Energy eReader Pro un lector de eBooks y tablet

By on 13/09/2016

energy-ereader-pro

Si eres un fanático de la lectura, pero a la vez eres la persona todo un cibernauta, déjame decirte que el Energy eReader Pro es un lector de ebooks con Android que admite aplicaciones Android.

Ya ves que este dispositivo promete. Quizá parezca que meterle Android a todo cacharro que tenga botones y pantalla no siempre es productivo, pero en el caso de un lector de libros electrónicos sí lo es. Siempre con matices, que la experiencia no es tan bonita como lo parece en un principio.

El aspecto de este dispositivo es el de un lector de ebooks clásico. Pantalla de tinta electrónica central, táctil, retroiluminado… Vamos, que tampoco difiere tanto de cualquier otro lector que se te pase por la cabeza. Aunque, al estar hermanado con una tablet, comparte elementos con los que enriquecer la experiencia puramente lectora.

  • Pantalla táctil de 6 pulgadas. Tinta electrónica, 16 niveles de grises y 758 x 1024 píxeles de resolución.
  • Pantalla retro iluminada.
  • Procesador de doble núcleo 1.0Ghz ARM Cortex A9.
  • 512 MB de memoria RAM.
  • 8 GB de almacenamiento con espacio para SD de hasta 64 GB.
  • Conexión WiFi.
  • Batería de 2800 mAh.
  • Formato de libros soportados: TXT, PDF, EPUB, FB2, HTML, RTF, CHM, MOBI.
  • Android Jelly Bean 4.2. Incluye Google Play Store.
  • Dimensiones: 159 x 118 x 8 mm
  • Peso: 205 gramos.

Compacto, tacto suave y materiales decentes

Este lector de ebooks se queda en las dimensiones habituales para un dispositivo similar con pantalla de 6 pulgadas. El cuerpo está fabricado en plástico con un tratamiento exterior que recuerda ligeramente a la goma. Es delgado y no pesa mucho en las manos. Aunque el agarre cuando se usa acostado en la cama no es el mejor.

Se aprecia buena calidad en la construcción sin que llegue al nivel de excelente. El frontal lo ocupa la pantalla dejando un centímetro y medio más o menos para los marcos laterales y un par de centímetros para la parte superior e inferior. Abajo vemos un botón de Home capacitivo. Éste no enciende la pantalla, hay que activar el botón de encendido en el borde superior.

El contorno está limpio a excepción del borde superior, como decía. Aquí, además del Power, vemos el conector micro USB y la ranura para micro SD. Como detalle, nos topamos con botones de pasar página en ambos marcos laterales: podremos usarlos con independencia de cómo coloquemos el Energy eReader Pro. Aunque dichos botones sólo funcionan con el lector de ebooks incluido: FBReader.

El tacto del lector es agradable. La cara trasera con acabado de goma que ayuda a que no se resbale de las manos. Los marcos quizá sean algo pequeños para sostener el tablet por el borde sin apretar la pantalla: como dije antes, leer acostado en la cama guarda ciertas molestias.

Las características del Energy eReader Pro no son para tirar cohetes, pero le bastan de sobra para leer.

La pantalla es la principal protagonista. Tinta electrónica con 16 niveles de grises y buena resolución para lo que acostumbra un lector de este precio: 758 x 1024 píxeles. Para mi gusto le falta contraste, sobre todo con las aplicaciones que no son las nativas. Por ejemplo, las letras de la app Amazon Kindle quedan algo difuminadas.

La respuesta táctil es buena y la lectura en todas las condiciones también Dispone de retroiluminación con una potencia exagerada: con un par o tres de líneas es más que suficiente para leer de noche (tiene 24 niveles representados por líneas). Dicha iluminación es bastante uniforme; con exceso de luz en la fuente, la zona superior de la pantalla.

Avanza de páginas sin problema, la lectura es adecuada y la carga de libros se mantiene en la línea de los Kindle. Eso sí: cargar apps puede ralentizarse unos segundos. Y, como es obvio, no todas las aplicaciones son aptas para una pantalla de tinta electrónica.

No es rápido en la carga de apps, pero la cosa cambia cuando se trata de abrir libros

El Energy eReader Pro dispone de conexión WiFi para descargar libros, navegar por internet o conectarse a la Google Play Store. Integra zócalo para tarjeta SD, por lo que podrás llevar decenas de miles de libros. Conector micro USB y una carencia clara: no tiene jack de auriculares ni altavoz. Inexplicable para los audiolibros o para escuchar música en MP3

Las pantallas de tinta electrónica tienen sus ventajas. Dirigidas a la lectura de libros, también gastan muy poca energía si la pantalla no muestra movimiento: una vez cargada la página, ésta queda impresa sin tirar de la batería. Con 2.800 mAh, la autonomía del Energy eReader Pro llega a varias semanas en “stand by”.