La SALUD y los gastos médicos privados.

By on 31/10/2016

En la vida cada quien debería de ser totalmente responsable de su existencia, las consecuencias de su existencia y los aconteceres de su existencia, no debemos esperar que “otro” cargue con nuestras responsabilidades, costos de vida y mas, los CACHETONES al paredón, hay ya demasiados CACHETONES en este país que ya asfixian a los de en medio y es tanto el apriete que ya no queremos jalar, queremos ser tan, o más, CACHETONES que el que mas, por lo tanto quien va a producir lo necesario para mantener tanto CACHETON?… Quién sabe, que nos lo diga el gobierno como le va hacer para mantenernos, pero que no se nos olvide que el gobierno, de cualquier nivel, son los más golosos CACHETONES, son la madre de todos los CACHETONES, VAQUETONES Y LADRONES  y el Chapulín Colorado ya se  nos murió… No se ve quien en el firmamento por ahora, por lo tanto que sigan pidiendo prestado, ahí más adelante vemos como pagamos, total si hay se paga y si no también porque le tendrán que quitar para pagar al que tenga y al que no, pos no.

La salud, desde que nacemos hasta que morimos tiene costo, pagamos un altísimo costo por ella, dicen por ahí que “más vale tenerlo y no necesitarlo, que no tenerlo y necesitarlo” y así nos han hecho ver la importancia de la protección de la salud, para ello existen compañías de seguros que tienen en su portafolio LAS POLIZAS DE GASTOS MEDICOS MAYORES, gastos médicos menores y contra accidentes, todas con unas linduras de beneficios que por supuesto el único beneficio es que usted paga por todo ello, no hay nada gratis, y menos gratis con las compañías de seguros.

Los seguros nacieron por la necesidad de PROTEGER los bienes contra eventualidades conocidas o fortuitas que se presentan en la vida, la salud es un bien preciado que debe ser perfectamente bien resguardado.

La salud desde que nacemos podemos ser protegidos en una POLIZA DE GASTOS MEDICOS MAYORES, algunas con limitaciones, y esa póliza que pertenece a nuestros padres la podemos hacer ya propia en la mayoría de edad, alrededor de los 25 años, y de ahí por el resto de nuestras vidas tendremos nuestra póliza de gastos médicos en la cual podremos agregar a nuestros hijos en su momento y ellos se independizarán igual que nosotros y nosotros con nuestra póliza hasta que fallezcamos… SI PUDIMOS PAGARLA, si no, hasta el momento de NO PODER pagarla y si nunca necesitamos de ella habremos PAGADO realmente todo un capital por algo que solo fue protección porque no tendrás rescate alguno, y tus hijos seguirán por la misma línea que tu caminaste en la vida ya que las POLIZAS DE GASTOS MEDICOS  son contratos con vencimiento anual, renovable si pero volverá a vencer al año, en las controversias con las compañías de seguros la antigüedad de nada te sirve, la respuesta será “es un contrato con vigencia anual…” si eres SUPER VIP podrás manejar acuerdos en controversias por conveniencia propia de tu estatus ante la compañía.

Las pólizas de GASTOS MEDICOS anualmente sufren incrementos de prima, o modificaciones en los planes, te suben la prima y te bajan el nivel de servicio, te establecen tabuladores para nivel hospitalario y médico y te clasifican los niveles por plaza del país llevándote a incrementos que gradualmente te van orillando a bajar los niveles de póliza si tus ingresos no crecen o al menos se mantienen, son cálculos actuariales y estrategias comerciales leoninas, pero alejándote cada vez de un estándar de atención del que originalmente contrataste, a menos que “actualices” tu póliza.

Además de lo anterior tienes los incrementos de cada 5 años por la edad, cada 5 años tu póliza será más cara por tal vez los mismos estándares de servicio médico y hospitalización, como manejan los cálculos actuariales para los riesgos y los riesgos se miden para efectos del cálculo de acuerdo con las estadísticas medicas del país, estadísticas que por supuesto sufren incrementos año tras año y tu póliza también.

El problema no es todo el paquete de justificantes de las compañías y que además te hacen gozar de un deducible y un coaseguro y supongamos que pudiste cubrir los costos de tu seguro médico, el problema es CUANDO llegas a la edad de 55 años en donde la tabla del riesgo por edad se incrementa en forma NO SANTA con la firme intención de que se abandone la póliza por no poder continuar pagándola, eso es lo grave, la vejez, ya que toda tu vida cubriste tu seguro medico, tal vez poco o nada lo usaste pero en la vejez NO ERES bien visto ya en las compañías de seguros, y más si eres con posibilidades de longevo, con sus muy benditas excepciones que pueden mantener su póliza en la vejez.

