Anatocismo y el INFONAVIT

By on 30/10/2018
Lic. Raúl Sabido

El anatocismo es la acción de cobrar intereses sobre los intereses de mora derivados del no pago de un préstamo.

Generalmente, cuando se efectúa un préstamo, se determina una cuota mensual a pagar que es la suma de una cantidad que amortiza el capital prestado más los intereses generado por ese período de tiempo.

Por tanto, el anatocismo consiste en que a la persona que no pague la totalidad o una parte de la cuota que le correspondía para un período determinado, el monto dejado de pagar se le sumará al capital prestado, y por ende pasará a formar parte del monto al cual se le calcularán los nuevos intereses.

El anatocismo fue siempre rechazado por el derecho romano, que la prohibía terminantemente en la legislación de la época republicana, tal prohibición fue consagrada por la legislación de Justiniano, que estableció en su célebre Código: “Ut nullo modo usurae usurarum a debitoribus exigantur”. (“Esa no es la forma de pagar los intereses de los intereses de la deuda”)

En las legislaciones modernas existen dos tendencias definidas: la de la prohibición absoluta y la de prohibición relativa, ya que en ellas se autoriza según concurran determinadas circunstancias. Pero en todos estos últimos casos, la presencia de esta posibilidad siempre está constituida como excepción y ello se debe a la clara intención del legislador de evitar la usura o el enriquecimiento indebido del acreedor.

El ANATOCISMO es la capitalización de los intereses, de modo que sumándose tales intereses al capital original pasan a redituar nuevos intereses o sea el capital original más los intereses generados dan como resultado el nuevo capital que generará nuevos intereses, ello es denominado también interés compuesto.

La legalidad del anatocismo en México se da desde que se lleva a cabo un contrato donde se establece claramente la capitalización de los intereses ya sea un contrato de inversión o de deuda de tal manera que se lleva a cabo de conformidad entre los firmantes la fórmula del interés compuesto o capitalización de los intereses y con ello, en los dos sentidos deuda o inversión, se le da la vuelta al término de anatocismo al momento del acuerdo de voluntades en forma contractual.

El anatocismo se detona cuando se aplica en forma unilateral por el acreedor y se lleva a cabo la capitalización de los intereses devengados más los intereses de mora, según ya los criterios de la Suprema Corte de Justicia de México.

Más sin embargo existen contra indicativos claros y contundentes que desvirtúan el sentido de la jurisprudencia de la SCJ como es:

“La usura, anatocismo, como cualquier otra forma de explotación del hombre por el hombre deben prohibirse por la ley, en tanto que no instituyan límites, parámetros o elementos que permitan a los particulares y a las instituciones de crédito normar su criterio en la aplicación de los intereses que pudieran derivarse de las diversas conveniencias que celebran al tipo de interés pactado, y así en orden al mandato constitucional las autoridades están obligadas a no aplicar disposición legal alguna que sea incompatible con ellas, como es la usura.”

Ahora bien, tenemos un ejemplo claro de unilateralidad con severa práctica de anatocismo en México y desgraciadamente en un organismo de carácter social como lo puede ser el INFONAVIT.

Cual es la visión y misión del Infonavit:

Visión

Ser de las mejores instituciones del Estado mexicano, reconocida por su autonomía de gestión, solidaridad social, modelo de gobierno tripartito, transparencia y rendición de cuentas; que ofrezca productos financieros a la medida de las necesidades de vivienda y ahorro de cada derechohabiente, a través de rendimientos competitivos y servicios de calidad.

Misión

Generar valor para las y los trabajadores, sus familias y comunidades a lo largo de su vida laboral, a través de productos financieros que les permitan ahorrar y acceder a soluciones de vivienda que incrementen su patrimonio y mejoren su calidad de vida de forma sostenible.

