Docente de la UTCJ integra equipo ganador de dos patentes de la NASA

By on 29/03/2017

Ciudad Juárez, Chih. – Maestro de las carreras de Negocios y Logística en la Universidad Tecnológica de Ciudad Juárez (UTCJ) Alfonso Othón Cabrera Chávez, integra un equipo de cinco profesionistas que a través de un concurso ganó dos patentes otorgadas por la NASA, para desarrollar un producto de seguridad con la mira de crear una empresa de talla mundial.

Es un proyecto de negocio denominado EDRONES, que una vez revisado por jueces resultó ganador entre al menos 20 grupos representativos de diferentes universidades, también participantes en esa competencia.

Se trata de una tecnología a base de drones o aparatos de vuelo autónomo, con la que se pretende abarcar sectores como el industrial, comercial y habitacional o privado que utilizan circuitos cerrados, que podrán sustituirse por este proyecto una vez ya consolidado incluso con un costo más bajo.

“Tenemos la creencia y estamos trabajando en eso para hacer una empresa mundial. Vemos que se cometen muchos delitos, y que son pérdidas millonarias para empresas hablando solamente y específicamente en un sector”, dijo.

Cabrera Chávez asegura que esta tecnología permite ser más precisos en la identificación de objetos, por lo que ofrece una alternativa más para los referidos sectores. Es un negocio que va a ser rentable, que tiene un potencial muy enorme a nivel mundial, comentó.

“Nosotros utilizamos estas dos patentes para crear un producto y que éste fuera de gran utilidad para un sector que ubicamos como nuestros consumidores. Primero que nada buscamos un problema y éste era que en México y varias partes del mundo existe inseguridad en los sectores antes mencionados, y de eso vimos la necesidad de cómo sustituir ciertos mecanismos de seguridad que se han implementado y que están actualmente en México”, declaró.

El docente explicó que el concurso mediante el cual obtuvieron esas tecnologías forma parte de un programa de la NASA que lleva por nombre Space Race, junto con el centro de innovación en El Paso, Texas (The Center for Advancing Innovation).

Y para esa competencia formaron un equipo a principios de enero de 2016 con el objetivo de participar con un prototipo. El programa en sí, consiste en la transferencia de tecnologías de la NASA para tomarlas como proyectos y convertirlas en un plan comercial.

Para ello recibieron capacitaciones, conferencias de asesores, personas propias creadoras de estas patentes. Al principio debió ser sólo una, pero con el paso del tiempo confirmaron que dos de éstas se complementaban con su proyecto.

“A raíz de este programa mejoramos nuestro producto, que en base a retroalimentación y capacitación, al final se convirtió en un plan de negocio”, dijo.

Los requisitos principales para que participaran en este programa eran tener investigadores, doctores y profesores que representaran alguna universidad. Que hubiera emprendedores también trabajando en el proyecto, lo cual cumplieron.

“Concursamos con otras universidades de Estados Unidos (University of Texas at El Paso, University to California) y universidades locales como la UACJ, el Tec de Juárez y de nuestra universidad”, comentó.

Debido a que el programa Space Race es virtual, los integrantes del equipo de Cabrera Chávez mantienen comunicación de manera electrónica utilizando la tecnología, conectándose en línea cada cierto tiempo para aportar algo nuevo cada uno.

Lo más interesante de esto es el trabajo en equipo, pues da como resultado los objetivos que se propongan, consideró. El docente mencionó que desde un principio tenían mucha confianza en el producto.

“Somos de diferentes ciudades de todo México y tenemos a otras personas colaborando que son del extranjero, tenemos a un compañero, amigo, Jovan Rebolledo se llama, es doctor pero él vive en Japón. Él nos ha aportado muchísimo al equipo, es de las principales que ha trabajado muchísimo, ligado a Eli García, que es ingeniero en mecatrónica”, dio a conocer.

Estas dos personas fueron clave fundamental para desarrollar el producto. Integraron también a un empresario que tiene su propio negocio de tecnologías de seguridad, y que es proveedor de grandes compañías aquí en México, aseguró.

“Tenemos programadores, uno de ellos Raúl Ruiz, amigo mío de aquí de la ciudad. Es ingeniero también; tenemos a otras personalidades que conforman a este equipo, pero que ayudan externamente. Todo esto nos ha ayudado a crear el objetivo, nos ha creado un perfil excelente que permitió ver a los jueces el potencial que nosotros tenemos”, declaró.

Cabrera Chávez argumentó que participaron en este programa en el cual obtuvieron un resultado favorable, por lo que creen que su trabajo es un negocio que va a ser rentable, que tiene un potencial muy enorme a nivel mundial.

Ahora lo que sigue es que en los próximos meses, o de ser posible antes de que termine el año en curso, realizar todo el proceso para que la Nasa les transfiera toda esa tecnología junto con su ayuda de expertos y personas encargadas de cada una de las patentes.

“Ese es el siguiente paso, después debemos de crear un prototipo para presentárselo a inversionistas. Tenemos el potencial de obtener como una inversión aproximadamente de más del millón de dólares que podemos conseguir con ese prototipo, con este programa que nos ha ayudado muchísimo y que simplemente nos ha dado una experiencia más en nuestras vidas profesionales y emprendedores”, agregó Cabrera Chávez.

Para mayor información, favor de consultar la página web: www.space-race.org, indicó.

Agencias / Redacción
Redacción en | boletines@juarezadiario.com | | + artículos

¿Quieres compartir información o enviar boletines de prensa?
Envíanos un email.
¿Tienes Telegram instalado? Recibe el mejor artículo de cada día en nuestro canal. https://t.me/juarezadiario