Justicia con aroma a revanchismo. El caso Dowell.

By on 06/07/2017

La difícil tarea de impartir justicia se ensortija y convulsiona entre miles de celdillas donde se agazapan o disimulan instrumentos como el derecho, la equidad, la razón, la legalidad, la verticalidad, la moral, y otros valores que pueden o no ser escogidos al momento de decidir sobre la inocencia o culpabilidad de un sujeto.

Es al mismo tiempo, la facultad que tiene el estado, para entregar a cada quien lo suyo; lo que en justicia le corresponde.

O quitárselo cuando a su juicio, el sujeto carezca de merecimiento para ostentarse sobre ese beneficio o provecho que una vez le fue heredado de buena fe.

Traigo a colación estas cavilaciones porque el caso DOWELL nos obliga a reflexionar si la suspensión de la función de la notaría pública número 12 de Ciudad Juárez, a su cargo, por haber abandonado supuestamente su función notarial a partir del 24 de febrero de 2016, sin la pertinente licencia autorizada, es una actuación de justicia o de venganza por parte del gobierno de Javier Corral.

El notario en cuestión, ha mediatizado su caso y asegura que no sólo es víctima de una venganza política sino que teme por su vida o por la de alguno de los suyos.

Revisemos el término, venganza.

La venganza es una reprimenda que se ejerce sobre una persona o un grupo de ellas por una acción que es percibida como mala o dañina.

En la venganza, aparece un sujeto que se siente afectado, y decide vengarse para lo cual concreta una especie de reparación por el daño. La venganza supone una compensación por el agravio recibido.

Para algunas personas la venganza es necesaria cuando la justicia falla; sin embargo si se las analiza a fondo entre ambas no existe mucha diferencia, el problema es que la justicia no siempre funciona y a veces permite que ciertos daños no sean reparados.

En ese punto puede aparecer la venganza, pero ya no con el objetivo de hacer justicia, sino de liberar la tensión que el dolor y el odio han hecho germinar en el damnificado.

Pese a lo condenable que puede ser desde el punto de vista moral o ético, la venganza causa placer a quien la concreta, ya que el vengador suele estar inmerso en sentimientos de odio y rencor. La venganza, por lo tanto, aparece como un desahogo.

Cuando la venganza intenta ser ejemplificadora (es decir, el daño que causa es mayor al daño original), se corre el riesgo de entrar a un espiral de violencia sin control.

Por eso, desde la época bíblica (libro del Éxodo), se intentó fijar una justicia retributiva con la lex talionis o Ley del Talión, resumida en la sentencia “ojo por ojo, diente por diente”.

En estas épocas, la venganza no es permitida, tampoco es aceptada la Ley del Talión.

La justicia se canaliza a través de leyes que intentan ser objetivas y promover la paz social y aquéllos que se salten las reglas impuestas por el sistema legislativo vigente pueden ser condenados por tomar la justicia por mano propia.

Generalmente en los casos donde existe la venganza como elemento se percibe una especie de locura parcial de una persona para buscar de algún modo intentar llegar a las razones profundas que llevan a una persona a hacerle daños a otra con el objetivo de hacerle pagar por algo.

Veamos ahora, qué es la Justicia: es un conjunto de valores esenciales sobre los cuales debe basarse una sociedad y el Estado, estos valores son; el respeto, la equidad, la igualdad y la libertad.

La justicia en sentido formal es el conjunto de normas codificadas aplicadas por jueces que al ser violadas el Estado imparte justicia, suprimiendo la acción o inacción que genero la afectación del bien común.

La justicia como valor es el principio moral de cada persona que decide vivir dando a cada quien lo que le corresponde o pertenece. La justicia como valor busca el bien propio y de la sociedad.

Cuando la justicia se aplica, siempre habrá el que considere que fue sometido a un acto de injusticia. Invariablemente. Pocos son los que dicen… Sí, ¡Lo hice, y merezco el castigo!

Y la evasiva es… ¿Por qué a mí sí y a aquel no?

Será muy interesante seguir este caso. El implicado, asegura que este supuesto acto de justicia, trae un fuerte aroma de venganza, o cuando menos de revanchismo. Y que eso… no se vale.

Pienso que aquí debe prevalecer la justicia, y si el notario se brincó las trancas, tendrá que pagar por su falta.

De nada servirán cartas de recomendación, ni panfletos de apoyo por parte de compañeros notarios, porque finalmente todos, de algún modo tienen alguna colita que les pisen y si el gobierno pasa a revisar todas las notarías, podrá encontrar algunas cositas que no les habrán de gustar a los fedatarios públicos.

Cartapacio por Raúl Ruiz
Analista Politico | + artículos

cartapacio
De or. inc., quizá del b. lat. chartapacium 'carta de paz'.
1. m. Cuaderno para escribir o tomar apuntes.
2. m. Funda en que los muchachos que van a la escuela meten sus libros y papeles.
3. m. Conjunto de papeles contenidos en una carpeta.
4. Programa que se transmite por Radio México Noticias 970 AM de Lunes a Viernes a las 5 de la tarde
5. Columna Política que se publica los viernes en Juárez a Diario.com