¿Quién regula la investigación en México?

By on 04/05/2017
Jorge Luis García Alcaraz

La investigación es una de las actividades principales de las instituciones de educación superior y por ello debe ser regulada. Específicamente, en México existe el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (CONACYT), órgano federal creado en 1970 (aunque inicia labores en 1971) que tiene la responsable de apoyar y establecer las directrices de la investigación. Aunque son muchos los programas que tiene el CONACYT, por restricciones de espacio menciono solamente el Sistema Nacional de Investigadores (SNI).

El SNI es un organismo perteneciente al CONACYT que se encarga de reconocer la trayectoria científica de los investigadores que laboran en instituciones de educación superior y centro de investigación nacionales y según bases de datos de dicha institución, en el año 2017 se tienen un total de 27,185 miembros de dicho sistema distribuidos en todo el país. Sin embargo, es importante mencionar que, en función de la productividad científica de un investigador, se le ofrece un reconocimiento económico que consta de cuatro niveles, que van desde candidato a investigador, hasta un nivel tres para un investigador consolidado. En este año 2017 se tienen registrados 5,816 candidatos; 14,662 investigadores nivel I; 4,452 investigadores nivel II y 2,255 investigadores nivel III y además, existe una categoría especial para investigadores eméritos.

Sin embargo, el SNI tiene siete áreas en las cuales se desempeñan los investigadores, tal como se ilustra en la siguiente Tabla, donde se puede observar que el área V con más investigadores es la de ciencias sociales y el área que menos tiene es el área VI de biotecnología y ciencias agropecuarias.

Curiosamente se observa que el Área VII que se refiere a las ingenierías que dan soporte de manera más directa a los sistemas de productivos, ocupa el quinto lugar en relación al número de investigadores. Considero que el reto que tienen los profesores en las aulas de clases es motivar a los estudiantes para poder tener un mayor nivel de ingenieros e investigadores en ingeniería, pero también se requiere del gobierno para fomentar esas áreas de investigación como prioritarias, sin descuidar ninguna de las otras seis.

Para ver la importancia de la ingeniería en los países, por ejemplo, un estudio señala que en Israel existen un total de 135 ingenieros vinculados a los sistemas productivos por cada 10,000 habitantes, mientras que en Estados Unidos de América existen 70 y en Japón 65. Sin embargo, esos ingenieros también deben ser capaces de generar tecnología, y Israel posee un total de 140 científicos o tecnólogos por cada 10,000 habitantes, mientras que Estados Unidos de América tiene 80, Japón cuenta con 80 y Alemania con 60.

También, en otro estudio se indica que países emergentes están apostando a la inversión en ingeniería, por ejemplo, en Rusia se graduaron en 2016 un total de 454,000 ingenieros; en Estados

Unidos de América lo hicieron 237,826; en Irán lo hicieron un total de 233,695; pero lo más sorprendente es que en Indonesia y Vietnam lo hicieron 140,000 y 100,000, respectivamente.

Amigo lector, ¿ve usted alguna relación entre el número de científicos en ingeniería y la cantidad de graduados en esa área con el desarrollo económico y productivo de las naciones que se han mencionado? ¿Cuáles serán las áreas de prioridad nacional que deben apoyarse en investigación?

Jorge Luis García Alcaraz
Profesor Investigador | + artículos

Doctor en Ciencias en Ingeniería Industrial. Doctor en Innovación en Ingeniería de Producto y Procesos Industriales. Pertenece al Sistema Nacional de Investigadores en el Nivel II e investiga el modelado de sistemas de producción. Recibió el premio estatal de Ciencia, Tecnología e Innovación 2015.