Jóvenes hoy, viejos y pobres mañana.

By on 03/07/2017
Lic. Raúl Sabido

El panorama para los jóvenes de hoy, y para todos aquellos que comenzaron a trabajar a partir de Julio de 1997, no es nada halagador, realmente es muy triste que una gran mayoría de ellos no lo vean, no les ocupa y desairan las oportunidades que hoy tienen para enfrentar la vejez con al menos los suficientes recursos hasta su ocaso, con dignidad y recibir servicio médico con algún sistema actual de salud y que en la vejez es de obvia urgencia contemplarlo, y tenerlo.

Todos los empleados, trabajadores, funcionarios de la iniciativa privada que comenzaron a trabajar antes de Julio de 1997 y que por ende cotizan desde antes de esa fecha en el IMSS hasta hoy tienen una pensión y servicio medico garantizado hasta su ocaso y sucedido este, la esposa, si vive, podrá disfrutar del 90% de la pensión que recibía el esposo, el monto de la pensión varia de acuerdo a la edad en que se otorga, que va desde el 75% a los 60 años ò hasta el 100% a los 65 años, y se otorga dependiendo de los ingresos registrados en el IMSS en los últimos 5 años del ingreso cotizado, y tener al menos 500 semanas cotizadas con sus derechos ante el IMSS vigentes, SI NO HAY VIGENCIA se tendrá que reponer la vigencia trabajando al menos un año mas y por supuesto cotizando.

Todo lo anterior les brinda la oportunidad de acceder a una pensión digna y al servicio medico total del asegurado y su esposa, si las cosas se hicieron bien durante su vida laboral ante el IMSS la pensión será lo suficiente para lograr una vejez digna, tranquila y sin dependencia de la familia, será el resultado de toda una vida de trabajo la tranquilidad en la vejez.

El pecado mortal para estas personas será el haber hecho durante su vida laboral el truco de poner en nómina una parte de su sueldo y la otra por fuera de la nómina y no captable por el IMSS, los únicos que se afectan son los empleados, trabajadores, funcionarios por la “ilusión” de ver mas dinero junto al día, porque el cálculo para la pensión en el IMSS es en base a ingreso cotizado y a la hora de la verdad, cuando se esta frente de la ventanilla de tramites del IMSS, comienzan los lamentos. Los únicos que se beneficiaron fueron los patrones al pagar menos al IMSS y toda la carga negativa de esa acción es para los trabajadores.

Todos aquellos que se iniciaron con alta en el IMSS a partir de Julio de 1997 fueron incorporados al sistema de PENSIONES INDIVIDUALES, estas personas van a lograr una pensión por AFORE equivalente a lo que hayan ahorrado toda su vida laboral dividido entre los años de expectativa de vida que para ese entonces se determine, poniendo un ejemplo, un trabajador ahorra en su AFORE 500 mil de pesos y tiene 65 años de vida. Supongamos que la expectativa es de 78 años por lo que restan 13 años de vida calculada, por lo tanto tendrá un pensión mensual de $ 2,958.00 mensuales, la inflación se encargará del resto.

Pero ¿Qué pasará si se vive mas de 78 años? – No pasa nada, porque tus fondos de pensión se agotaron

¿Y que pasa con mi esposa si muero antes de los 78? – No pasa nada, ella obtendrá el remanente de tus fondos de pensión que tengas en ese momento.

Usted determine con cuanto podrá vivir en su vejez, ¿usted podrá vivir con ingresos que enseguida enuncio? como mera forma ilustrativa, con el mismo ejemplo anterior de 13 años de vida calculada y pensión a los 65 años, se toman años de 13 meses:

Si usted ahorrara 500 mil pesos su pensión seria de $2,958.00.- Si usted ahorrara 750 mil pesos su pensión seria de $4,437.00.- Si usted ahorrara un millón de pesos su pensión seria de $5,917.00.- Si usted ahorrara un millón y medio su pensión seria de $ 8,875.00.- Si usted ahorrara dos millones su pensión seria de $11,834.00.- Si usted ahorrara cuatro millones su pensión seria de $23,668.00.- Si usted ahorra seis millones de pesos su pensión seria $35,502.00

¿Cuánto gana usted hoy mensualmente?, su sueldo de hoy enfrentado con la tabla anterior se podrá dar cuenta claramente de lo que necesita tener ahorrado en su AFORE cuando se retire, para poder vivir como hoy vive. Le recomiendo, amablre lector, la lectura de un artículo de PROFECO que lo ilustra muy bien.

