Exhortan a cuidar alimentación de los niños

By on 15/08/2018

Ciudad Juárez, Chih. – Ante los altos índices de sobrepeso y obesidad en los niños, la Secretaría de Salud hace un llamado a los padres de familia a cuidar la alimentación de los niños.

La combinación de la poca o nula actividad física, consumo de alimentos fritos o con gran contenido de carbohidratos y de bebidas azucaradas, son los principales causantes de la obesidad infantil.

De acuerdo con estadísticas de la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición ENSANUT 2016 se evaluó la prevalencia de sobrepeso y obesidad en niños, adolescentes y adultos.

En base a los resultados de esta evaluación tres de cada 10 menores entre 5 a 11 años de edad padecen sobrepeso u obesidad, mientras que en adolescentes de 12 a 19 años casi cada 4 de cada 10 adolescentes presenta este mismo padecimiento.

En la Jurisdicción Sanitaria II, la tendencia se mantiene con un promedio del 34% de los niños con sobrepeso u obesidad.

“Ahorita en el municipio hemos disminuido lo que es la desnutrición, sin embargo se ha elevado el sobrepeso y la obesidad, el problema con los niños es que si no prestamos atención ahorita en su infancia y adolescencia a que tengan su peso normal, lo que puede conllevar a que sean adultos o jóvenes enfermos” comentó la Coordinadora del Programa de Nutrición de la Jurisdicción Sanitaria II, licenciada Susana García Renovato.

Algunos de las predisposiciones que existe para desencadenar diabetes derivado del sobrepeso y la obesidad: si además el menor nació con bajo peso, su mamá tuvo diabetes gestacional, le empezaron a dar alimentos sólidos antes de los seis meses de edad o no lo alimentaron al seno materno, tiene mayor posibilidad de desarrollar diabetes mellitus.

Es muy importante que a los menores con obesidad se les practiquen estudios que permitan la detección temprana de la diabetes, ya que un control adecuado retrasa la presencia de complicaciones crónicas como la insuficiencia renal.

La principal prueba para detectar la diabetes infantil es la medición de los niveles de glucosa en sangre de forma aleatoria, es decir, en distintas horas y en varias cantidades. Cuando los niveles de azúcar están por arriba de los 120 puntos, es muy probable que el niño tenga diabetes.

Los niños con diabetes deben someterse a un tratamiento integral que incluye dieta alimenticia de acuerdo con sus necesidades, actividad física y control con medicamentos en caso de que se requiera.

También existen los factores psicológicos, como el estrés familiar que a algunos niños los lleva a comer de más como una forma de canalizar sus emociones.

Para que un tratamiento funcione, se debe involucrar, sobre todo, a los padres de familia. Ellos pueden recibir orientación y capacitación en las unidades públicas de salud para el uso de insulina, monitoreo de la glucosa en casa, práctica del ejercicio, alimentación saludable, reducción del consumo de alimentos procesados o con alto contenido calórico y bajo valor nutricional. En caso de que lo requieran, también se les brinda tratamiento psicológico.

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS), en los cuatro últimos decenios se ha multiplicado por 10 el número de niños y adolescentes entre los cinco y 19 años que presentan obesidad.

Por ello, la Secretaría de Salud exhorta a los padres de familia a cuidar la alimentación de los niños y acudir a los centros de salud a control del niño sano, o bien, si detectan alguna irregularidad.

Deja un comentario:

¿Quieres compartir información o enviar boletines de prensa?
Envíanos un email.

Síguenos en nuestras redes sociales.

You must be logged in to post a comment Login