El Jazz

By on 15/04/2016

El jazz es ante todo, improvisación, vida, expresividad, evolución constante,  es un tipo de música difícil de definir. El jazz se explica a sí mismo, y solo la experiencia de su audición permite comprenderlo.

El verdadero jazz se encuentra en el Mississippi, brota de algunas bandas de músicos que tocaban para acallar la violencia. El jazz es también la voz de un clarinete que exalta la vida, y es también una plegaria a Dios.

Efectivamente, el jazz era y es una peculiarísima manera de entender la práctica musical por el negro norteamericano, una práctica llena de expresividad, original, vitalista cien por cien. Una música para expresar amor, dolor, para contar la vida del héroe, las amarguras y desencantos de cada día. El jazz primitivo era una válvula de escape emocional ante las frustraciones del hombre negro en el mundo del hombre blanco.

La historia del jazz es una de las más originales de la música porque es sobre todo música para escucharla con los pies. El jazz perdurará mientras la gente lo escuche con los pies y no con la cabeza, esto lo dijo hace tiempo el director de orquesta John Philip Sousa.

El nombre de  Nueva Orleáns, en el rio Mississipi  será la clave mágica que nos ayude a descubrir, conocer y amar el jazz.

Los africanos han aportado mucho, un estilo de hacer música, libre, rítmico con swing, la emoción con que interpretan su música folklórica que se transformó después en jazz. En el nuevo mundo absorbieron la armonía y el concepto de la forma occidental y condensaron las ideas musicales africanas y europeas, dando un estilo musical que puede ser llamado afroamericano. Parece que acaban predominando las escalas europeas pero interpretando con estilo blue, profundo, obsesivo.

El más importante instrumento musical de los esclavos, además de todo tipo de percusiones con instrumentos caseros, fue el banjo, se dice que la versión americana de instrumentos tipo kitar. El más popular en los orígenes fue el de 4 cuerdas, llamado hoy tenor.

En los años treinta el Jazz consigue un gran nivel profesional y aparecen los grandes solistas que improvisan siguiendo el esquema armónico apropiado para cada canción. Había llegado el “Swiing”, las Big Bands y personajes míticos, como Duke Ellintong, Count Basie, Benni Goodman y Louis Armstrong. El Jazz se había dignificado y lo tocaban también los blancos. Era la música de baile en los grandes salones o en los pequeños tugurios de EE.UU.

Terminada la Segunda guerra mundial, aparecen sucesivamente los distintos estilos del Jazz, los primeros estilos el “Be-bop” o simplemente “Bop”, fue inventado por el mítico Charlie Parker junto con Dizzy Gillespi. Al ser un estilo más artístico e intelectual, cargado de protesta racial y social, no era apto para el baile, era demasiado rápido y en ocasiones caótico, pero artísticamente fue una revolución, que hizo que se pusieran las pilas todos los demás.

A partir de 1947 se producen varios cambios sucesivos que vuelven a revolucionar el Jazz, del “Bop” al “Cool” , al “Hard Bop”, y al “Free Jazz”.

Al pasar los años empezaron a llegar más estilos como el Rock, el Pop, y los cantantes solistas, que movían grandes masas de gente joven. El Jazz quedó para una inmensa minoría que apreciamos su esencia, la libertad, la música que nace en el momento, con todo el valor de lo único y efímero.

En la actualidad el Jazz se está recuperando gracias a esa inmensa minoría, su público incondicional. Incluso el primitivo de Nueva Orleans, con la banda de Woody Allen y otras.

Hay ahora más músicos de Jazz que nunca en su historia, pero también es cierto que se venden menos discos los cuales valen la pena adquirir para recordar y aprender

Juárez a Diario
| redaccion@juarezadiario.com | | + artículos

¿Quieres compartir información o enviar boletines de prensa?
Envíanos un email.
¿Tienes Telegram instalado? Recibe el mejor artículo de cada día en nuestro canal. https://t.me/juarezadiario