Pedacería Social

By on 25/05/2017
Raúl Ruiz

Hubo un tiempo en que los diversos círculos de la sociedad, las instituciones, y hasta los pequeños contornos urbanos y asociaciones civiles estaban atados por hilos invisibles e indivisibles.

Hebras resistentes que manaban de las leyes. Épocas en las que se guardaban respeto a los protocolos de la ética y el derecho.

Los malandros eran lacra, seres nocivos que pagaban sus culpas con pena corporal.

Hablo de las estructuras que daban certeza a la sociedad, era cuando se garantizaba la seguridad pública.

No había crimen perfecto; siempre estaba el largo brazo de la ley que atrapaba al que quería burlarla. Lo perseguía y lo castigaba.

Vivíamos bajo el rigor de sistemas y subsistemas sólidos. Hasta que se filtraron fuerzas interactivas adversas, causando una entropía y desequilibrio al sistema social.

Los teóricos dicen que cuando todo está atado tenemos una “totalidad sustantiva”. Una unidad que le da sentido a la vida. Son las partes unidas las que evitan conflictos (unitas multiplex)

El Estado Mexicano ha sido rebasado por fuerzas poderosas conocidas como “fuerzas fácticas”, y a merced de los que se hacen valer por su capacidad de fuego, la sociedad se ha desarticulado.

Pura pedacería en putrefacción.

¿Cuál es el antídoto para contener esto?

SOCIETAS CIVILIS / KOINONA POLITIKE

Los dos términos significan prácticamente lo mismo. El primero, en latín, define el concepto de <la sociedad civil>. Que es un término práctico usado hoy para involucrar a la gente en la actividad pública. Y el segundo, pues la traducción literal al griego, pero también una escuela importante en esto de la participación ciudadana.

Sin embargo, los dos términos guardan sus diferencias. En el caso de los romanos, el vocablo tenía una connotación múltiple, expresión destinada a la reflexión teórica en los campos de la filosofía, la sociología, la politología, la economía y el derecho. (David Pavón Cuellar, José Manuel Sabucedo. “El Concepto de Sociedad Civil: Breve historia de su elaboración”. Revista Araucaria. Revista Iberoamericana de filosofía, política y humanidades. Año 11. N° 21)

En el caso del koinona politike se habla de un concepto de asociación de individuos o grupos que compone la sociedad, dedicados al razonamiento político.

En ambos casos, en ambas escuelas, era evidente el interés de entregar el poder de conducción a la misma sociedad, era evidente, puesto que la sociedad es considerada la célula de la República.

Porque en aquellos tiempos se pensaba, y se pensaba a profundidad. Todos se ilustraban, hasta el populacho tenía que hacerlo, eran tiempos de lucidez. Pero claro, estaban Aristóteles, Platón y otros perrotes, picándoles las costillas.

Hoy se ha reducido la humanidad a vivir en medio del consumismo y la ignorancia. Época de hartazgos.

La ciencia hace boom y la tecnología se apodera del presente y el futuro. El lenguaje se trastoca, las palabras pierden significancia y la juventud se malogra lastimosamente.

Porque en México, se pierde el pasado y sus valores, y en el desierto cerebral, aún no llegamos tampoco a balbucear los significados del nuevo lenguaje.

La clase política se apropia del mundo y conduce a la gente hacia espacios nebulosos donde exprime a los individuos para enriquecerse y vivir en la opulencia. La gente al dejar de pensar, pierde la oportunidad de exigir, se paraliza en sus temores.

No hay convocatoria para los hombres y mujeres inteligentes y comprometidos con su entorno social; nadie lidera a formar un conglomerado de individuos pensantes y actuantes.

Cartapacio por Raúl Ruiz
Analista Politico | + artículos

cartapacio
De or. inc., quizá del b. lat. chartapacium 'carta de paz'.
1. m. Cuaderno para escribir o tomar apuntes.
2. m. Funda en que los muchachos que van a la escuela meten sus libros y papeles.
3. m. Conjunto de papeles contenidos en una carpeta.
4. Programa que se transmite por Radio México Noticias 970 AM de Lunes a Viernes a las 5 de la tarde
5. Columna Política que se publica los viernes en Juárez a Diario.com