Para Gobernar

By on 14/10/2016

El arte de gobernar consiste en escuchar al pueblo y actuar en consecuencia.

No todas las decisiones son correctas, pero pueden cambiarse.

Algunas lastiman a la sociedad, y tratar de imponerse contra la corriente de opinión puede ser peligroso para el gobernante.

Defender al villano con el argumento de que no existe una sola denuncia en su contra, es humillante para quienes tenemos cierto coeficiente intelectual.

La ausencia de denuncias no es garantía de pulcritud ciudadana.

Máxime cuando se trata de personajes con actividades oscuras que manejan la impunidad con el cargo que poseen.

Hoy tenemos dos gobernantes que obtuvieron sus cargos porque convencieron al electorado de su escrupulosidad en la conducción política cuidando ante todo el aseo de sus gabinetes.

Curiosamente ambos designan a sendos personajes como funcionarios con responsabilidades en el sector de la seguridad pública, y ambos con cargas negativas en su contra.

El primero, Javier Benavides González como director de la policía única en el gobierno de Chihuahua.

(Al parecer recomendado por el ex gobernador Francisco Barrio quien es el asesor más cercano del gobernador Javier Corral.)

Con un negro historial documentado en el año 2000 por el mismísimo coordinador de comunicación social de Javier Corral, Antonio Pinedo, entre otros periodistas, causa una innecesaria polémica.

El segundo, el ex fiscal de César Duarte, Jorge González Nicolás, quien lejos de defender al pueblo chihuahuense de su principal asolador, fue cómplice de su enriquecimiento inexplicable; y omiso en decenas de casos en las que un fiscal honesto habría actuado con prestancia y profesionalismo.

Son innumerables casos de omisión,Sono uno de los que más lastiman a la sociedad juarense ha sido el soslayo y protección del joven multihomicida Paris Lau, por ser hijo de un ex rector universitario.

En ambos casos, la excusa es ingenua… ¿Donde están las denuncias?

No las esperen en el ministerio público. Nadie en su sano juicio lo haría contra el fiscal, o contra el jefe de la extinta policía judicial.

Las denuncias están en las páginas de los periódicos, las revistas de análisis. En las voces de los analistas de radio y televisión.

Como antes dije, gobernar es fácil cuando se escucha a la gente. Por eso, el gobernador Corral cambiará este mando policíaco porque la sombra de la duda no puede obstaculizar su despegue.

El arranque fue turbulento, tanto para Corral como para Cabada.

Ambos con un liderazgo ganado a pulso, pero con el riesgo de perderlo por aferrarse a un capricho.

Su actuación política está bajo la lupa.

El panismo podría derrumbar su castillo de arena con las pifias de Corral, por eso hay giros de timón.

Y el alcalde Armando Cabada perder su liderazgo como independiente.

Aún no digiere el hecho de que su arrollador triunfo provee de coraje y valor a quienes detrás de él buscarán el poder.

Pero si el pueblo se desilusiona, podrían ya no interesarse en los valores independientes.

Esa es su grave responsabilidad. Amén de su propio interés en su incipiente carrera política.

Por lo pronto hay un repunte de la violencia en Juárez en sólo cuatro días de gobierno. Doce cadáveres lo “certifican”.

Cartapacio por Raúl Ruiz
Analista Politico | + artículos

cartapacio
De or. inc., quizá del b. lat. chartapacium 'carta de paz'.
1. m. Cuaderno para escribir o tomar apuntes.
2. m. Funda en que los muchachos que van a la escuela meten sus libros y papeles.
3. m. Conjunto de papeles contenidos en una carpeta.
4. Programa que se transmite por Radio México Noticias 970 AM de Lunes a Viernes a las 5 de la tarde
5. Columna Política que se publica los viernes en Juárez a Diario.com