Subsidio, ofensa al intelecto.

By on 06/03/2017

El significado de la palabra SUBSIDIO tiene dos definiciones, una económica y otra política, en POLÍTICA subsidio significa “Ayuda o auxilio de carácter económico y oficial otorgado a una persona o grupos de personas que NO trabajan, o que no pueden hacerlo, y gracias a la aportación  se pueden  mantener, pudiendo otorgarse como formas de control o recompensa” y la otra, la definición  ECONÓMICA, “es la contribución impuesta al comercio o a la industria, para amortiguar el efecto real de los costos y/o ocultar deficiencias para que incidan en los precios al final de la cadena, entendiéndose como la manipulación de la economía y los mercados.”

Los Neoliberales mexicanos que desde 1984 ascendieron al poder han utilizado la palabra subsidio para dar a entender que están otorgando una dádiva o ayuda de vida a la población, de ahí que le espetan a los mexicanos que existe comprensión en la política y en la economía al otorgar subsidios en la vivienda, en los energéticos, en los servicios, etc. cuando la realidad, y la verdad histórica, provienen del resultado de una pésima administración, falta de calidad en la ética y la honradez, desconocimiento de los impactos de las decisiones, falta de pericia en el hacer publico que conlleva a que los precios y servicios del gobierno estén desfasados por los costos corruptos, sin la intención de corregir mas que con los incrementos brutales de precios que por situaciones especificas de manipulación intentan “corregir” con subsidios, que después le embarran en la cara a la población, le reprochan porque existen y porque se piden, les llaman populistas a los que lo piden o justifican al solicitarlo, los Neoliberales le llaman cuando lo dan subsidio social o humanitario.

En el subsidio de la gasolina, el pueblo de México subsidia la riqueza de los intermediarios en la cadena al estar pagando sobre precios en las importaciones y que ante el derrumbe de los precios internacionales del petróleo el gobierno le exigió al pueblo de México que otorgara subsidio a la empresa PEMEX y a la cadena de suministro de gasolinas, gas, combustoleo importado, los mexicanos subsidiamos de nuestros bolsillos, liquido y  en pesos constantes y sonantes.

Es subsidio el que los mexicanos aplican cuando tienen que pagar precios de gasolinas demasiado elevados a la realidad para que el gobierno les presente a las trasnacionales un mercado de combustibles interno muy atractivo, el mexicano subsidia la llegada al mercado nacional a las empresas trasnacionales, el subsidio que otorgan los mexicanos para un mercado sin razón y para utilidades de las trasnacionales, subsidian los mexicanos el retorno rápido de las inversiones de las empresas gasolineras, como también subsidiaremos las estructuras de distribución de las trasnacionales de combustibles para que su operación sea altamente rentable.

Y podemos seguir y seguir hablando de cómo los mexicanos realmente subsidiamos las vidas y las subsistencias de empresas y personas para que logren acumular capitales inimaginables, somos tan ricos los mexicanos que hemos venido haciéndolo y sin darnos cuenta, o conociendo que subsidiamos poltrones.

Un ejemplo de poltronería subsidiada son los Diputados y Senadores a los que la definición de subsidio en política les queda mas que anillo al dedo, como también el subsidio al presidente con su casa blanca ……..y mas y mas.

Subsidio de lo mexicanos descarado ha sido el Fobaproa, los montos de jubilaciones de las entidades de gobierno, de PEMEX, de CFE, esos montos los estamos subsidiando los mexicanos, los Neoliberales lo llaman socializar las perdidas.

Ya es hora de que nos sacudamos la gracia de que nos subsidien con subsidios perversos, engañosos y tramposos porque debemos entender perfectamente que producir en México para nuestros consumos, tener las materias primas a la mano y ser productor de ellas, tener la mano de obra calificada forzosamente es mucho mas barato que importar y, que si producimos en México generamos la riqueza nacional necesaria, pero si importamos otros producen y  la riqueza se queda en otros lados……dicen.

Que tan grandes somos los mexicanos que subsidiamos a las grandes potencias consumidoras como los Estados Unidos, que tan nobles somos que hasta subsidiamos los costos de producción de las grandes empresas trasnacionales que luego se convierten en grandes utilidades constantes y sonantes, con nuestra ley fiscal para las maquiladoras y la mano de obra regalada eso hacemos, independientemente de los beneficios que además les otorgan los gobiernos locales, que también se convierten en subsidios y que se traducen en beneficios en su operación final.

¿Los Neoliberales hablan de subsidios?
Pues hablemos de subsidios de frente y directo pero ni una sola vez más permitirles que nos espeten que vivimos subsidiados.

¿Alguien me puede contradecir? Lo dudo.

 

 

 

 

 

 

 

 

Raúl Sabido
raulsabido@prodigy.net.mx + artículos

Egresado de la Facultad de Comercio y Administración por la Universidad Autónoma de Tamaulipas. Su desarrollo profesional ha sido en empresas privadas en posiciones directivas donde a logrado acumular 42 años de servicio.