De la Commedia dell’Arte a la Divina Commedia

By on 08/07/2016

– La amistad, los romances en paso de gato y esos vestuarios repletos de desnudez, son algunos de los recuerdos que abordan mi mente en este momento siendo las 3 de la mañana.

El teatro, un mundo donde lo ilógico se vuelve piel, los oscuro un nuevo día, el paso de gato que te hace sentirte como dio viendo la vida de los actores en escena, ese telón, las bambalinas que deciden entre el inicio y el fin de una historia. No solo es arte, es vida.

– Esta semana quiero regalar un fragmento de la mejor etapa de mi vida, esa donde quieres hacer mucho pero te falta un ingrediente para todo: La búsqueda espiritual y personal de cada ser humano. Hablare de mi etapa e incursión en las artes ya como un amante de ella y no como observador, donde la escrituro afloro, donde el canto se perfeccionó, el baile se mostró más allá que entretenimiento y todas las manías de cada actor se unieron para hacer una de las más emblemáticas obras en la historia de la humanidad: La pieza teatral la ” Commedia dell´ arte” donde un servidor en el personaje del Arlequín con ayuda moral, psicótica, hormonal y conflictiva de otros 9 barbajanes pudimos dar alegría, tristeza y reflexión en un solo lugar, Ahí donde se deja de ser uno para convertirse en todos: El teatro.

Un proyecto universitario y muchas ganas de no entrar en las clases. Me inicie en el teatro más por requisito que por necesidad, (realmente quería acostarme con una amiga que le gustaba el teatro y pues tuve que hacerme actor y nunca logre acostarme con ella… valla), en este momento de mi vida hablo del taller de teatro de la UACJ y telón de arena.

Al paso del tiempo, ya sin mi amiga y sin los maestros cesar cabrera, perla de la rosa y lupita balderrama conocí a un freaky, estudiante de sociología (ya ven como son de agitadores esos estudiantes) y un servidor en aquel entonces estudiando ingeniería, nos encontramos en la oportunidad de participar en una obra de teatro popular donde su servidor seria el increíble magnifico y perspicaz sin menospreciar su astucia y humildad: “ARLEQUIN” quién sería la mano derecha del BRIGUELLA, el freaky (algo así como el dr. Frankenstein e Ígor). Al memorizar la dramaturgia nos dimos cuenta que teníamos afinidades, una de ella Dante alliguieri y su divina commedia, por lo que se hizo mi archirrival en cuestiones de opinión literaria, nunca supo debatirme en Maquiavelo o Sócrates…en lo demás si me puso en ridículo.

En fin no es diario personal, solo me queda decir que este muchacho, 1 año menor que yo me apoyo en una decepción muy grande en mi vida, donde mi vida y la perspectiva de mí mismo estaban en disputa y a mitad de un ensayo se me acercó y me dijo: “Mi buen Phyllipo, La vida es dura porque necesitamos sentirla para así poder volar y nadar (alegórico a un fragmento donde Virgilio se dirige a dante para alentarlo sobre la entrada al infierno que dice: “Feliz el hombre que ha pisoteado todos sus temores y puede reír ante la proximidad de la muerte que todo lo vence.”

“Guiligan”, Gilberto su nombre, compañero de borrachera, mal de amores y el rock y el teatro, más lo primero y lo segundo (ambos somos repelentes para las mujeres) se convirtió a partir de ese momento en un compañero en las malas, y un amigo en las buenas. Por ello el titulo de este articulo enfatizando porque mi perfil de Facebook es Dante Alliguieri y porque la divina commedia es mi libro favorito, un poema en el que baso la mayoría de mis poemas y canciones (no copio a Garcilazo de la vega, uso ese libro para guardar cosas ya que es de pasta dura pero jolines que no he leído ni un coño de ese autor).

