Solo Queremos Paz

By on 29/10/2015
Norberto Lopez Garza

De qué sirve que todos los mexicanos nos esforcemos trabajando duro, ahorrando hasta centavos y construyendo hasta el último aliento para forjar una patria fuerte si no contamos con el principal componente del progreso que es la paz.

La paz que conlleva a la seguridad pública es el principal ingrediente del progreso de toda nación.

La crisis no ha sido causada por factores económicos y alta competitividad de países extranjeros, esta ha sido provocada entre otras cosas por la incertidumbre en cuanto a paz se refiere.

En México siempre hemos sufrido baches económicos y por muy sensibles hayan sido los superamos porque la paz pública que nos da seguridad y confianza para seguir trabajando, para seguir produciendo por muchos que fueran los disparates que cometieran los gobernantes.

El sufrimiento más infame siempre la han sufrido las clases sociales más menesterosas en muchos casos se ha superado con un rabajo poco remunerado pero trabajo en fin con un ambiente de paz y seguridad públicas.

Eso es lo que debe darnos cualquier gobierno: Paz y seguridad, que toda la riqueza nacional la generaremos los ciudadanos como graciosa añadidura de la paz.

¿Cómo se puede trabajar y aspirar a ganar un sólo peso si a la vuelta de la esquina están los ladrones o los policías corruptos?

¿De qué sirven las garantías individuales que consagra nuestra Constitución si no existen las condiciones para ejercerlas?

¿Dónde quedó nuestro México? recuerdo que cada mañana podía respirarse alegremente por las calles el santo olor derramado por la panadería, los cantos de los pájaros, entre gritos y risas de los niños en los parques y el sabor exquisito de un buen café que vigorizaban los cuerpos de nuestros padres cansados después de la jornada y hacía volar el espíritu hacia sueños alcanzables y preparaban el ánimo de los amores con sus alegrías y para los días venideros.

¿Dónde quedó la mexicana alegría?

Creo en la tesis de Amado Nervo que ya hemos experimentado “Hay algo tan necesario como el pan de cada día, y es la paz de cada día, la paz sin la cual el mismo pan es amargo”

Y es que, después de siete años de esa repudiable guerra, los mexicanos sabemos por experiencia propia que sin paz no habrá desarrollo, ni trabajo, ni estudio, ni riqueza, ni alegría, ni sueños, ni patria, ni esperanza.

En México solo queremos una cosa: LA PAZ.

Norberto López Garza
Norberto López Garza
+ artículos

Norberto López Garza es abogado litigante en derecho laboral y cátedratico de la Universidad Cultural e Instituto Tecnológico de Ciudad Juárez. Multi-galardonado por su desempeño profesional, recibiendo entre estos la Columna de Plata 2011 al Mérito Periodístico otorgada por la Asociación de Periodistas de Ciudad Juárez.