Mando militar sería la peor regresión en seguridad: Gobernador a Diputados

By on 09/01/2019
Javier Corral en audiencia con diputados

Ciudad de México – El gobernador Javier Corral Jurado llamó a los diputados federales a no aprobar la militarización del país con la Guardia Nacional ya que, por mucho, es la peor intentona de institucionalizar el mando militar en la Seguridad Pública, sería además una regresión al camino que están tomando los países en esa materia e iría a contrapelo de los derechos humanos y el federalismo

“La subordinación de la Guardia Civil al mando militar es el principal error de esta iniciativa que debe ser corregido. La Guardia Civil, per se, no es una mala figura, puede ser un mecanismo que funcione si con todo y formación e instrucción militar, con reclutamiento militar, sus integrantes, una vez que lo sean, dejan de ser militares y se subordinan a un mando civil”, señaló el mandatario.

Durante su participación en las audiencias convocadas por la Cámara de Diputados para la integración de la Guardia Nacional, el gobernador de Chihuahua indicó que se opone a esta reforma por los mismos argumentos que esgrimió con Felipe Calderón en 2011 y con Enrique Peña Nieto cuya Ley de Seguridad Nacional fue cancelada por la Suprema Corte.

Se trata, dijo, de una reforma que invade la soberanía de los estados, ya que pretende que la Guardia Nacional persiga delitos del fuero común y eliminar las policías estatales o municipales; que además va a contrapelo del federalismo y que amenaza a las entidades federativas con cancelarles participaciones en materia de Seguridad Pública si no acreditan la profesionalización y la reestructura de los cuerpos policiacos locales.

Hizo votos porque las mesas de trabajo convocadas por la Cámara de Diputados no sean un proceso de simulación y señaló que se presenta un momento de oportunidad para juntos construir la mejor estrategia para enfrentar la emergencia de seguridad pública que vive el país.

El gobernador señaló que no se debe entregar, en la desesperación, el control de la seguridad pública a las fuerzas armadas desde el estatus constitucional para institucionalizar el modelo militar.

“Si la Ley de Seguridad Interior fue un error, porque en los hechos perpetuaba lo temporal al quitar los incentivos para construir una Policía Civil Fuerte, la Guardia Nacional en la Constitución, pero sobre todo subordinada a la Secretaría de la Defensa Nacional, es un error más grave que los intentos de Calderón y de Peña Nieto por militarizar la Seguridad Pública de México”, indicó Javier Corral.

Agregó que un estudio titulado “Seguridad pública en el mundo, ¿Quién está al mando?” del investigador especialista en seguridad pública del SIDE y la Universidad Autónoma de Coahuila, Víctor Manuel Sánchez Valdez, en el que analiza los mandos de las policías de 200 países, arroja que es claro que la tendencia es hacia los mandos civiles.

Dicho estudio arrojó que 67 por ciento de los países tienen mando civil, el 8 % es predominantemente civil, el 8.5 % es concurrente y el 16.5 % es predominantemente militar, cuatro categorías que conforman el 100 %.

Mientras que en México se propone transitar de la primera a la cuarta categoría, la que el mundo está dejando atrás y que tiene que ver con romper una tradición constitucional mexicana de primacía de lo civil sobre lo militar.

Cuestionó: ¿Para qué creó el Gobierno de la República una Secretaría de Seguridad Pública? ¿Para qué desincorporó de la Secretaría de Gobernación y creó una nueva Secretaría de Seguridad Pública? Todo para que esta nueva Secretaría de Seguridad Pública no tuviera Policía.

“En ninguna parte del mundo hay Secretario de Seguridad sin mando sobre la Policía. Es otra figura, es un coordinador de Planeación, es un secretario técnico, puede serlo del Gabinete de Seguridad, pero Secretario de Seguridad en sí mismo, no lo es. Es una contradicción con la principal Reforma Orgánica propiciada por el nuevo Gobierno de la República”, señaló.

Además, agregó que la Reforma va a contrapelo de la tendencia del mundo en materia de promoción, defensa y garantía de los derechos humanos porque está acreditado en la experiencia mexicana e internacional, que esa formación, la militar, no sirve a las de funciones Seguridad Pública, porque esa formación prevalece, a la hora del operativo de la contingencia del ejercicio de la función.

“Y va a contrapelo de los derechos humanos, no solo por las opiniones que destacados organismos internacionales han dado en esta materia, no solo Human Rights Watch o a Amnistía Internacional, sino a los organismos internacionales de los que México ha suscrito tratados, convenios, de los que ha reconocido su jurisdicción, como la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos que han señalado la necesidad de que estos organismos estén en manos civiles”, reiteró Corral Jurado.

Llamó a los diputados a no aprobar una regresión: “Yo creo que ustedes no estarán luchando en términos reales, por ser o tener el primer lugar, diría yo, el dudoso honor del primer lugar en términos de regresión legislativa en materia federalista”.

Tenemos, dijo, un memorándum específico para convencer a estas comisiones legislativas, de que con cambios fundamentales, esta reforma puede transitar. No mando civil, no mando militar, mando civil a la Guardia Nacional. Una transferencia completa y absoluta de los miembros de la Policía Militar y Naval a la Guardia Civil, y por supuesto la cancelación de los transitorios que amenazan la autonomía de los estados.

El mandatario de Chihuahua señaló que el país necesita urgentemente de un consenso en materia de seguridad pública y combate a la delincuencia organizada, pero “necesitamos ser capaces de construir una estrategia constitucional y legal, acorde al tamaño de la crisis”.

A nadie le sirve un proyecto como este que de entraba vulnera facultades de los estados, genera enormes dudas, inquietudes y preocupaciones en materia de derechos humanos y además coloca en una relevancia constitucional la operación de la seguridad pública en las fuerzas armadas, indicó.

Aclaró también que no deja de reconocer la labor y auxilio indiscutible de las Fuerzas Armadas, ya que cuando uno discute estos casos, no es ahora la excepción, siempre se traduce que quien se opone a la participación permanente de las fuerzas armadas en tareas de seguridad pública, es que se opone a las fuerzas armadas y se quiere traducir como una crítica a esa labor.

“Con esos riesgos que yo ya he jugado con dos anteriores presidentes de la República, con la misma convicción y la misma consistencia, vengo a decirles que este es el modelo exactamente equivocado que no hay que aprobar. Espero que se corrija la minuta”, dijo a los legisladores.

Deja un comentario:

¿Quieres compartir información o enviar boletines de prensa?
Envíanos un email.

Síguenos en nuestras redes sociales.

You must be logged in to post a comment Login