La Colaboración Científica Internacional

By on 12/10/2017
Dr. Jorge Luis García Alcaraz

En semanas anteriores he hablado de la necesidad de que los investigadores y profesores de instituciones de educación superior en México participen en los programas de movilidad académica que ofrece su institución con el apoyo de otras instancias. Uno de los objetivos de esos programas es que se logre identificar a pares investigadores y que se generen proyectos a ejecutar de manera conjunta.

Sin embargo, una vez que se emprende un proyecto de manera colaborativa con colegas extranjeros, se suelen encontrar problemas que vale la pena discutir, tales como lo siguientes:

  • A veces, los periodos lectivos son diferentes en los dos países en que se encuentran los colaboradores (lo que comúnmente conocemos como periodo de clases), ya que cuando en un país se encuentra en vacaciones, en otro se encuentran laborando y el mantener un seguimiento de las ideas y proyectos frecuentemente resulta difícil.
  • Debido a los periodos lectivos diferentes, frecuentemente las convocatorias para competir por recursos económicos ante las fuentes de financiamiento son también diferentes y los empalmes de los proyectos se dificulta. Frecuentemente, cuando se tienen convocatorias conjuntas entre dos entidades de financiamiento, una mexicana y una extranjera, esos tiempos de empalme son realmente cortos y se debe trabajar muy de prisa en la estructura de los proyectos.
  • De la misma manera, para el caso de colaboradores mexicanos con integrantes del continente europeo y asiático, por diferencia de horario, muchas veces las reuniones virtuales entre los integrantes del proyecto deben realizarse en horas de la madrugada para algunos de ellos y se realizan desde casa, no desde una oficina de trabajo. Como consecuencia a lo anterior, muchos archivos se encuentran en una computadora de oficina y no se tiene acceso a ellos.
  • Un problema que es muy común, es el desconocimiento que tiene una contraparte de las normativas que regulan la investigación en los países de los otros colegas. Por ejemplo, los rubros financiables, el sistema de gestión y seguimiento de los avances, lo que frecuentemente conlleva a cometer errores por omisión que no tienen ninguna mala intención, sino un desconocimiento de las normativas.
  • Finalmente, un problema común que se tiene es el sistema de gestión de los recursos, ya que en México la fuente de financiamiento deposita el recurso económico a la institución en la que se encuentra adscrito, lo que hace lento el ejercicio de los mismos y se incurre en incumplimiento de los periodos de entrega de resultados.

La problemática anterior no debe ser causa o impedimento para realizar colaboración internacional con otros colegas, más bien debe ser un reto para solucionar esos problemas. A continuación, algunos consejos que permiten solventarlos, aunque puede haber muchos más.

  • Generar una carpeta en la nube, donde todos puedan ser usuarios con la opción de editar los archivos que se generan. En este tipo de carpetas siempre se quedan versiones anteriores que pueden ser recuperadas y se tiene una trazabilidad de los cambios realizados y por quien. Esto resuelve el problema de no poder acceder a archivos que solamente se tienen en la computadora que está en la oficina.
  • Usar llamadas de voz simples y no video llamadas durante las reuniones virtuales, ya que las últimas consumen mucho ancho de banda, haciendo deficiente la calidad del audio.
  • En el caso de que algún integrante del grupo de trabajo hable un idioma diferente, puede usarse el asistente de muchos medios de comunicación plataformas que permiten realizar la traducción simultánea, la cual es suficiente para tener un buen entendimiento de los acuerdos que se tienen de esas reuniones virtuales.
  • Siempre poner un nombre diferente a los archivos en los que se trabaja de manera compartida, para evitar generar copias en conflicto cuando dos integrantes trabajan simultáneamente en el mismo.
  • Revisar las opciones de procesadores de texto que permiten la colaboración en línea sobre un mismo documento, lo que evita esas copias en conflicto.
Jorge Luis García Alcaraz
Profesor Investigador | + artículos

Doctor en Ciencias en Ingeniería Industrial. Doctor en Innovación en Ingeniería de Producto y Procesos Industriales. Pertenece al Sistema Nacional de Investigadores en el Nivel II e investiga el modelado de sistemas de producción. Recibió el premio estatal de Ciencia, Tecnología e Innovación 2015.