Dado el comportamiento de las AFORES todo indica que los jóvenes del hoy van a llegar a ser los viejos pobres del mañana. No hay ahorro voluntario y el gran devorador de la vejez digna de muchos mexicanos se llama: DESEMPLEO E INFORMALIDAD.

Se puede entender que la situación económica, y laboral, del país no les permite a los mexicanos llevar la cultura del ahorro, el consumismo devorador hace que los ingresos se desvanezcan y el sobre endeudamiento a través de los créditos termina de ahorcar cualquier posibilidad de hacer por la vejez, hoy los jóvenes, y no tan jóvenes, no les interesa hablar de la vejez, no la ven y por lo tanto ocuparse de ella no es su prioridad de vida.

Hoy en día la aportación al AFORE (trabajador, gobierno, patrón) anda entre el 8 al 8.5% por cada trabajador a su cuenta individual, las aportaciones voluntarias prácticamente son nulas y los rendimientos los últimos años han sido bajos por lo tanto será casi mas que imposible que los empleados, trabajadores y funcionarios que se encuentran en los AFORES no logren pensión digna y suficiente para enfrentar los costos de la vejez y parece que no tienen las oportunidades para hacerlo.

El problema de la vejez en México esta ya a la vuelta de la esquina llegando a la cúspide del GRAN PROBLEMA entre los años 2030 y 2040 donde materialmente será imposible sostener los sistemas de pensiones por tanta persona que se encontrara en el estado de vejez en México y en cesantía.

El futuro de las personas es responsabilidad de las personas y si las personas desdeñan su futuro las consecuencias van a ser fatales en los años por venir, muchos países ya afrontaron el problema de la vejez en la población en donde las personas aportan el 10% de su ingreso para fondos para el retiro, México necesita con urgencia comenzar en el 10% de aportación individual directo del trabajador mas las partes del patrón y del gobierno, es la única manera de comenzar a resolver el problema del México viejo.

La individualidad tiene que ver su propio esquema de recursos para la vejez y trabajar en ello, no se puede esperar que el gobierno les resuelva sus esquemas de vida en vejez, las AFORES tienen la oportunidad de aportaciones voluntarias, las oportunidades para hacerlo están y si no se toman entonces vayamos cabildeando con los hijos para que participen en la vejez de sus padres con recursos.

“No hay porque heredarles a nuestros hijos la responsabilidad de nuestra vejez. Ellos estarán más que ocupados en construir su mundo y su prioridad de vida serán ellos mismos.”

Otro grupo de mexicanos prepara su vejez a través de los Planes Personales de Retiro (PPR) que comercializan las compañías de seguros y, otros mas, se pensionarán con IMSS mas su propio PPR garantizándose así una pensión digna, lograr esto es todo un esfuerzo financiero durante toda la vida productiva, es ocuparse de la vejez desde temprana edad y por supuesto ir logrando los recursos necesario para sostener los planes de retiro durante la vigencia de pago, el sostener un PPR y finiquitarlo en pago tiene una inconsistencia si no tiene IMSS también, el servicio medico privado.

Pensionarse por AFORE tiene resuelto el servicio medico, pensionarse por un PPR no tiene resuelto el servicio medico, pensionarse por los dos tiene resuelto todo.

¿Es un esfuerzo enorme? Si lo es, pero el invierno de la vida puede ser como se quiera que sea, solo hay que visualizar que se quiere y hacerlo, cuando se puede aspirar a ello.

Raúl Sabido
raulsabido@prodigy.net.mx + artículos

Egresado de la Facultad de Comercio y Administración por la Universidad Autónoma de Tamaulipas. Su desarrollo profesional ha sido en empresas privadas en posiciones directivas donde a logrado acumular 42 años de servicio.