La Raza de Bronce Vestida y Alborotada

By on 16/01/2016

México es tan cotizado culturalmente, dignificado internacionalmente e incluso envidiada su cultura de la familia, claro, esto lo hacen otros países porque los mexicanos en su mayoría no conoce siquiera lo que el nombre de México significa.

-“Religión y futbol son las dos piernas de la televisión mexicana”.
(Emilio Azcárraga Jean)

-“Los artistas son ambiciosos por naturaleza, por eso la única forma de tratarlos es como sirvientas”.
(Emilio Azcárraga Milmo)

– “México es un país de una clase modesta muy jodida, que no va a salir de jodida. Para la televisión es una obligación llevar diversión a esa gente y sacarla de su triste realidad y de su futuro difícil”.
(Emilio Azcárraga Milmo)

Esta crítica no es hacia la televisión, sino hacia el concepto divino que el 90% de los mexicanos tiene de ella (aclaro no soy estadista) y al concepto inútil de querer progresar a “costa de otro” y que el “otro” quiere exactamente lo mismo.
¿Cuántos sabemos que “México significa “Ombligo de la luna”? O que Hernán Cortez no fue revolucionario; pero ¿Cuántos saben la programación telenovelezca y los marcadores de futbol? Yo no y no es porque considere malo al deporte o al futbol; sino que no me interesa.

Tampoco “invitaré” a la “raza de bronce” cómo menciona Amado Nervo sobre el patriotismo mexicano. Cada quien puede hacer con su intelecto lo que le plazca, yo me prefiero ser un poco más listo cada día que un poco más tonto cada vez.

Esperó mis lectores conozcan a Amado Nervo y si no, con todo gusto les regalo “la amada inmóvil”, o si les dio la “espinita” de leer aunque sea para sorprender a alguien basta con pedirlo a mi cuenta personal de correo: carlos.fcv@hotmail.com

Mi primer libro (Regalo de mi padre, que me lo dio con la intención de calmar mis ansias de causarle un infarto o quizás para mantenerme ocupado) y el último hasta este momento me han mostrado una manera sencilla de cómo entretener a los cultos, a los listos, a las personas que buscan mejorarse a sí mismos a aquellos que en mi maléfica ideología, merecen los trabajos.

La televisión mexicana desde mi perspectiva, muestra la deficiencia de nuestras escuelas, de nuestra formación cívica, de una carencia absoluta de concepto de “progreso” (¿Quieren saber lo que es progreso? Vallan a Dubái) y que México teniendo registros históricos de ser una sociedad, sumamente culta y religiosa (cuando la ciencia y la espiritualidad se unen, crean imperios) hoy, ni siquiera se interesa por conocer sus orígenes, su cultura, sus hábitos o incluso la demografía (bueno dependiendo la carrera, porque los de turismo deben saber de “tragadero” y tequila, los historiadores del origen de los tiempos, los arqueólogos antropólogos y hasta catadores de chile, etcétera).

Yo, nacido en el mes de “KANKIN”, del mítico animal de la SERPIENTE, caracterizado por el poder de seducción, de renovación (espero y sea cierto) te digo a ti, quien gracias a tu recomendaciones, mi patrón me permite sembrar pánico, a ti, mi estimado lector, te digo: “Il a wilej lu’umil kaah” (observa tu patria), que se hunde entre la ignorancia y el desecho de los intelectuales.

Adjetivos como “Indio”, “indígena” , “campesino” o “roñoso” como dicen algunos mexicanos de la alta socialité a quienes tiene facciones y tradiciones prehispánicas, pues yo veo a muchos que traen el nopal en la frente pero lo adornan con franjas rojas y blancas con estrellitas.

Una línea que se menciona en alguna parte de los códices del “CHILAM BALAM” (me gustaría enseñar bibliografía pero el museo nacional de antropología e historia lo consideraría delito pues los documentos son patrimonio nacional, yo los quería fotocopiar): “La caída de un imperio comienza destruyéndose así mismo desde adentro”. Retroalimentando esa frase, ¿en qué punto estamos nosotros que permitimos que nos digan como pensar, como actuar, que comprar? y adentrando en un tema positivo respecto al mexicano: estudio de Neurociencias dan indicativos de que el mexicano, es unido, leal y que al trabajar en grupo genera beneficios; pero que también, es apático, egoísta, envidioso y flojo. Con esto que mencioné, ¿hacia dónde se inclinarían ustedes? No hablo de que a partir de hoy salgamos con penachos y caracoles, aunque la verdad (la vestimenta maya es muy atractiva pero el frio), sino que nos ocupemos de educarnos, de prepararnos para solventar nuestras necesidades básicas paras después poder adquirir gustos y caprichos.

En mi punto de vista considero la televisión el cáncer del intelecto humano (refiriéndome a la programación mexicana), los libros son aburridos porque nos enseñaron eso, y el futbol es popular porque un futbolista es más respetado que un médico o un científico (si se dieron cuenta que una mexicana corrigió la teoría de Stephen Hawking). Los mexicanos, somos muy listos, sumamente listos, pero requerimos de algún mas para iniciar cualquier acción, esta ironía es la que nos mantiene cautivos y sin progreso. Espero que este articulo llegue a escritorios de Televisa para que me entrevisté el perro guarumo o William Levi (por si no lo notaron fue sarcasmo).

Con la enorme satisfacción de que si me leen:

Carlos Carrazco (un indio de chihuahua, saludos a aquellos conocidos que por tener ojos azules y poco cerebro, piensan que los debemos de respetar).

 

Carlos Felipe Carrazco Vega
+ artículos

Empresario, escritor y autor compositor. Titulado en terapia física y rehabilitación. Participó en la antología de poesía "Letras mágicas" en la Asociación de Escritores del Noroeste del Estado de Chihuahua (ASENOCH).
Colaborador en Radio Net y asociaciones civiles.
Actualmente escribe artículos en el área de psicología, neurociencias y opinión político-social y es docente en secundaria en materias de matemática y física y de ciencias sociales en educación media superior.

  • La juventud y alegría plasmada en temas trascendentales !!! Estoy atento de sus pensamientos Don Carlos Felipe Carrazco Vega.