El arte de crear música

By on 17/06/2016

Se emplea el verbo “componer” para expresar el proceso de creación musical. La creación musical es una labor muy complicada, pues implica el control de todos los elementos que participan en la música: el sonido en todos sus caracteres, la armonía, el ritmo, el contrapunto, la estructuración formal, la tímbrica u orquestación.

El término «música» también puede indicar el resultado de la acción de componer, por tanto el compositor es la persona que crea (inventa, escribe, hace) la música.

A pesar de todo cualquiera puede inventarse una melodía, tararear con ritmo, dominar alguno de los elementos antes citados pero no controlar otros. Por eso, dentro de la creación musical encontramos diversos términos y funciones alrededor de la composición.

Compositor. Propiamente dicho es quien domina todos los ámbitos de la creación musical.

Autor. Literalmente es “el que hace”. Puede entenderse igual que “compositor”. Sin embargo, en muchas ocasiones, también se dice del que tiene la idea básica, especialmente la melodía, y deja el resto del trabajo a otros.

Arreglista. Implica la transformación de una idea musical. “Arreglo” se aplica especialmente a transformar una obra para ser interpretada por otros instrumentos o voces diferentes a las originales.

Armonizador. Dentro del “arreglo” implica la armonización de una melodía, es decir, crear el acompañamiento sonoro con las técnicas de la armonía.. La mayor parte de la música ligera y popular actual debe ser armonizada para los grupos o bandas que las interpretan.

Orquestador. También dentro del “arreglo”. Sólo atañe a la adaptación para ser interpretado por una orquesta.

Hay algunos artistas que siguen patrones estilísticos ya establecidos por la corriente en la cual están enrolados y no se mueven de allí y hay otros más vanguardistas e innovadores que apuestan a lo original y lo distinto. Pero más allá de estas consideraciones la composición implicará un acto creativo.

Debemos decir también a propósito de la composición que hay muchos artistas que necesitan aislarse de su universo cotidiano para lograr la tan ansiada inspiración que los ayude a componer con la más estricta creatividad. En los músicos es un hecho habitual que se alejen de las grandes urbes y de sus círculos cercanos para lograr un ensimismamiento que les permita lograr la paz creadora.

Otro elemento fundamental en algunos compositores son las musas inspiradoras, encarnadas por personas de carne y hueso, reales, o por ideas, situaciones imaginarias o relatadas por otros, y que desencadenan luego en ello procesos creativos que terminan en una notable composición.

Juárez a Diario
| redaccion@juarezadiario.com | | + artículos

¿Quieres compartir información o enviar boletines de prensa?
Envíanos un email.
¿Tienes Telegram instalado? Recibe el mejor artículo de cada día en nuestro canal. https://t.me/juarezadiario