Necesita Volaris, bajar de la nube en que anda

By on 05/12/2018
Lic. José Cruz Pérez Rucobo

Este lunes 03 de diciembre, tuve una pésima experiencia con la línea de transporte aéreo Volaris, en días anteriores tuve tres vuelos con ellos, en la primera tuvieron un retraso de una hora y media, en la segunda el retraso fue de tres horas y media (ahí hubo una razón fundada, ‘banco de niebla en Guadalajara’), la tercera fue de una hora, en el cuarto abordaje en el vuelo de Guadalajara a Cd. Juárez, por una estupidez mía (debido a que estaba en el aeropuerto desde hacía seis horas), me presenté a abordar el vuelo a las 6:15 am el vuelo estaba programado para las 6:30 am y… ya se había ido.

Fui a la oficina de Servicios Especiales, para que me re programaran el vuelo en la próxima salida, el servicio se llama “Stand By”, mi molestia fue que el nuevo vuelo me iba a costar más del doble del precio original, debo de hacer la aclaración que habíamos muchas personas en situación similar, algunas damas rompieron el llanto a tan anómala situación, los empleados prepotentes no nos daban ninguna opción y se nos trataba descortesmente (no en mi caso por no admitir un trato despótico). En lo personal no tenía el efectivo para cubrir el costo de los nuevos boletos, y los desgraciados no se conduelen de las personas en desgracia porque así lo dice su reglamento y lanzan a las personas a la calle sin ningún miramiento, carecen de toda humanidad.

Mi situación personal fue resuelta porque mi hija que vive en Cd. Juárez compró los tres boletos (mío de mi esposa e hija), salvando con ello la situación, sin embargo, no todos tenemos a personas solventes que nos auxilien en esos apuros, ¿seguirá Volaris actuando como una compañía mercenaria? ¿La humanidad es letra muerta para ellos? ¿Creen ganarlas todas y siempre? Me comentó un empleado de la misma compañía que vio mi caso, se indignó y se solidarizó, “Hace dos años la empresa era otra cosa, se atendía mejor al pasajero y había un trato más cortés, que todo fue que llegaran a puestos directivos unos españoles, para que las medidas se endurecieran no tomando en cuenta el factor humano”.

Lo que esas personas y la compañía misma no entienden, es que, el negocio de la transportación aérea es sumamente competido y que con este tipo de acciones se acuchillan a sí mismos, el prestigio una vez que se ha perdido no se recupera jamás, que las personas no tenemos un Holding de abogados para llevar nuestros casos, pero, tenemos como en mi caso, acceso a la opinión pública y que además, no estamos dispuestos a ser pisoteados. Sirva esta denuncia para darle voz a mucha gente que ha sido atropellada por esa infame compañía mismos que siento como compañeros de desgracia.

Mis acciones comprenden una denuncia ante la PROFECO y una demanda por la vía legal, una fundamentada queja en la empresa misma, aún así, considero que esta exposición pública en los medios de comunicación, habrá de tener más, mejor alcance y penetración. “Cuando vaya a elegir línea aérea, hágase un favor, no escoja a Volaris”.

Deja un comentario:

¿Quieres compartir información o enviar boletines de prensa?
Envíanos un email.

Síguenos en nuestras redes sociales.

You must be logged in to post a comment Login