Vampiros con licencia (segunda parte)

By on 01/06/2017
Raúl Ruiz

Hace poco más de un año escribí algo parecido. Pero no pierde vigencia el clamor popular contra su principal flagelo… el gobierno.

Tengo la tristeza de comunicarles que el país no sólo está sumergido en la miseria sino en las manos de los poderes fácticos y no hay poder que nos salve de la violencia.

Sólo la plutocracia, o sea los que tienen todos los billetes; y la clase política, (incluyendo la burocracia menor) pueden decir que les va bien en México.

El resto de la población andamos a la quinta pregunta.

Todos. Incluyendo la enorme mayoría de un sector que en otro tiempo era privilegiado; el sector empresarial.

Ya en artículos anteriores he dicho que el gobierno mexicano es un chupasangre maldito. No lo digo con las vísceras por delante, la reflexión es motivada por la observación cotidiana y el análisis año tras año; se advierte un interés malsano por despojar al trabajador, al emprendedor y al empresario ya estabilizado, de lo poco o mucho que pueda lograr por medio de su trabajo.

“A nadie le gusta pagar impuestos, dicen los funcionarios, los diputados, los senadores, gobernadores y alcaldes…” justificando el mordisco letal que nos deja exangües.

El pueblo mexicano amanece con la incertidumbre de cómo solventar el día. ¿Qué iremos a comer?, ¿Cómo pagar tantas deudas?

Y el gobierno en vez de ser un ente facilitador. Se solaza en la imposición de gravámenes cada vez más y más agobiantes. NO hablo sólo del IVA, o el ISR, que son asfixiantes. Eso es sólo el inicio de una enorme hilera de contribuciones que debemos cubrir si tienes el valor de abrir un negocio y buscar la anhelada independencia económica.

Ya he hablado del carcelero llamado SAT, que te tiene agarrado de las partes nobles y cada que necesita alimentarse te aprieta hasta sacar lo que quede de tus intestinos.

Ya he hablado del IMSS se supone es una institución de beneficio popular, la institución de seguridad social por antonomasia. Pero que no cumple siquiera en un 30% de su obligación. Sin embargo es implacable con las empresas, chiquitas o medianas, para bajarles de inmediato lo correspondiente a sus cuotas para el trabajador.

Hemos hablado también del aumento al pago por revalidación vehicular. O sea por el “permiso” que te otorga papá gobierno para que pueda circular tu auto por un año más. Una infamia anti constitucional, pero que uno tiene que apechugar, so pena de que te quiten el auto y lo manden al corralón.

Toca ahora desvelar las fauces de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, que en aras de “proteger al trabajador”, implementan un “reglamento” a cumplir que es prácticamente insolvente, pues el empresario tendría que hacer un gasto de inversión casi igual, y en algunos casos superior a la inversión de su negocio.

Por darle un ejemplo somero, le cuento el caso de los hoteleros de la localidad, quienes se han visto amagados por la Secretaría del Trabajo y Previsión Social en esta frontera de clausurarles el hotel si no cubren poco más de cuarenta requisitos, que van desde, poner un pararrayos innecesario en un edificio de un solo piso, hasta cambiar todo el sistema eléctrico del inmueble, o exhibir la certificación especializada de sus proveedores del gas.

Operan de la siguiente manera: llegan con su lista de requerimientos y les dicen… sólo venimos a decirles que para que puedan funcionar sin problemas, tendrán que cumplir con estos requisitos, en quince días regresamos para ver que se hayan cumplido.

Y cumplir con ellos requiere de hacer inversiones fuertes que de momento no están contempladas.

NO hay una inspección de por medio en la que se diga… mire, usted tiene tales y tales riesgos para los trabajadores, riesgos altamente perniciosos, por eso necesita recomponer su negocio. Habilitarlo para evitar estos riesgos.

Así que entre la estúpida reforma económica propuesta por Peñanieto y puesta en marcha por Videgaray y avalada por la bufalada del PRI y sus asociados en el congreso. Y las instituciones establecidas ya para la succión de tus pocas ganancias, se nos va la existencia.

Alguien debe decirlo al menos, ya que la opresión política se percibe más como una fuerza similar a la del crimen organizado que como un ente de ayuda para el ciudadano.

El dieciocho está a la vuelta de la esquina y todo parece indicar que el pueblo no repite el mismo error dos veces.

El problema es que no hay material humano con el perfil que la sociedad requiere para salir del hoyo negro en que se encuentra.

Increíble, pero no hay uno ni pa remedio… decía mi abuelita que en paz descanse.

Cartapacio por Raúl Ruiz
Analista Politico | + artículos

cartapacio
De or. inc., quizá del b. lat. chartapacium 'carta de paz'.
1. m. Cuaderno para escribir o tomar apuntes.
2. m. Funda en que los muchachos que van a la escuela meten sus libros y papeles.
3. m. Conjunto de papeles contenidos en una carpeta.
4. Programa que se transmite por Radio México Noticias 970 AM de Lunes a Viernes a las 5 de la tarde
5. Columna Política que se publica los viernes en Juárez a Diario.com