón de los dineros, y que se vieron beneficiados en la utilización y malversación de fondos.

En los hechos, y a pesar de los muchos millones de pesos que se gastó FICOSEC no existe sustento para frenar ni hacer frente a la inseguridad, y allí está el caso de los centenares de asesinatos que han ocurrido en la entidad, principalmente en Ciudad Juárez, durante el gobierno del ‘Nuevo Amanecer’ y en el gobierno independiente de Armando Cabada Alvídrez, que han fracasado para prevenir el crimen.

Elizondo con cuentas pendientes /

Otro empresario, por cierto, exalcalde de Juárez, que está en la misma tesitura de dudas y opacidad sobre el manejo de los dineros en el Fideicomiso de Puentes Fronterizos de Chihuahua es el tamaulipeco Gustavo Elizondo Aguilar.

De acuerdo con los últimos datos vertidos a la opinión pública, las cuentas no cuadran con el uso y concepto de muchos millones de pesos, entre ellos el relacionado al renglón de viáticos, donde tan todo en este caso, el famoso Fideicomiso creado por decreto presidencial para apoyar a Ciudad Juárez, existe un gasto de 3.6 millones de pesos. Y ese dinero corresponde únicamente al primer semestre de 2018.

Hay que rascarle atrás, porque la presunción sobre muchas otras irregularidades no se sujeta única y exclusivamente al caso de los viajes y al pago de los empleados, sino a otras partidas a proveedores y diversos destinos, y cuya administración es única y exclusivamente responsabilidad del ex presidente municipal de Juárez, Gustavo Elizondo Aguilar, otro hombre que fue ‘premiado’ por el gobernador, que decidió incluirlo como nuevo secretario de comunicaciones y obras públicas.

Suficiente que, en Ciudad Juárez, el alcalde independiente, Armando Cabada y los regidores del Ayuntamiento, al igual que los diputados exijan una auditoria sobre las cuentas, y pidan la separación temporal del funcionario para que se realice una investigación sobre el manejo de los dineros del famoso Fideicomiso de los Puentes Internacionales.

Según los datos que han salido a la luz pública, ni los gastos sobre 42 presuntos viajes, ni las facturas entregadas por los servidores y funcionarios del Fideicomiso cuadran.

Hace unos cuantos días, el exalcalde y entonces responsable del Fideicomiso aseguraba que se trataba de “errores” en el reporte de los gastos. Afirmó que “era imposible que el fideicomiso entonces bajo su dirección hubiera hecho gastos millonarios en los viajes realizados”.

El periódico de mayor circulación en la ciudad documentó la semana pasada que el gasto más alto corresponde a una reunión del 12 de abril en la Secretaría de Comunicaciones y Transportes de la Ciudad de México, donde, de acuerdo con la información reportada por el fideicomiso, se erogaron 2 millones 95 mil pesos. Le sigue en monto otra reunión, en la misma dependencia federal, realizada el 2 de abril, con un gasto de 715 mil pesos.

Hay también viajes ‘fantasmas’, de pagos de hospedaje, al que no asistieron funcionarios. Vaya, obliga a que los diputados de oposición encaren al gobierno y le exijan cuentas, no sólo al gobernador de Chihuahua, sino al mismísimo empresario y exalcalde de Juárez.

Sergio Almaraz cierra la pinza / 

Finalmente, el alcalde del gobierno independiente, Armando Cabada Alvídrez, decidió pagarle al grupo político-policiaco encabezado por el ex fiscal general, Jorge González Nicolás y el policía Pablo Ernesto Rocha, la costosa y considerada última factura de su gobierno reelecto en Ciudad Juárez.

Le entregó en bandeja de plata, el control de todos los integrantes y mandos de tránsito a Sergio Almaraz Ortiz, hijo del finado abogado, Sergio Almaraz Mora, y dejo fuera a Verónica Jaramillo Argüelles, que fue relegada a otra responsabilidad.

