11 de Septiembre: La Tragedia de Nuestros Hermanos

By on 14/09/2013

A lo largo de la historia los pueblos del mundo se han destrozado unos a otros en el afán de conquistar el poder, o de imponer una idea a pesar de las muertes y que digo de las muertes, de los Genocidios perpetrados en el nombre de “la razón”. En este día toca conmemorar la tragedia de nuestros hermanos Chilenos del 11 de Septiembre de 1973.

El golpe de Estado fue una acción militar llevada a cabo por parte de las Fuerzas Armadas de Chile junto a Carabineros para derrocar al presidente Socialista Salvador Allende y al gobierno izquierdista de la Unidad Popular.

Salvador Allende asumió en 1970 como Presidente de Chile, fue EL PRIMER POLÍTICO DE ORIENTACIÓN MARXISTA EN OCCIDENTE QUE ACCEDIÓ AL PODER A TRAVÉS DE ELECCIONES GENERALES EN UN ESTADO DE DERECHO.  Su gobierno, de marcado carácter reformista, se caracterizó por una creciente polarización política en la sociedad y una dura crisis económica que desembocó en una fuerte convulsión social.

ANTE LA AMENAZA DE UNA OLEADA SOCIALISTA EN AMÉRICA LATINA, EL GOBIERNO DE ESTADOS UNIDOS Y SU MALDITA “GUERRA FRIA”, DIRIGIDO POR EL PRESIDENTE RICHARD NIXON Y SU SECRETARIO DE ESTADO HENRY KISSINGER, INFLUYERON DECISIVAMENTE EN GRUPOS OPOSITORES A ALLENDE, FINANCIANDO Y APOYANDO ACTIVAMENTE LA REALIZACIÓN DE UN GOLPE DE ESTADO. Dentro de estas acciones se encuentran el asesinato del general René Schneider y el Tanquetazo, una sublevación militar en julio de 1973.

A mediados del año 1973, tras el Tanquetazo, grupos dentro de la Armada de Chile planean derrocar al gobierno, al que posteriormente se suman los altos mandos de la Fuerza Aérea y grupos dentro de los Carabineros. Días antes de la fecha planificada para la acción militar, se sumó Augusto Pinochet, comandante en jefe del Ejército. En la mañana del 11 de septiembre, las cúpulas de las Fuerzas Armadas y de Orden lograron rápidamente controlar gran parte del país y exigieron la renuncia inmediata de Salvador Allende, quien se rehusó y refugió en el Palacio de La Moneda. Tras el bombardeo de la sede presidencial, Allende se suicidó y la resistencia en el Palacio fue neutralizada.

El golpe de Estado marcó el fin del gobierno de la Unidad Popular, que sería seguida por el establecimiento de una junta militar liderada por Pinochet. CHILE, QUE HASTA ESE ENTONCES SE MANTENÍA COMO UNA DE LAS DEMOCRACIAS MÁS ESTABLES EN AMÉRICA LATINA, ENTRÓ EN UNA DICTADURA CÍVICO-MILITAR QUE SE EXTENDIÓ HASTA 1990 COBRANDO ALREDEDOR DE 2 MILLONES DE VIDAS. Durante este período genocida, fueron cometidas sistemáticas violaciones a los derechos humanos, se limitó la libertad de expresión, se suprimieron los partidos políticos y el Congreso Nacional fue disuelto.

EL GOLPE DE ESTADO PUSO FIN EN CHILE A CASI 50 AÑOS DE DESARROLLO DE LA INSTITUCIONALIDAD DEMOCRÁTICA, inaugurada con la aplicación de la Carta de 1925 tras la caída de otra dictadura, la  de Carlos Ibáñez del Campo en 1931.

CONSECUENCIAS

En lo más cercano el golpe clausuró la “vía chilena al socialismo” largamente esperada por los sectores de izquierda e inauguró un extenso período de facto caracterizado por la concentración casi total del poder en la Junta de Gobierno y en la figura del General Pinochet, así como una fuerte represión sobre los sectores opositores y disidentes (políticos, sindicales y gremiales) mediante la acción de organismos de seguridad creados para el efecto, con su cortejo de violaciones a los derechos humanos fundamentales. El período terminaría en 1990, tras la presión desarrollada por la oposición a lo largo de la década de 1980.

En lo social significó el comienzo de un dominio sin contrapeso de los sectores empresariales, los cuales aprovecharon el desmantelamiento de la estructura productiva estatal llevado a cabo por el gobierno de Pinochet a fines de los 70 y comienzos de los 80, por medio de un proceso de privatización. Por otra parte, significó el comienzo de una pauperización de las clases medias y la precariedad e inestabilidad laboral para los sectores asalariados. También el golpe significó el comienzo de un largo exilio para miles de chilenos.

En lo estrictamente económico significó un cambio radical de orientación del papel del Estado en materia económica: de un rol productor y estatizador desarrollado desde la década de los 20, se pasaría a uno de tipo subsidiario, inspirado en las doctrinas económicas neoliberales; éstas privilegiaron en Chile un control estricto de la inflación y de la emisión del circulante, así como una política radical de privatizaciones de las empresas públicas y el fomento de las exportaciones de bienes producidos por el sector primario (agrícolas, mineros) y la importación de bienes de consumo y de capital.

En lo cultural, el golpe significó el comienzo del llamado “apagón cultural”, caracterizado por la represión y autorrepresión de ciertas manifestaciones culturales consideradas contrarias a la línea del régimen militar. Víctor Jara uno de los artistas opositores a Pinochet más reconocidos hasta su tortura y asesinato poco después del golpe de estado en 1973.

Si has leído hasta aquí, ¡Felicidades! pues ya conoces parte de la historia de la humanidad aquí en América Latina. Recuerda que el que no conoce su historia está condenado a repetirla y en México hay muchos políticos que no la conocen y van creyéndose las mentiras y justificaciones Norteamericanas acerca del socialismo como si dos millones de asesinatos no importaran. El caso es que a Estados Unidos no no lo podemos quitar de encima.

Investigación por: Juan Carlos González Rivera

Argón Fa Mayor
Argón Fa Mayor
+ artículos

Originó el estado de CLEAR en marzo de 2011 en la Free Zone en la Ciudad de México con la tecnología patentada de Geoffrey Filbert: “Akashik Applications of Scientology 1982”. En 2011 y 2012 se audito los niveles OT I al OT 8. En Julio del 2012 Fundo en Ciudad Juárez la “Organización del libro Akásico de la verdad” (Akashik Org), para entregar la tecnología al público en general.