Luis Buñuel: El alquimista del cine

By on 07/07/2017

Por Yanet Cuellar

La libertad total no existe. Yo jamás he sido libre, yo soy libre cuando cierro mis ojos y estoy conmigo mismo. Sin que sepa que ya estoy viejo. El sistema de inconformidad es, esa tendencia a romperse la cabeza a recuperar la propia libertad, lo que es imposible. Es por tanto una inconformidad permanente y total de la realidad exterior. – Luis Buñuel.

Buñuel es un misterio. Adentrarse en él es una tarea compleja, se conoce poco de su vida privada a excepción de la enfermiza obsesión por su madre (complejo de Edipo), el sentimiento de culpa por la muerte de su padre, su temor a la muerte, sus complicadas relaciones con Lorca y Dalí, su deseo frustrado de ser escritor.

“Todo Buñuel está en ‘Un Perro Andaluz’, él lo sabía, y así lo dijo. Porque sin eso no se puede entender del todo a este creador.” – Ian Gibson.

Fue el hijo primogénito (de siete hijos) de Leonardo Buñuel y María Portolés. Nació en Calanda, Teruel (España) en 1900. Su padre fue un burgués severo y de ideas liberales, que regresó de Cuba enriquecido. Su madre, delicada jovencita de 17 años que tocaba piano.

“Le mando a construir una suntuosa mansión. Ella lo llamaba ‘Mi moro’, la tenía a su disposición, no le permitía tocar el piano y le avergonzaba mostrarla en público al considerarla una inculta.” – Ian Gibson.

Entre los recuerdos de Buñuel esta la verdadera escena feudal. Fue un niño muy religioso y creyente. A los 14 años cayeron en sus manos los libros de Nietzsche, Darwin, Kropotkin y Spencer. Comenzó a perder la fe, con el tiempo declaró: “Soy ateo gracias a Dios”, frase que llegaría a ser el emblema de su arte. Después de terminar el bachillerato, su padre lo envía a Madrid a estudiar Ingeniero Agrónomo. Buñuel fue a parar a la Residencia de Estudiantes, donde se reunían artistas y poetas, los más importantes de la época como Salvador Dalí y Federico García Lorca, con los que estrechó una fecunda amistad. Descubrió que su auténtica vocación era el arte. Tuvo un gran interés por el teatro, que lo lleva a montar con Dalí y García Lorca una parodia de ‘Don Juan Tenorio’. En su interior se agitaba una fiebre de vida. En 1923 termina la carrera en Filosofía y Letras. Trata con Miguel de Unamuno, José Ortega y Gasset, Manuel de Falla, etcétera. Este mismo año fallece su padre. Dos años después se traslada a Paris (Francia). En 1926 le impresionó la película ‘Der müde tod’ (Las tres luces) de Fritz Lang y decide dedicarse al cine. Ingresa al Grupo Surrealista liderado por André Bretón, donde en un inicio militaban Benjamín Péret, Man Ray, René Char, Max Ernst, Luis Aragón, entre otros. Todavía no se incluía Salvador Dalí, el amigo con quien realizaría su primer guión cinematográfico: ‘Un Perro Andaluz’. Ingresa en la Academie du Cinema de Paris. Toma cursos cinematográficos con Jean Epstein. Escribe su primer guión, participa en el rodaje de cortos cinematográficos. El 2 de abril de 1929 inicia la filmación de

‘Un Perro Andaluz’. Un año después dirige la ‘Edad de oro’, se estrena por primera vez en la ciudad de Londres en 1931. En este mismo año la Metro Goldwyn Mayer lo contrata y se instala en Hollywood, donde conoce a Dolores del Río, Albert Einstein, Charles Chaplin, etcétera. En 1934 contrae matrimonio con la francesa Jeanne Rucar, joven profesora de gimnasia, da a luz a su primer hijo Juan Luis. Para 1946 llega a México a filmar ‘La casa de Bernarda Alba’, una adaptación del libro de García Lorca, se suspende el proyecto. Tres años más tarde se nacionaliza mexicano. En 1961 regresa a España y comienza el rodaje de ‘Viridiana’, del cual recibe la Palma de Oro y los ataques del vaticano. En el 72 rueda ‘El discreto encanto de la burguesía’, gana el Oscar a mejor película extranjera. En 1977 termina el rodaje de su última película ‘Ese obscuro objeto del deseo’, gracias al cual recibe en México el Premio Nacional de las Artes. En 1983 fallece en Ciudad de México a los 83 años de edad.

Buñuel fue terco como un niño, celoso de su mujer, temeroso de nuestro país. Era un genio perfeccionista que cultivaba el humor negro y actuaba como persona. Luis Buñuel fue un director del cine francés, mexicano, español, un internacionalista. Sin duda fue un español muy mexicano.