Pasemos a lo absurdo del teatro:

Incendiar vestuario por accidente, cambiar agua por whisky en la escena de la comida en plena obra oliendo a whisky todos, cambiar una pistola por un platano (una antigua tradición de teatro donde la última obra era temida por los actores pues el director modificaba escenografía, vestuario, utilería y diálogos para sorprender a la audiencia y crear comicidad (imagínense a Teobaldo asesinando a mercucio en romeo y Julieta pero en lugar de usar un puñal, usa un resortera…)

A mi el teatro me enseño en lenguaje corporal a decir con los ojos, a gritar con el cuerpo y a enamorarme en silencio, con la técnica Stanislavski entendí mi cuerpo y mis emociones para poder expresarlas adecuadamente así como de fabricarlas (ideal para detección de mentiras, lenguaje no verbal y estafas).

También mi amor platónico en tramoya, en paso de gato, la iluminación, el sonido, la escenografía, ese esqueleto del teatro que mueve toda dramaturgia donde se te disciplina, donde te controlas, donde coordinas, donde efectúas y te proyectas, esto es poco de lo que el teatro representa.

Un gusto personal sobre este género artístico es la ópera, mi primero opera fue Carmen (la buena no donde bailan Charlestón) y Frankenstein.

En fin volvamos a la creación de este personaje que me hizo sacar lo mejor de mi personalidad (que disfrutan cada viernes en publicaciones reflexivas y un lenguaje erudito) ¡ósea el sarcasmo!, estoy hablando de Arlequino:

Explico quién demonios es arlequín o Arlecchino.

Personalidad camaleónica, astuto y necio, intrigante e indolente, sensual y grosero, brutal y cruel, ingenuo y pobre de solemnidad. Su atuendo remendado alegórico a la pobresa que también representa la humildad agradecimiento y la lealtad, claro, de nadie mas que de su “Socio según el” Briguella (según el, arlequín es su peón). Arlequín enamorado de Colombina, y por consiguiente un rival para Pierrot. La característica principal de Arlequín o Arlecchino es su agilidad física. Es un personaje humorístico y sus acrobacias eran lo que la audiencia esperaba ver. 

Y Briguela, villano y socio de Arlecchino. A menudo se retrata como un miembro de clase media, propietario de una taberna. Como es típico de los que han llegado desde la pobreza a una escala social mayor, es el más cruel con los que están por debajo. Los planes de Brighella (el personaje de mi amigo agitador social Gilberto) a menudo acaban frustrados por su propia ineptitud. Su traje consiste en blusa blanca y pantalón verde. Llevaba una media máscara verde que muestra una mirada de lujuria y codicia. Así que se imaginaran que caos en nuestros actos, donde las improvisaciones humorísticas, sarcásticas, con humor negro y como mexicanos, doble sentido, crearon euforia.

El teatro el único arte donde la mente se vuelve táctil, donde las emociones pueden caminar, el teatro es la mejor herramienta para la autoprotección el perfeccionamiento de las virtudes y el dominio de las emociones porque el actor es el talento en acción, una cualidad exclusiva de la actuación pues en las demás artes, el talento es usado por medio del artista para manifestarse en físico mediante la interpretación de la audiencia, el teatro es la representación de lo que siente el personaje (que el actor da vida) y exactamente como lo siente el personaje, lo percibe la audiencia..

Somos actores de nuestros deseos, el escenario es cada día, las bambalinas se muestran cuando llegamos al hogar y la escenografía se retira en cada sueño, si entre nuestras noches hay pasos de gato o butacas vacías, comprendamos que la vida no siempre es la que esperamos, pero siempre será la que nos permite actuar y debemos ser estrellas aun en dolencias y cansancios.

Seamos directores de nuestro destino no actores para así hacer una función de gala y lucirnos aun cuando el tercer oscuro de la tercer llamada principie.

Con mis mejores deseos, un actor frustrado:

Carlos Carrazco (me alquilo para infomerciales)

Carlos Felipe Carrazco Vega
+ artículos

Empresario, escritor y autor compositor. Titulado en terapia física y rehabilitación. Participó en la antología de poesía "Letras mágicas" en la Asociación de Escritores del Noroeste del Estado de Chihuahua (ASENOCH).
Colaborador en Radio Net y asociaciones civiles.
Actualmente escribe artículos en el área de psicología, neurociencias y opinión político-social y es docente en secundaria en materias de matemática y física y de ciencias sociales en educación media superior.