El Populismo: ¿Nacionalista o Neoliberal?

By on 05/09/2016

El término populista ha sido un término que se le aplica en teoría al “peor” de las personas o políticos, lo han pintado peyorativamente para desmerecer la fuerza o atractivo de una propuesta, por lo regular es aplicada por la derecha para restar a la izquierda, para hacer “ver” como negativo un programa de gobierno, una acción, una propuesta, una persona, siendo esto una verdadera HIPOCRITA MENTIRA.

El populismo tiene varias aristas, varias formas de entenderse, por un lado la negativa y por otro  la positiva y tal vez, en la descripción de esta aportación, usted pueda ubicar el término populista negativo hacia la derecha como hacia la izquierda, y el término populista positivo también hacia ambas corrientes de pensamiento político, yo presentaré algunos ejemplos para ilustrar lo que aquí escribo.

El término positivo de populismo es aquel en donde se identifica al proyecto o persona emanado del pueblo, en donde pueblo son todos, no unos cuantos ni segmentos específicos a  conveniencia llamados pueblo, por lo tanto, un POPULISTA POSITIVO es una excelente opción porque todos serán beneficiados, sea derecha o sea izquierda, es una descripción teórica que no se aplica.

En economía se describe el término POPULISMO como “un modelo que privilegia el crecimiento y la redistribución del ingreso y menosprecia los riesgos de la inflación y el financiamiento deficitario; las restricciones externas y la reacción de inversores, ahorristas y consumidores frente a políticas agresivas al mercado.”

El populismo negativo es cuando se exacerba el quitar a los ricos, o los que más tienen, para beneficio de los pobres o de los que menos tienen y si, la descripción del término en economía de populismo describe al populismo negativo definitivamente porque al final golpeará severamente a quienes intentó beneficiar, los que menos tienen, este es el común denominador en los gobiernos Latinoamericanos, en su mayoría, todavía a principios de este siglo y algunos en la actualidad.

Son posiciones encontradas entre capitalismo y socialismo ya que unos y otros son antagónicos, en el capitalismo no se permiten beneficios a los que menos tienen y por supuesto nada que afecte los rendimientos abultados del capital y en el socialismo va mas encaminado hacia el beneficio social y rendimientos mucho menos abultados del capital, el socialismo es la consecuencia suave del comunismo, que busca equilibrar mas no se desprende de su esencia social exacerbada, de ahí se desprenden filosofías políticas más suaves y conciliadoras del socialismo, el comunismo fue aniquilado.

En nuestro país, en el siglo pasado hasta 1982 predominó el nacionalismo en donde las políticas POPULISTAS cubrieron el panorama, ejemplo de ello son el nacimiento de instituciones netamente sociales con participación patronal y de gobierno como el IMSS, el INFONAVIT, FONACOT, y la corona la NACIONALIZACIÓN DE PEMEX cuya empresa aportaba una parte muy importante al presupuesto nacional que se distribuía en toda la sociedad, CFE, y muchas otras menos participativas en el presupuesto, lo importante aquí es observar que en esas principales empresas nacionales, y de beneficio social, la parte empresarial patronal está presente y equilibrada, no se le quitó a nadie que lo haya mermado para dar a los demás, más que el justo derecho natural de recibir en retorno parte de la riqueza nacional.

Pero a partir de 1982, y hasta la fecha, el panorama cambió radicalmente ante una permisividad social cómplice de tal manera que el beneficio colectivo ha desaparecido, los conceptos que hicieron a México un país con posibilidades nacionalistas de potente desarrollo cambiaron a la diversificación de la riqueza nacional para los grandes corporativos mundiales y protección absoluta de los capitales aún en detrimento de las clases sociales medias y vulnerables, arrinconando a una gran parte de mexicanos hacia la vulnerabilidad y incrementando exponencialmente la pobreza, más del 55% de mexicanos están en situación de pobreza y se ha beneficiado pecaminosamente al capital y es por ello que existen instrumentos como el FOBAPROA, cancelación de créditos fiscales únicamente para unos cuantos, EL RESCATE CARRETERO, EL RETORNO DE LA BANCA AL CAPITAL en situaciones de perjuicio a las arcas nacionales, y muchas otras más coronando con los beneficiarios de las REFORMAS del presente sexenio, donde por supuesto que ningún beneficio han generado socialmente al país, y los ricos se hacen más ricos con ellas, y los políticos también como servidumbre de los ricos.

Por lo tanto, considero que EL POPULISMO lo podemos definir como “QUITAR A UNOS PARA BENEFICIAR A OTROS” que por supuesto rompe el equilibrio social.

El ícono mundial del capitalismo neoliberal que son los Estados Unidos han sido tan POPULISTAS o más ya que ellos mismos han RESCATADO con dinero público a la industria automotriz y financiera en distintas ocasiones, le han dado solvencia a las corporaciones a costa de quitarles a los ciudadanos los recursos para su beneficio que por supuesto sin esos recursos los beneficios no llegaron.

Las grandes corporaciones clave son proclives a un estado PATERNALISTA O POPULISTA porque saben que su riesgo es mínimo y saben que pueden ser salvados con recursos públicos, principalmente las financieras, esas que manejan tu efectivo, tu seguridad, tus recursos de ahorro y de futuro.

Por lo tanto, no nos dejemos engañar, el término POPULISTA les cae a todos como bien lo dijo el presidente Obama como se aplica… hay que tener cuidado, LOS POPULISTAS están por todos lados y agazapados los mas hipócritas.

¿POPULISTA neoliberal?… ¿POPULISTA nacionalista?…

¿En qué lado se encuentra al que le tildamos con el término POPULISTA?

Raúl Sabido
raulsabido@prodigy.net.mx + artículos

Egresado de la Facultad de Comercio y Administración por la Universidad Autónoma de Tamaulipas. Su desarrollo profesional ha sido en empresas privadas en posiciones directivas donde a logrado acumular 42 años de servicio.