Seamos Indígenas e Indigentes

By on 26/12/2015

“Los creyentes de todas las religiones, junto con los hombres de buena voluntad, abandonando cualquier forma de intolerancia y discriminación, están llamados a construir la paz.”

(Juan Pablo II)

“Puesto que yo soy imperfecto y necesito la tolerancia y la bondad de los demás, también he de tolerar los defectos del mundo hasta que pueda encontrar el secreto que me permita ponerles remedio”.

(Mahatma Ghandi)

“Las cosas suaves siempre penetran en las cosas duras”

(Proverbio chino)

¨El ser humano es la única especie que se mata a sí misma para preservar su naturaleza; aun cuando atenta en contra de la naturaleza misma de donde viene¨.

 

Recientemente hemos visto en las redes sociales y los medios de comunicación, uno de los muchos casos donde se muestra una agresión en contra de nuestra especie, una especie racional, autosustentable (porque autosuficiente no es ya que depende de la naturaleza para dominarle), hablo de aquel indigente humillado en Tijuana y de Una indígena discriminada en Tepic, específicamente de la tienda departamental ¨Coopel Mololola¨.

Indignación para algunos, entretenido pero irrelevante para otros y quizás, divertido para bastantes. ¿Pero que es realmente importante? Quizás las consecuencias de nuestra mala educación o mal aprendizaje. Por supuesto que se sancionó a las personas que humillaron a estos compatriotas y todos contentos, esperando a que suceda otra cosa e indignarnos igual.

¿Qué somos? Porque pareciera que ya no somos una sociedad; más bien parecemos un zafarí donde somos espectadores de pesares y maleficencias del prójimo y solo nos indignamos y dejamos que ¨las cosas pasen¨.

Respecto al indígena afectado, muestra que en esta sociedad o mejor dicho: ¨Circo de monos luciéndose en búsqueda de la fruta más grande¨, que no le importa rociarle agua por el simple hecho de que ¨da mala imagen¨ (que imagen ha dado esa persona a la empresa), un hecho que avergüenza ya que México es un país establecido por indígenas y que denota la falta de respeto a nuestro orígenes.

Todos los que de alguna manera nos preocupamos por la humanidad (en aspecto religioso, cívico, esotérico, etc) nos afecta el hecho de que por más que se trabaja para enseñar bien en escuelas y en la casa, de dar un trabajo digno y de predicar un ejemplo positivo a la humanidad, nos haga sombra un tipo de personas que solo atañen nuestras raíces e insultan lo que debería ser una civilización progresista.

Yo veo en la juventud actual, en su gran mayoría (o quizá minoría pero que resalta mas) un estilo de vida ridículo, desde el lenguaje, el comportamiento y hasta la filosofía de vida, esto haciendo énfasis en el video del indigente, sobre las personas que humillaron a los indígenas, pues son adultos (o eso parece) donde el único ejemplo que muestran es el de ¨lo que no se debe hacer¨ y un mal ejemplo es tan inútil como ninguno.

Algunos mencionan que la ignorancia es perjudicial para la civilización, yo me pregunto: ¿Qué tan perjudicial es un intolerante con poder? Y de poder me refiero a la facultad de inculcar, dirigir enseñar o difundir un ejemplo (redes sociales: videos fotos), no voy a reflexionar sobre las consecuencias de la familia de estos individuos o de la reputación que se han dado, las consecuencias se han dado, aquí lo que cuestiono es si realmente cambiara la actitud de estas personas. Este mismo año, surgió la situación donde una ciudadana ser tomo fotografías sobre la escultura de un caballo, una obra diseñada para dar imagen de la ciudad y que, curiosamente esta ¨chica¨ hizo difusión de su poca capacidad (intelectual o de sentido común) para apreciar lo ajeno o el arte y aun a pesar de la difusión subió en su perfil de red social: ¨Lo volvería a hacer¨… creo que ya no se habla del tema, hubo daños pero no soluciones. Por lo que me preocupa el hecho de que no se dé una solución a la situación del indigente y los indígenas, no me refiero a una cuestión legal, o que los ¨castiguen un mes sin salir de la casa¨ sino de lo que estamos nosotros inculcando como padres, esposos, novios, amigos, y que es lo que estamos mostrando de nuestros padres cuando nos comportamos de alguna manera como hijos.

Un amigo mío hace tiempo me dijo: ¨Se aprende a ser hombre en la cama, y a ser ciudadano en la escuela y a ser feliz en la casa y para ser feliz tienes que ser hombre y ciudadano¨. Que puede ser, que se nos enseña a ser observadores críticos o ejecutores proactivos. ¿Qué ejemplo daremos a la humanidad si atacamos nuestra propia esencia mostrándonos crueles, insensibles, egoístas o imbéciles?

Carlos Felipe Carrazco Vega
+ artículos

Empresario, escritor y autor compositor. Titulado en terapia física y rehabilitación. Participó en la antología de poesía "Letras mágicas" en la Asociación de Escritores del Noroeste del Estado de Chihuahua (ASENOCH).
Colaborador en Radio Net y asociaciones civiles.
Actualmente escribe artículos en el área de psicología, neurociencias y opinión político-social y es docente en secundaria en materias de matemática y física y de ciencias sociales en educación media superior.