En política, la corrupción es cultura. La inmaculada Josefina.

By on 10/10/2016

Haber leído, y escuchado, al presidente Peña decir que en México “el que esté libre de culpa que lance la primer piedra” refiriéndose al tema de la corrupción, ha sido muy lamentable, terrible confirmación de su forma de ver, y entender, el lacerante asunto de la corrupción mexicana ya que la primera vez que habló del tema dijo que la corrupción es cultural.

Creo que para el señor presidente Peña el asunto no revierte mayor trascendencia porque es algo que todos hacen, todos practican y todos provocan y para el señor presidente nadie está libre de culpa, por lo tanto nadie puede lanzar la primera piedra, y por lo tanto la corrupción para él es el proceso por medio del cual se puede hacer patrimonio y nadie lo puede señalar, ya sea por una mansión o una choza, ya sea por un trueque de servicios por dinero, ya sea por una CADENA de tiendas de autoservicio nacional y líder o una tiendita de barrio, para él es algo que forma parte del arte “natural” de hacerse de patrimonio en el corto plazo, sin sudarle la camiseta, poltronamente desde el poder robado, es normal y merecido para este engendro del grupo atracomulco, porque la esencia política desde su cuna es la CORRUPCIÓN.

Estos temas de corrupción serán el eje central de la carrera presidencial  2018 y es el PRI, y sus aliados, los que pagarán los platos rotos, saldrán temas de nueva cuenta como el de SORIANA y LA COMER, como el de la Casa Blanca y otros muchos más que se han venido ya ventilando, y magnificando la onda corrupta, en redes sociales, junto con sus reformas estructurales que han servicio para nada para todos porque únicamente  para la clase política han servido, como carta comisionable de servicios.

Lo único que puedo decir al respecto de las declaraciones auto descritas  del presidente Peña es que yo no le puedo lanzar una piedra, le puedo lanzar una PEDRERA completa y yo considero que la declaración peñista de corrupción es para la clase política y su círculo íntimo en donde cabe muy bien decir “ EN POLITICA, LA CORRUPCIÓN ES CULTURA”.

No acabábamos de digerir la verborrea mentirosa, cínica y perversa del presidente Peña cuando se descobija a la inmaculada JOSEFINA VAZQUEZ MOTA ex candidata presidencial por el PAN en la elección PEÑISTA, en donde la denuncian en medios que ella recibe 13 millones de DÓLARES al año del gobierno Federal para ayudar a los inmigrantes en los Estados Unidos vía la Secretaría de Relaciones Exteriores y a través de un Fideicomiso humanitario que nadie revisa, supervisa y menos se sabía de su existencia, no cabe duda, nadie aguanta un cañonazo de esa magnitud, por muy inmaculada que quiera ser, recordando que la señora Vázquez Mota, en el marco de la democracia, fue el primer candidato en reconocer el triunfo de EPN, sin siquiera tener a la mano la información del previo del IFE, ella ya sabía y había declarado ganador a EPN, ahora podemos intuir que le congració 13 millones de dólares anuales ese favorcito, pequeñito, pero favorcito al fin a EPN.

Y no paramos en pequeñeces, resulta que en las redes sociales se denuncia algo muy macabro de corrupción, EPN es el verdadero dueño de Soriana y La Comer, así nomas de ese tamaño, de este asunto pronto habrá mucho que hablar y detallar.

Otro asunto delicado de corrupción política y fraude al erario es el asunto de las PENSIONES en el Ayuntamiento de ciudad Juárez, donde una pequeñez como saber distinguir entre lo que es ININTERRUMPIDO e INTERRUMPIDO hace toda la diferencia de la magnitud de la perversidad y compromiso político, donde las leyes se las pasan por el arco del triunfo con tal de mantener a los poltrones, y poltronas, necesariamente dentro de la nómina para que trabajen y cumplan sus cometidos, gratificación por favores recibidos con cargo al erario, porque simplemente NO SABEN hacer otra cosa más que vivir del erario.

El presidente de México tiene toda la razón al señalar que es cultural la corrupción y que nadie puede lanzar la primera piedra, su único error es haber generalizado porque es precisamente la clase política la que culturalmente es corrupta porque tienen el poder para poder ser corruptos.

Después de toda esta metralla de corruptelas de la clase política se vienen a sumar la RAJADA hacia las promesas de campaña del candidato, hoy gobernador constitucional, JAVIER CORRAL.

Sin dinero no baila el perro y Chihuahua está quebrada por lo tanto no habrá baile prometido, es entendible y comprensible, pero hay maneras de cumplir la promesa y mucho mas “barato” que decir no se podrán cumplir, yo en lo personal tengo propuesta a la promesa de educación universitaria gratuita, una propuesta LOGICA, JUSTA, GENEROSA Y SOCIALMENTE ACEPTABLE, propuesta que si alguien del gobierno, o el mismo gobernador quiere escuchar, con todo gusto la expongo, pero no se vale a que se salga a decir que “es mas con el corazón que con la razón” porque eso indica que fue un engaño con buenas intenciones para hacerse del poder.

Ojalá los nuevos gobernantes de Chihuahua estado no comiencen como si fueran CHIVOS EN CRISTALERIA, ni mucho menos como chicos mentirosos y caprichudos.

Cada cual de los gobernantes tiene la responsabilidad política y social de poner a quien le pegue la gana en el puesto que se le antoje, pero asumiendo sus responsabilidades por ello, ya que los BANDIDOS no los van a dejar trabajar en paz y por el bien de Chihuahua, y si un nombramiento pisa callo, los bandidos van a chillar.

Raúl Sabido
raulsabido@prodigy.net.mx + artículos

Egresado de la Facultad de Comercio y Administración por la Universidad Autónoma de Tamaulipas. Su desarrollo profesional ha sido en empresas privadas en posiciones directivas donde a logrado acumular 42 años de servicio.