Economía Naranja

By on 14/11/2018
Lic. Nancy Carbajal

Entender exactamente a qué se refiere el estudio de la economía o a qué se dedica un economista suele ser un tema complejo. Pues bien, etimológicamente la economía está relacionada con la administración del hogar, sin embargo, es una ciencia social que estudia la escasez, es decir la administración de los recursos limitados para necesidades ilimitadas.

Los principales objetos de estudio de la economía a lo largo del tiempo han sido la fijación de precios de los bienes y de los factores productivos (tierra, producción, capital y tecnología), el comportamiento de los mercados financieros, la ley de oferta y demanda, las consecuencias de la intervención del Estado sobre la sociedad, la distribución de la renta, el crecimiento económico de los países y el comercio internacional. Todos estos factores afectan a la forma en que se asignan los recursos, la economía trata de asignar esos recursos eficientemente.

Si bien a lo largo de la historia los distintos autores han dado distintas definiciones y objetos de estudio, recientemente se ha popularizado la idea de una “economía naranja” la cual se refiere al conjunto de actividades que de manera encadenada permiten que las ideas se transformen en bienes y servicios culturales, cuyo valor se basa en su contenido de propiedad intelectual.

El auge de esta economía naranja surge si se comprende la aplicación en el contexto actual de los procesos productivos, pues bien, esta economía comprende como la formación en capital humano, las estructuras productivas y el apoyo a los nuevos emprendimientos pueden desencadenar en productos, procesos, servicios de calidad y de alto contenido innovador.

Al igual que la economía en general comprende varios aspectos: micro y macro, la economía naranja incluye el análisis de la economía creativa que comprende varias industrias como la industria cultural, industria de la difusión, industria turística y deportiva, por lo que esta economía se enfoca en actividades como las imprentas, los medios de comunicación, multimedios, software, editoriales, teatros, turismo y deportes. Si bien estas actividades de suelen asociar al ocio y la recreación, las ganancias económicas de estos actores generan millones de pesos en América Latina, puesto que se generan empleos y derrama económica a partir de la difusión y la investigación.

La economía naranja va más allá de tener ideas, sino de ser innovador y tener impacto social, la economía naranja es la base para que los nuevos emprendimientos funciones.

Deja un comentario:
Nancy Carbajal
Columnista • Economista

Lic en Economía de la UACJ y Candidata al Grado de Maestra en Ingeniería Económica por la Universidad la Salle. Columna semanal sobre temas de economía, finanzas, política y sociedad.

You must be logged in to post a comment Login