Rob Zombie Se Queja Por Ruido De Parque

By on 07/08/2013

El ruido de un parque para patinadores en Connecticut resultó demasiado para el rockero Rob Zombie.

El músico y su esposa presentaron una queja al pueblo de Woodbury sobre un parque que abrió cerca de su casa en abril, pues hace tanto escándalo que según ellos deberían ponerlo en otro lugar.

La ciudad está considerando cambiar de zona al parque pero primero intentará reducir el ruido al envolver las rampas de metal para patinetas y rellenar los bordes para saltar con poliestireno además de colocar una tela contra ruido en una cerca, dijo el director de la junta del ayuntamiento Gerald Stomski. El horario del parque también fue reducido y está cerrado los domingos.

Stomski dijo que el pueblo respondió a la queja de los Zombie como lo habría hecho con la queja de cualquier otro residente.

“Por cierto, sí conocemos a los Zombie y ellos son gente normal como cualquiera de nosotros en la ciudad”, dijo Stomski. Unas 10.000 personas viven en este pueblo de gente rica famoso por sus coleccionistas de antigüedades.

Zombie, de 48 años, comenzó su carrera en los años 80 con la banda de metal groove White Zombie entre cuyas piezas destacan “Thunder Kiss `65” y “Black Sunshine”. Tras su etapa con la banda se ha reinventado como un maestro de las películas de terror dirigiendo “House of 1000 Corpses”, su segunda parte “The Devil’s Rejects” y la reciente “The Lords of Salem”.

La semana pasada escribió en Facebook que están tratando de resolver la situación.

“Han surgido algunos artículos locos que afirman cosas como `odiar a los patinadores’ y `odiar a los niños'”, escribió. “Lo que ocurre es muy sencillo y estamos tratando de encontrar una solución que hará felices a TODOS”.

Stomski dijo que los Zombie fueron los primeros en quejarse del parque pero que desde entonces otros dos vecinos han expresado su inconformidad. La esposa del rockero, Sheri Zombie, preguntó en una junta del ayuntamiento si habría dinero para cambiar el parque de ubicación.

Agregó que el parque “resultó ser un contaminante auditivo” y reduce la calidad de vida en el barrio.

El parque se inauguró tras dos décadas de planeación con un costo de 53.000 dólares, pagado en parte por el pueblo y en parte por fondos recaudados por los niños y sus padres, dijo Stomski.

Deja un comentario:
Agencias / Redacción

¿Quieres compartir información o enviar boletines de prensa?
Envíanos un email.
Síguenos en nuestras redes sociales.