Se te olvidó… Lástima, Margarito…

By on 24/11/2016

Tengo una vecina enfrente de mi casa que es olvidadiza, anoche olvidó cerrar la portezuela de su vehículo. Llegó por la madrugada, y no sé si por el “cansancio”, o por simple olvido, luego de sacar algunas cosas del asiento trasero, sólo entró a su casa y dejó la portezuela abierta.

¿Cómo es que me enteré de ello? Bueno, pues porque puso la alarma y comenzó a sonar. Yo pienso que todos los vecinos nos asomamos al menos a ver cuál auto sonaba con tanta vehemencia. El ruido la obligó a salir a su ventana y desactivarla, pero la portezuela quedó abierta completamente pues ella no la veía desde el punto donde oprimía el botoncillo electrónico de su llave.

Al alba, hube de salir y vi que permanecía la portezuela así. Antes de abordar mi carro, crucé la calle y la cerré. Seguramente ella nunca sabrá que la dejó abierta y mucho menos que el vecino corrigió su olvido. Supongo que en igualdad de circunstancias, ella como buena vecina, cruzaría la calle y cerraría la portezuela de mi carro si por “olvido” yo la hubiese dejado abierta. Es un impulso de buena voluntad que no necesita mayor intención, ni se espera sacar provecho de la circunstancia. ¿Cierto?

Viene a cuento, porque en días pasados, el diputado priista Alejandro Domínguez, se solaza ante los medios diciendo que el gobernador Corral, pudo haber tenido en su poder 500 millones de pesos que estaban disponibles en la federación, etiquetados tal vez para el equipamiento de los hospitales de oncología y de especialidades respectivamente; los hospitales que están aún en proceso de construcción. Pero que por “un olvido”, no presentó a tiempo la solicitud oficial para que se bajara este recurso a la brevedad. Los diputados federales, dice él, esperaban que lo hiciera a tiempo y no lo hizo.

En el arranque del nuevo gobierno que encabeza Javier Corral, el clamor que se vuelve muy lastimoso, es el problema en que se encuentra su administración para solventar deudas millonarias merced al quebranto que supuestamente hizo César Duarte Jáquez durante su gobierno. Y el endeudamiento por más de 50 mil millones de pesos en el que está sumergido el gobierno de Chihuahua.

La falta de solidaridad para con los chihuahuenses por parte de los diputados priistas es oprobiosa.

Caray, si yo veo que el gobernador anda batallando por dinero, para echar a andar su gobierno. Independientemente del partido que sea. Y tengo la oportunidad de acercarle algo para que los chihuahuenses podamos crecer, lo hago motu proprio como un acto natural de buena voluntad.

De elemental sentido de solidaridad para con los nuestros.

Pero obviamente el objetivo central del priismo en Chihuahua, es buscar la manera de evitar que este gobierno pueda concretar acciones de beneficio a los chihuahuenses. Piensan que al evitar el éxito de su adversario, podrán recuperar el poder en 2021.

Obrar así, de manera infamante, no lograrán revertir su fracaso en las urnas. Por el contrario, llevarán a cuestas un signo, una marca de seres abyectos a los que les mueve sólo el poder y el dinero.

En el otro lado, vemos a un desesperado gobernante quien en su impaciencia y angustia, recurre a humillantes actos como el de pasar la charola a ver quien quiera cooperar para la causa.

Busca al presidente Enrique Peña Nieto y en vez de hacer una solicitud política de mucha altura, va y le restriega en el rostro delante de todos los gobernadores, que debe hacerse cargo de sus DUARTE. Refiriéndose a los dos gobernadores ladrones. Uno en fuga, y otro a la espera de ser llamado a cuentas.

Yo recomendaría que dejara en manos de especialistas los protocolos que deben seguirse para el contacto político con el presidente y ante todo, que busquen sus asesores un curso aunque sea de cuatro horas de capacitación, para que aprendan el modelo harvariano de la negociación.

Modelo que ha servido como base de negociaciones en la ONU y otros organismos internacionales. Qué decir de gobernantes de todo el mundo y hombres de negocios.

El año cierra con muy poca fuerza y el gobierno de Javier Corral parece que tendrá que esperar sus mejores tiempos para 2017.

Cartapacio por Raúl Ruiz
Analista Politico | + artículos

cartapacio
De or. inc., quizá del b. lat. chartapacium 'carta de paz'.
1. m. Cuaderno para escribir o tomar apuntes.
2. m. Funda en que los muchachos que van a la escuela meten sus libros y papeles.
3. m. Conjunto de papeles contenidos en una carpeta.
4. Programa que se transmite por Radio México Noticias 970 AM de Lunes a Viernes a las 5 de la tarde
5. Columna Política que se publica los viernes en Juárez a Diario.com