La Percepción es la Realidad

By on 24/11/2015

En una tarde agradable de verano, Usted se encuentra sentado en la parte más alta de una suave loma y está observando las colinas, algunos árboles con sus frondosas ramas, escucha el trino de los pájaros y siente como el viento toca sus hombros.

Está disfrutando profundamente ese momento, el aire que respira nutre sus pulmones, la atmósfera que siente en el lugar provoca que su estado de ánimo esté perfecto para desarrollar cualquier proyecto; es extraordinario ese momento. Se siente completo.

Al cabo de unos minutos decide regresar a sus labores, donde le esperan las rutinas propias de sus actividades que le llenen el día todos los días. Desbordando bienestar llega a su lugar de trabajo, donde se encuentran sus compañeros y en automático, comienza a platicarles del momento de bienestar, las escenas donde todo era perfecto, de ese lugar donde por unos minutos se detuvo el tiempo. Y como por arte de magia, todos le observan tan feliz, que en realidad contagia.

Esa es la PERCEPCIÓN que sus compañeros tienen de Usted. Usted emite una energía que contagia, su leguaje es en el mismo sentido, cargado de optimismo, sus posturas corporales expresan bienestar, buena salud, gusto por la vida, sus mirada es asertiva; en fin se le percibe feliz, sencillamente feliz. De pronto necesita hacer una llamada y su contacto a quien llamará, está guardado en la agenda de su teléfono celular. Busca su celular y no lo encuentra. Ahí comienza a cambiar su realidad y en consecuencia la percepción que se tenía hasta hace unos minutos de Usted.

Finalmente recapitula y concluye que el teléfono debió haberlo extraviado en ese bello campo donde el tiempo se detuvo y Usted pasó unos bellos momentos. Si Usted fuera una persona inmadura, comenzaría a despotricar de ese hermoso lugar y hasta del momento que decidió tomarse unos minutos y disfrutar de esa tarde.

Al final se le perdió el celular, su actitud cambió, su energía, su temple, su lenguaje corporal, sus momentos de bienestar, etcétera. También cambió la percepción que tenía de ese atractivo paisaje y de ese singular momento; siendo la consecuencia final UNA NUEVA Y MUY DISTINTA REALIDAD.

LA PERCEPCIÓN ES LA REALIDAD. Se debe precisar que la percepción y la realidad son eminentemente personales. Cada quien tiene su propia percepción y su propia realidad y fundamentados en aspectos como en la individualidad, las marcas que se anuncian en los distintos sistemas para promoverse, los políticos, todos los sistemas basados en dogmas; crean realidades a las que ellos suponen ASPIRAN las personas y las manera como las personas hacen suyas esas ideas.

Las peores realidades creadas por la mercadotecnia, son aquellas en las que construyen falacias, cargadas de demagogia que quizás nunca se hagan realidad, pero abusando del precepto de que la realidad es mental y personal, en forma muy bien estructuradas nos “venden” ideas que sustituyen a la realidad a la que se aspira.

A través de imágenes, sonidos y un sin número de factores, se crean sensaciones que hacen PERCIBIR ese ambiente circunstancial al que se aspira, y esa PERCEPCIÓN CREA UNA DETERMINADA REALIDAD. Al inicio de este texto mencioné –las peores realidades – Y debo precisar, por qué son las peores: Por la sencilla razón de que se usan los VALORES DE LAS PERSONAS. Y dicho sea de paso, los valores no son un producto, en mi opinión personal, para mercadear con la gente.

Las personas debemos aprender a construir las distintas realidades. Considerando que la realidad es mental, es indudable y claro que estas realidades se construyen en la mente humana, en su mente Usted decide estar saludable o enfermo, ser prospero o vivir con escasez, ser feliz o infeliz, estar alegre o triste, ganar o perder; y todas las realidades posibles que usted necesita o busca para sobrellevar su vida.

Cómo se construye en la mente la realidad: CON LA PERCEPCIÓN: Si usted se percibe próspero, alegre, amado, pobre, enfermo, etcétera; está dando los primeros pasos hacia esas realidades, mismas que pronto se cristalizarán a través del tiempo y en el espacio.

Existen técnicas para desarrollar la habilidad de crear la Percepción y acercarse a la realidad. Lo cual es mejor crearlas por uno mismo y vacunarnos en contra de las supuestas realidades que nos venden algun@s pésimos polític@s y las marcas de productos, mediante su mercadotecnia enfermiza.

Pero de esas técnicas estaré escribiendo y compartiéndolas con el amable auditorio en el próximo.

Por ahora es todo y cuánto. Como siempre, “NOS VEMOS EN LAS CUMBRES”

Atte.

H. Martín Marruffo T.

Martín Marruffo
Martín Marruffo
Doctor en Desarrollo Organizacional en | | + artículos

Especialista en desarrollo organizacional, programación neurolingüística, facilitador y asesor de empresa nacionales y extranjeras. Creador de poderosos eventos de integración empresarial: Team Building. Las Herramientas mas Poderosas de Capacitación y del Seminario Caminando Sobre las Brasas. Encuentro con el Gigante. Director de Asesoria Integral Especializada.