Pleonasmo: anarquía y revolución.

By on 24/06/2016

Aclaración. Esta opinión es de mi libre y espontánea voluntad. Únicamente el redactor y director de este portal tiene la facultad de censurarme o eliminar mis argumentos, pues conoce las razones de mi descontento.-

Televisión y futbol, Ignorancia y violencia, docentes y anarquistas, gobierno y gobernados; unos sinónimos, otros antónimos donde todo junto es una bomba que explota. Esta nación está demostrando las consecuencias de sus actos desde hace 30 años atrás.

Voy a alaciarle el cabello a la medusa.

En el artículo: Educación: capitalismo académico, hable respecto a los perfiles académicos, estudiantiles y docentes. Hace unos días se ha mostrado el efecto de la influencia de la inconformidad respecto a la libertad de expresión: veo maestros destruyendo patrullas del estado (aquella donde él y yo como un modesto vividor de mi patrón, pagamos, quizá mugrosos 100 pesos; pero pagamos por esa patrulla); un maestro educándome a que si algo está mal, se debe formar parte del problema y no de la solución.

Es cierto que México está encabronado, y se nota como ya lo hable en el artículo Metafísica: todo es mental, que tomar decisiones encabronado trae solo caos y por caos me refiero por ejemplo al Tlacuache que ya forma parte de los daños colaterales (Q.E.P.D.)… Yo comí algo con tlacuache y les juro que pensé que era un hongo, ¡Dios que he hecho!

Mi madre me dice: los golpes no solucionan nada, es algo así como si me dijeran que mis problemas no se solucionan con el alcohol, bueno con el agua tampoco así que…

En fin, lo que trato de explicar es que no podemos fatigar al fuego con fuego, ni sembrar árboles para hacer mesas; no podemos estimar a la violencia produciendo más donde ya está muy desarrollada, la paz genera paz, la violencia genera violencia y no me refiero al concepto de violencia romántica que explique en otro artículo, me refiero a la violencia que esta nación (el país donde todo está por hacerse) está alimentando, conflictos en Oaxaca, anarquía al palacio de gobierno en Chihuahua, desapariciones estudiantiles, Tlatlaya y gente apoyando a maestros por el simple hecho de ser violentados (algo así como decir que apoyan la libertad de expresión, pero golpean al adolescente por decir “chinga tu madre”).

¿Qué ven los estudiantes de ahora? Un pésimo sistema educativo que se fundamenta en otorgar documentos con la intención de mejorar la situación económica, un sistema federal deficiente donde se muestra un cáncer en los recursos económicos del país, una atrofia del esquema democrático, una falta de respeto hacia los símbolos patrios (por aquella bandera gay con el escudo nacional superpuesto), youtube repleto de gente mediocre que usa cualquier recurso (tan deficiente como su inteligencia) para obtener fama, idealizando la idea de que ser “pendejo” es un nuevo estilo de vida.

En este momento me veo en la necesidad de no mostrar preocupación, ni queja; sino una muy extensiva muestra de vergüenza y denigración y no me refiero al haberme sensibilizado por la violencia en Oaxaca (soy de Ciudad Juárez y por Dios que se de violencia); me refiero a que el mundo ya ve a este país como un circo, donde las perores facultades del ser humano se proyectan en personas que deberían aportar a la patria algo productivo, hablo de servidores públicos corruptos, docentes, aquellos que tienen dos plazas y trabajan 4 horas al día, que anhelan enfermarse para tener incapacidad pagada, hablo de esa escoria nacional en las escuelas, no de aquellos docentes que estimulan la competitividad, la auto-realización y el desarrollo intelectual, así como el social (algunos que a mí me educaron en secundaria y preparatoria tanto unos como otros).

Hablando de servidores públicos, solo conozco el concepto: Servidor público, servidor del pueblo. Bien sabemos que los servidores públicos nos sirven a la sociedad, pero no son nuestros sirvientes, no esperen que un cambio de gobierno va a modificar su estilo de vida, su manera de pensar, su manera actuar y su capacidad intelectual, “el imbécil lo es donde sea que camine”.

El vulgo (por así decirle a los vulgares) manifestación de anarquía, caos, destrucción vandalismo y delincuencia, porque se nos ha enseñado (especialmente a los hombres) que la violencia es necesaria para resolver conflictos; lo cual, cualquiera que tenga una pequeña porción de materia gris…  Para los que no tengan materia gris, materia gris es donde se almacenan las neuronas. Para los que no sepan que es una neurona, la neurona permite la inteligencia. Para los que no son inteligentes…”bueno, hola”.

Revolución, ¿qué es revolución? Según la cultura del siglo XXI (la generación más imbécil del planeta), revolución son movimientos armados. Los resultados hablan por sí solos y no me enorgullece apoyar ni a los maestros en Oaxaca, ni al estado que “se justifica”; así como las artimañas legislativas para ocultar desdeños, hurto, violaciones al código ético, civil y constitucional.

La sociedad existe en un concepto general, tal pareciera que estamos sujetos a un mecanismo de jerarquías elitistas que absorben al pueblo para perjudicarle, de ciudadanos comunes que absorben al gobierno para vivir en su estado de mediocridad imbecilismo y pobreza tanto mental como económica.

Libros de texto educativos con errores ortográficos. Padres jóvenes que aun no saben abrocharse las cintas de los zapatos (metafóricamente hablando) y ya tienen hijos. Televisión que nos trata como retrasados mentales. Carencia musical, ídolos pop que son la tendencia de lo que es “aceptado”, para volver a la estupidez humana del siglo XXI, donde la moda es la “pedejez” y una ideología social tan imprudente que enseña a los hijos a violentar, a mal vivir, a ser oportunistas, “güevones” y egoístas. Un México que merece lo que recibe, ya que en este país la gente solo busca culpables y si ofrecen soluciones, esas soluciones las lleva a cabo la minoría y ¡valla que noticia! La mayoría está catalogada como imbécil.

Esta vez mi prioridad no es externar mi opinión sobre temas burdos, esta vez expreso mi opinión sobre un tema que va a venir destruyendo nuestro concepto de patria, de valores, de respeto, de civilización y al final de todo: de familia.

Estoy externando las consecuencias de una sociedad que no se dedica a otra cosa más que ha demostrase así misma que siempre hay alguien más incompetente.

México lindo, pero bien jodido. Unámonos para cosas productivas no para publicitar estupideces que no darán ningún fruto a nuestros hijos.

Váyanse al diablo anarquistas, agitadores y corruptos de quinta.

Carlos F. Carrazco

Carlos Felipe Carrazco Vega
+ artículos

Empresario, escritor y autor compositor. Titulado en terapia física y rehabilitación. Participó en la antología de poesía "Letras mágicas" en la Asociación de Escritores del Noroeste del Estado de Chihuahua (ASENOCH).
Colaborador en Radio Net y asociaciones civiles.
Actualmente escribe artículos en el área de psicología, neurociencias y opinión político-social y es docente en secundaria en materias de matemática y física y de ciencias sociales en educación media superior.