Miedos Que Impiden El Éxito Personal

By on 12/01/2016

En el cono sur del Continente Americano y específicamente entre Bolivia y Perú, existe un lago llamado El Lago Titicaca. Es un lago que tiene dos características importantes: Primera es que se localiza a  3800 metros sobre el nivel del mar. Y la segunda que es un lago de aguas muy transparentes y frías.

Desde hace muchos  años, exactamente no puedo precisar cuántos, los lugareños tienen una práctica, de cierta manera rudimentaria y muy especial para pescar, que les ha dado un resultado extraordinario. Es necesario mencionar que también practican la pesca con los métodos y técnicas actuales. Debo explicar esa práctica y para ello establezco el siguiente marco de referencia que es muy importante, pues de ello depende su éxito en la pesca.

El lago se encuentra cercano al ecuador geográfico, a una altitud muy considerable lo que facilita que al mediodía, cuando el sol se encuentra en su parte más alta,  los rayos del sol penetren de manera vertical, formando una perpendicular con la superficie del agua transparente y proyectándose hacia la profundidad del lago.

Los lugareños, se preparan para pescar, elaboran unas largas ristras (tiras de 100 o más metros) con un resistente cordón  y van atando cada 15 o 20 centímetros una pequeña tabla, o un pequeño trozo de madera o un tallo de algún arbusto, que mide aproximadamente unos quince centímetros de largo por unos cinco centímetros de ancho. Así construyen su ristra para pescar, que al extenderla sobre el suelo parece una larga vía de ferrocarril.

Preparada la ristra, en dos chalupas se internan al interior del lago, a una distancia determinada de la orilla y comienzan a extender su ristra tirando de los  extremos de cada una de las chalupas. Una vez extendida la ristra,  a las doce del día  cuando el sol está  en su máxima altura logrando la máxima vertical con las aguas del lago, los rayos del sol chocan los las pequeñas tablas que conforman la ristra, entonces generan una sombra (de la tabla) y una luz (de los 15 o 20 centímetros de espacio) y así consecutivamente por todo lo largo de la ristra: Una luz, una sombra, una luz, una sombra, una luz, una sombra, etc.; mismas que se proyectan a la profundidad del lago.

Realizado lo anterior, los pescadores de las chalupas, comienzan a remar suavemente hacia la orilla, llevando la ristra en el mismo sentido y en consecuencia esa “reja” de luz y sombra también avanza hacia la orilla. RESPETABLE LECTOR, ¿QUÉ CREE HACEN LOS PECES QUE SE VAN ENCARANDO CON ESA “REJA” DE LUZ Y SOMBRA? ¡claro!, comienzan a huir, ¿hacia dónde?  hacia donde esa columna de luz y sombra los lleva, hacia la orilla. Una vez en la orilla, en aguas bajas, los peces aterrorizados caen en manos de otros pescadores que ya los están esperando, los toman y los avientan a la orilla,  para ser metidos en cestos y posteriormente llevarlos al mercado.

¿Dónde está esa barrera de luz y sombra que “puede atrapar” a los desafortunados peces?

¿Por qué los peces no se atreven a enfrentarla y prefieren huir de ella?  Claro hacia la trampa planeada por los pescadores, pero los peces no lo saben.

Pues exactamente así son los miedos. El sentido común por la sobrevivencia hace  que los peces huyan de la barrera, pues “creen” (uso la expresión  “creen”, de esta manera para precisar más en la acción de los peces) que van a ser atrapados. En realidad es una ilusión óptica, creada por la luz y la sombra, PERO FÍSICAMENTE NO PUEDEN SER ATRAPADOS, POR ESO NO SE ENFRENTAN, los peces dimensionan a extremos el posible efecto por ser atrapados, pero eso está en SU CEREBRO.

Así sucede con los miedos en los seres humanos. Los miedos y sus posibles efectos están en la mente humana, solo ahí, en la MENTE, cada persona dimensiona sus miedos según sus experiencias, su preparación, prejuicios y un sin fin de circunstancias. Los  miedos producen las peores emociones, algunas tan excesivas que pueden llegar a privar de la vida a una persona, el miedo paraliza, el miedo hace tomar decisiones con consecuencias irreversibles.  Es muy posible que todo lo que las personas viven por sus miedos, NUNCA SE CONVIERTA EN REALIDAD FÍSICA.

Más de la mitad de los humanos tenían gran cantidad de miedos cuando se llegara el año 2000. ¡Y nada malo sucedió¡

Sin embargo, algunos expertos en el tema dicen que todos los seres humanos tenemos cinco miedos, que algunos hasta les llaman miedos capitales en virtud de que todos de alguna manera los tenemos; de estos cinco miedos, sus características y sus efectos estaremos escribiendo en los próximos editoriales.

Gracias, que tenga un año 2016 lleno de éxitos, que atraiga la felicidad y que se sacuda esos miedos que le detienen en el camino al éxito  y que trabaje lo necesario para conquistarlo. Por ahora es todo y cuanto.

Y como siempre,  NOS VEMOS EN LAS CUMBRES.

H. Martín Marruffo T.

Martín Marruffo
Martín Marruffo
Doctor en Desarrollo Organizacional en | | + artículos

Especialista en desarrollo organizacional, programación neurolingüística, facilitador y asesor de empresa nacionales y extranjeras. Creador de poderosos eventos de integración empresarial: Team Building. Las Herramientas mas Poderosas de Capacitación y del Seminario Caminando Sobre las Brasas. Encuentro con el Gigante. Director de Asesoria Integral Especializada.