Vamos poniendo un ejemplo, de tantos que me han permitido conocer de cerca:

Un Derechohabiente adquirió una casa con crédito Infonavit 100 con un valor de $595,000 de los cuales su crédito se ejerció por $395,000 ya que sus recursos en el fondo de vivienda aportó cerca de los 200,000 pesos al valor de la casa.

Su crédito sería pagado en 8 años con sus descuentos por nómina y las aportaciones patronales.

Por circunstancias de la vida y laborales su crédito entra en mora y comenzó a negociar con el INFONAVIT, esas negociaciones llevaron 3 años para que le autorizarán una de las infinitas opciones que tiene el instituto para los casos en mora, mientras el instituto no resuelva el crédito está en stand bye, no puede haber ningún proceso judicial mientras el trabajador esté en proceso de negociación y el instituto en proceso de resolución.

El instituto resuelve realizar un convenio judicial con el trabajador en donde el trabajador acepta la “daciòn en pago” mientras el Instituto acepta un pago mensual sumamente bajo hasta por los 360 pagos que establece el contrato original y firmado ante notario, el límite de pago son los 360 pagos del contrato de los cuales los pagos tendrán un crecimiento anual de acuerdo al salario mínimo general.

Al momento de firmar el convenio judicial ante un juzgado se le presenta el saldo por el cual firmará que es $595,000 pesos, ese es su nuevo valor del crédito INFONAVIT.

¿Qué perdió el trabajador?

Al momento de firmar el convenio judicial el trabajador otorga en “daciòn de pago” su casa por el simple hecho de dejar de pagar TRES mensualidades no consecutivas del convenio, sin posibilidades de poder acceder a nuevo convenio.

La aportación de $200,000 de su fondeo de vivienda cuando adquirió la casa porque se los desaparecieron del saldo del crédito al momento de la firma del convenio judicial más $270,000 por concepto de pagos nominales hechos durante los primeros 5 años del crédito de la vivienda,

Para poder llegar al convenio judicial el trabajador renunció a $470,000 para dar paso al nuevo saldo del crédito de INFONAVIT que es de $595,000

No solo le cobraron los intereses de mora, le desaparecieron de un plumazo su aportación de vivienda aportado al crédito, le desaparecieron sus 60 primeros pagos del crédito y se lo sumaron a su nuevo saldo del crédito de donde se detonaran todos los intereses y cargos que genera el INFONAVIT año tras año y trimestre tras trimestre.

De una manera disfrazada, oculta y actuando con toda ventaja porque el trabajador se encuentra en estado de indefensión absoluta el INFONAVIT se cobró por medio del anatocismo el crédito en mora del trabajador.

Los trabajadores que negocian con el INFONAVIT a través de sus despachos de cobranza “INFONAVIT AMPLIADO” son los que buscan salvar su patrimonio y recursos pero es precisamente el INFONAVIT quien a través del proceso de dilación los lleva a una situación de indefensión absoluta.

El nuevo gobierno de la república debe manifestarse sobre este asunto que ha golpeado a miles de trabajadores que están, han o van a perder sus patrimonios., es gravísimo este asunto que está pulverizado, atomizado y es por ello que poco se conoce.

Son los Delegados del nuevo Gobierno Federal los que deberán adentrarse en este asunto que es grave, usurero y corrupto que está lastimando seriamente a miles de trabajadores en todos los estados de la República.

El INFONAVIT no le rinde cuentas a nadie, no le rinde al Congreso, a la administración Federal, a nadie ya que lo han llevado a una entidad independiente y autónoma, es necesario que los Diputados y Senadores tomen en sus manos la investigación correspondiente para actuar en el futuro en consecuencia.

PD.- Esta columna llegará a algunos Diputados y Senadores de Morena y del Partido del Trabajo.

Deja un comentario:

Egresado de la Facultad de Comercio y Administración por la Universidad Autónoma de Tamaulipas. Su desarrollo profesional ha sido en empresas privadas en posiciones directivas donde a logrado acumular 42 años de servicio.

You must be logged in to post a comment Login