Propósitos que si dejan impacto

By on 10/01/2018
Mtra. Lourdes Tejada

Cada que comienza un año, suele aumentar el número de personas interesadas en realizar acciones que dejen un impacto mayor al que lograron el año pasado. Un beneficio tal que les permita cambiar la vida de otras personas.

Las motivaciones son muchas: desde generar un bien común en la sociedad; ser parte del cambio positivo en el mundo; ser una mejor persona; cumplir con la responsabilidad de servir a los demás; hasta generar admiración y reconocimiento al promocionar sus buenas acciones en las redes sociales. Cada persona tendrá una razón que lo mueva a participar en distintas actividades voluntarias que la lleven a lograr su objetivo.

Por lo general, las actividades que suelen contar con una mayor participación de voluntarios son aquellas que buscan llevar felicidad; ya sea a través de la convivencia: como el ir a visitar orfanatos, hospitales o asilos, o a través de la donación o entrega de artículos que causen alegría, como la donación de juguetes, dulces y ropa. Estas actividades son importantes, ya que abonan al bienestar emocional de las personas a las que se buscan beneficiar, pero ¿qué pasa cuando solo queremos ayudar realizando estas actividades? ¿Qué pasa con las otras necesidades? ¿Quién se interesa o las atiende?

Ciertamente, suele ser menor el número de personas interesadas en apoyar dichas actividades, que se pueden considerar, no tan alegres. El apoyar en la atención y cuidado de personas mayores, el asesorar a pacientes con enfermedades crónicas o el donar sangre, suelen ser actividades donde es complicado encontrar a personas dispuestas a participar de manera voluntaria y continua. Tristemente, por lo general solemos pedir, insistir e inclusive hasta dar un apoyo económico o en especie, para lograr que las personas quieran participar en estas actividades. Pero ¿qué paso con el interés de generar un mayor impacto este año? ¿Dónde quedó esa motivación? ¿Será que solo nos gusta ayudar cuando se siente bonito?

Este año, cumplamos con el propósito de lograr un impacto mayor al atrevernos a conocer lo que otros necesitan.

Retémonos a organizar o participar en actividades que no lleguen solo cuando hay felicidad, sino que se presentan cuando las personas lo requieren. Un apoyo que no entre en la categoría de “lo de siempre” y llegue para quedarse en la categoría de “lo que siempre necesite”.

Deja un comentario:
Lourdes Tejada
Presidenta en | + artículos

Titulada en Diseño gráfico y pasante de la Maestría en Acción Pública y Desarrollo Social. En su experiencia destaca el ser co-fundadora de una asociación civil y ser miembro fundador de una red de agrupaciones juveniles. Ganadora del Premio Nacional UVM por el Desarrollo Social, cuenta además con el Premio Estatal de la Juventud, el Reconocimiento a Mujer del Año de Ciudad Juárez y la mención de Mujer Líder de México.