Las compañías se han dado cuenta que son más las pólizas que se van cancelando en el transcurso de la vida en declive de las personas que por supuesto les inquieta, y les inquieta muchísimo, junto con el incremento en los gastos hospitalarios como en las enfermedades de los jóvenes que van en aumento, tremendamente en aumento, que incluso la rentabilidad del segmento de gastos médicos cada vez se les reduce a las compañías, de ahí una parte de los incrementos en los valores de las primas, habrá quien pueda sostener una póliza, es lo más deseable, pero hay un universo cada vez más grande que ya no pueden, ni podrán hacerlo.

Una vez escuche a un CEO de una compañía que agradecía a todos los vendedores por haber sido los principales culpables de haber llevado dólares a su bolsillo, muchos dólares que habían compartido con él, pero también le escuche “necesitamos clientes jóvenes porque los viejitos son mejor en el cementerio” como si el señor estuviera para regalo, pero en aquel entonces la esencia lo marca ese comentario, hablaba de gastos médicos, por supuesto no de pólizas de vida.

Es un hecho que a todos cada día nos es más y más difícil cubrir todo nuestro costo de vida y más cuando ya comienzas a estar en los 60 años o más, y la salud por supuesto cada día es más y más difícil mantenerla en buenos niveles.

Una alternativa, que propuse alguna vez ante un grupo de ejecutivos y médicos de hospitales, sería que los HOSPITALES PRIVADOS volteen a ver el establecer pólizas médicas que les permita a las personas acceder a mejores servicios que los hospitales públicos o sociales y que sirvan para apuntalar su subsistencia como hospital para mejorar en tecnología de salud, escucharon con atención e interés, ya que es una bola de nieve en recursos para los hospitales.

La gran tajada para las compañías de seguros y los hospitales lo representa el IMSS ya que es una institución que maneja millones de acreditados que aportan semana tras semana, quincena tras quincena y mes tras mes a la institución que en su administración es llevada con las mismas políticas con que se lleva PEMEX, hacia la reducción de su efectividad, viabilidad y un total y descarado desmantelamiento o abandono que la infraestructura hospitalaria se cae a pedazos. No se diga el servicio.

Imagine usted el beneficio hacia las aseguradoras, hospitales y médicos que significa el IMSS con sus 18 millones quinientos mil trabajadores afiliados y lo que representa la fuerza de los trabajadores informales que no están afiliados al IMSS.

Si al IMSS lo viéramos como un ente social que nos ofrece una póliza de gastos médicos, una póliza de vida y una póliza de retiro les aseguro que nuestra calidad de servicio sería mucho mejor que la que hoy tenemos, nuestra seguridad hacia la familia y el confort del retiro con el IMSS seria envidiable en el mundo como una vez lo fue el sistema del IMSS.

Si dejamos de ser CACHETONES y asumimos nuestras responsabilidad financiera de vida podríamos formalizar una institución poderosa  pagándole al IMSS una póliza de gastos médicos, una de vida y una de retiro en los niveles que a cada quien nos corresponda de acuerdo a los ingresos cotizados, con las reglas bien claras llevadas a ley, las cosas serian diferentes.

La gran traba a esto son todos aquellos que se afilan las uñas porque se entregue al Congreso la REFORMA DE LEY DE SEGURIDAD SOCIAL y se apruebe porque sucederá lo mismo que lo que sucede con LA REFORMA ENERGETICA Y PEMEX.

Los CACHETONES de arriba y los CAHETONES de abajo están ahogando el México de todos, y en ese Mexico vamos los de EN MEDIO.

El IMSS tiene solución y es una solución que lo puede llevar a ser la envidia como institución de Salud y Seguridad Social en el mundo, se puede si se quiere, si no, pos no y pagaremos todos, TODOS, en la vejez el no haber querido defenderlo de los BUITRES NEOLIBERALES.


Lectura recomendada:

Proyecto México 2030: la venta de un país


 

Raúl Sabido
raulsabido@prodigy.net.mx + artículos

Egresado de la Facultad de Comercio y Administración por la Universidad Autónoma de Tamaulipas. Su desarrollo profesional ha sido en empresas privadas en posiciones directivas donde a logrado acumular 42 años de servicio.