Sergio Almaraz Ortiz, ex fiscal de la zona centro con César Duarte, es el mismo hombre que al igual que sus ex jefes y otros mandos policiales, reprobó los exámenes del Centro de Evaluación y Control de Confianza del Sistema Nacional de Seguridad (SNS) y enfrenta una investigación por presuntamente archivar, sin justificación, indagatorias por corrupción y peculado contra el exgobernador, César Duarte Jáquez, y dos de sus colaboradores, según la influyente revista Proceso.

En su edición de abril de 2017, se señala que Almaraz Ortiz fue señalado, junto con el exfiscal general, Jorge Enrique González Nicolás, y el exdirector de la Policía Estatal Única, Pablo Ernesto Rocha Acosta, así como otros mandos, por evadir exámenes de confianza durante el sexenio anterior.

Pero sobre el gobierno del ‘independiente’ Armando Cabada, existen otras cabezas e intereses de peso. El presidente municipal no podrá remover a Sergio Almaraz Mora, como tampoco al ratificado jefe de la policía municipal, Ricardo Realivázquez, porque los intereses trascienden a la política y a la decisión de los gobernantes. Hay compromisos de cofradía y de sangre.

Es decir, todas las fuerzas policiacas en Juárez que dependen del alcalde Cabada están unificadas en torno al mando de un solo grupo, y es una estructura de mando, que nos cuentan, sirve a otros intereses mayores en este punto del país.

Trasfondo en rebelión priista /

La rebelión de algunos jóvenes priistas de la frontera y de la capital en contra del diputado y líder del priismo, Omar Bazán Flores en la entidad quedó sofocada.

Homero Sagarnaga Durán, líder estatal de ese grupo y Alberto Ju Armendáriz de ‘Vanguardia Juvenil’ sacaron la cara por el presidente estatal Omar Bazán, y acusaron de “desleales” a quienes quieren derrocar al dirigente estatal del PRI.

La chaviza tendrá que juntar más piedras para hacerse escuchar porque ni en la capital ni en Juárez hubo eco a sus comprensibles demandas de la renovación de las dirigencias del PRI.

Suena gracioso, pero acusaron a Omar Bazán y a su grupo de querer “vivir” del partidazo, o mejor dicho de lo que queda de él. Y aseguran haber descubierto el hilo negro de la corrupción y de los malos manejos que se dan desde su fundación.

Pero en la grilla siempre existe trasfondo y se habla de que detrás de los intentos por remover a Bazán, aparecen “Alex D”, “Marco” y “Lily”, y no le pusieron apellidos.

César Jáuregui vs Javier Corral. /

La ex diputada federal y ex candidata al Senado, Rocío Reza, segunda en la formula con su correligionario, Gustavo Madero Muñoz que sí logró entrar al senado como primera minoría, es la candidata que han perfilado los mandos desde el Comité Ejecutivo Nacional para ocupar la dirigencia estatal que dejara oficialmente a principios de noviembre el dirigente estatal y diputado local, Fernando Álvarez.

Y aunque afirman que la alcaldesa de la capital María Eugenia Campos tiene su gallo, la apuesta es doble contra sencilla de que el gobernador pondrá a Reza como nueva dirigente del comité estatal.

Y para evitar que el panismo siga cayéndose en pedazos no habrá proceso interno, sino candidatura de “unidad”.

Habrá que ver si el gobernador de Chihuahua y sus operadores se pueden aventar esa ‘faena’, o si de plano, desde ahora, el control del partido y la candidatura a la sucesión en 2021 la toma desde ya la señora presidenta de Chihuahua.

Por lo pronto ya Maru Campos en su papel de “primera panista de la capital” retó al gobernador y dijo que tomará decisiones relacionadas con el proceso de cambios en el albiazul de la capital.

Se menciona a Marcos Bonilla, a Gabriel Díaz y hasta Mario Vázquez Robles, pero es un hecho que si Maru quiere enfrentar a Javier Corral tendrá que hacerlo con el secretario del Ayuntamiento, César Jauregui Moreno.

Deja un comentario:

¿Quieres compartir información o enviar boletines de prensa?
Envíanos un email.

Síguenos en nuestras redes sociales.

You must be logged in to post a comment Login