Raquítico Congreso de Chihuahua

By on 30/05/2017
Guillermo Chavez Guillermo Chávez Martínez

La formación materialista de la sociedad permite conocer y valorar los resultados de su actividad únicamente en términos utilitaristas. El individuo está herméticamente cautivo en la costumbre de percibir sensorialmente, es decir, por los cinco sentidos: tacto, olfato, oído, gusto y vista. Por este motivo, solamente lo percibido por los sentidos, el individuo lo califica de existe. Lo demás, lo inteligible, el hombre lo percibe cuando le afecta individualmente en lo material; desvalorizándolo, al estimarlo inexistente. Negando tácitamente la propia capacidad individual de entender por medio de la inteligencia, la razón, la reflexión, entre otras más facultades inteligibles.

De esta manera, los chihuahuenses conocen con certeza que el Ejecutivo Estatal no cumple con su función. Lo saben con seguridad porque el resultado del trabajo del Ejecutivo Estatal únicamente se refleja en obras materiales; el ciudadano al no percibir sensorialmente esas obras materiales sospecha que la inactividad del Ejecutivo Estatal está lesionando los intereses tangibles individuales y de la sociedad.

Al contrario. La obra del H. Congreso del Estado no se percibe por los sentidos, se percibe de manera inteligible. Con base en esta consideración los chihuahuenses no conocen la función y el trabajo del H. Congreso. Más aún, por ocio o por temor, el ciudadano carece de interés general por el desarrollo de las actividades de los legisladores. Estas condiciones les permiten a los integrantes del H. Congreso a actuar con absoluta libertad sin términos y límites, pervirtiendo así, el desenvolvimiento de su función elemental.

Ejemplos:
Uno. Convertido el H. Congreso en vocero del Poder Ejecutivo Estatal informa a los chihuahuenses morosos la cancelación de sus obligaciones no pagadas o cumplidas con la JMAS. Esta desafortunada obra teatral es un engendro que se percibe de forma inteligible.

Dos. El exhorto del H. Congreso al C. Presidente de Juárez y al C. Fiscal General urgiéndolos en la construcción de una estación de seguridad policial en el conflictivo y peligroso Valle de Juárez. Este aberrante exhorto ofende a la inteligencia de los ciudadanos de esa localidad y de las autoridades indicadas, que conocen de más esta situación: se requiere recursos económicos y reformas legales.

Atrás están los ejemplos empíricos; adelante los fundamentos filosóficos.

La indestructible vigencia del pensamiento kantiano exige, en este caso, que el H. Congreso se someta a la crítica con el objetivo de que conozca la estructura de su formación y los límites de su función. Así tendremos un H. Congreso poderoso y eficiente al desarrollar su función dentro de sus límites. No el raquítico y enclenque H. Congreso que desenvuelve su función fuera de sus límites, impulsado por el evidente desconocimiento de su estructura y esencia.

Kant, hereda a la humanidad, este pequeño trozo de su extraordinario y vigoroso pensamiento ajustable al tema de este trabajo; a la letra dice: “Todo ha de someterse a la crítica. Pero la religión y la legislación pretenden de ordinario escapar a la misma. La religión a causa de su santidad, y la legislación a causa de su majestad. Sin embargo, al hacerlo, despiertan contra sí mismas sospechas justificadas y no pueden exigir un respeto sincero, respeto que la razón sólo concede a lo que es capaz de resistir su examen libre y público” Kant, Immanuel. Crítica de la Razón Pura, Prólogo a la primera edición. Ediciones Parsa. Página 289. Año 1976.

Diferente es, que la arrogancia controle y el ego domine el H. Congreso evitando la propia critica, generando la falta de respeto en los chihuahuenses y la carencia de Honor en sus actos.

Para concluir: El H. Congreso del Estado de Chihuahua con sus actos está probando plenamente que desconoce la estructura de su propio funcionamiento y carece de la noción de los límites de su acción; generando un débil, confuso y desorientado desenvolvimiento de su función principal.

Los chihuahuenses deben estar atentos en el desempeño del trabajo de cada Diputado, a fin de trasformar el raquítico y enclenque H. Congreso actual en el poderoso y firme H. Congreso que los chihuahuenses necesitan.

Es cuanto ¡un abrazo fraterno!