Las químicas de la felicidad

By on Marzo 16, 2017
Dr. Martín Marruffo

A cualquier hora del día que usted salga a la calle, al mercado, al banco, a la escuela, incluso a una fiesta, se va a encontrar con múltiples personas donde cada una de ellas denotará una imagen corporal determinada. Desde una imagen visualmente agradable hasta una cara de pésimos y malos amigos. O si no las encuentra tal vez usted sea, naturalmente quien lleva alguna de esas expresiones.

Póngase atento, cuando establezca un diálogo con algún conocido, amigo o compañero de trabajo, se dará cuenta que el ambiente cambia, que la atmósfera donde se encuentra puede sentirse muy amigable, de seguridad o bienestar; o bien puede estar el ambiente “tenso”, serio e indeseable.

En los dos párrafos anteriores, expongo situaciones que en gran medida dependen de las personas y son únicamente dos situaciones muy ordinarias. Aquí nos asalta una pregunta: ¿Por qué el ambiente se siente así? Y la respuesta es muy rápida: Porque las personas así lo han puesto. Y en especial medida esta respuesta es correcta. No lo es si se trata de influencias de otros seres que no sean personas.

Introduzco al tema de esta manera, pues es muy importante saber que nuestro actuar depende muchísimo de ciertos químicos que el cuerpo produce y que estos son alimento para nuestro cerebro, que a su vez produce una actitud determinada y nuestra mente lucirá según sean la presencia de esos químicos. A continuación explico de manera sencilla sobre estos bioquímicos tan importantes.

DOPAMINA: Neurotransmisor que está presente en diversas áreas del cerebro y que es especialmente importante para la función motora del organismo. La dopamina es importante en todas las respuestas nerviosas que están relacionadas con la expresión de las emociones.

SEROTONINA: Es una sustancia química producida por el cuerpo humano, que transmite señales entre los nervios, funciona como un neurotransmisor. Es considerada por algunos investigadores como la sustancia química responsable de mantener en equilibrio nuestro estado de ánimo, por lo que el déficit de serotonina conduciría a la depresión.

ENDORFINAS: Tienen un rol importante en la recuperación y tiene funciones esenciales para la salud:

  • Promueven la calma
  • Crean un estado de bienestar
  • Mejoran el humor
  • Reducen el dolor
  • Retrasan el proceso de envejecimiento
  • Potencian las funciones del sistema inmunitario
  • Reducen la presión sanguínea
  • Contrarrestan los niveles elevados de adrenalina asociados a la ansiedad
  • Ayudan a reducir los síntomas, ya que la Mente del Cuerpo nota que la persona esta haciendo caso a la necesidad de más (no menos) satisfacción emocional.
  • Demuestran a la mente que la reducción de los síntomas es posible- y la recuperación también.

Por las explicaciones anteriores, estas sustancias se consideran las hormonas de la felicidad. Es urgente que las personas nos “endorfinemos” y que tengamos los componentes necesarios en el cuerpo para tener una vida saludable, y una mente activa que funcione a favor de cada persona.

Este es un tema muy amplio, en el próximo hablaremos de los efectos de estos químicos y algunas sugerencias para generarlos.

Por ahora es todo y cuanto, y como siempre ya lo sabe: “NOS VEMOS EN LAS CUMBRES”

Martín Marruffo
Martín Marruffo
Doctor en Desarrollo Organizacional en | | + artículos

Especialista en desarrollo organizacional, programación neurolingüística, facilitador y asesor de empresa nacionales y extranjeras. Creador de poderosos eventos de integración empresarial: Team Building. Las Herramientas mas Poderosas de Capacitación y del Seminario Caminando Sobre las Brasas. Encuentro con el Gigante. Director de Asesoria Integral Especializada.