INFONAVIT. Cazando PATOS.

By on 29/08/2016

Noble origen de una institución nacional creada para otorgar crédito para la adquisición de casa habitación para los trabajadores, un derecho plasmado en la Constitución de 1917 y que se consolida en la ley del INFONAVIT en 1972, cincuenta y cinco años pasaron para que hiciera justicia la revolución a los trabajadores, creada con la participación de los trabajadores, los patrones y el gobierno.

Una vivienda social en 1976 tenía un costo de 200,000 viejos pesos algo así como 8,800 dólares y en 1981 el INFONAVIT arrancó programas de aprovechamiento de energía solar en diferentes ciudades de la república, una de ellas CD. JUAREZ, consolidando la nobleza del instituto, eran los tiempos del PRI nacionalista.

En 1986 ya se protege la incapacidad del trabajador o la invalidez permanente, en 1987 se fija el crédito en VECES SALARIO MINIMO, EN 1988 al inicio del régimen Salinista una casa INFONAVIT tenía un valor de 31, 000,000 de viejos pesos algo así como 13,500 dólares.

En 1992 el Infonavit deja de integrar el fondo de vivienda y nace el sistema de ahorro para el retiro y se integra la subcuenta de vivienda y se amplía el plazo del crédito a 30 años, en 1993 se establece las tablas de puntuaciones y salarios para otorgar el crédito y además por primera vez se les pagan rendimientos a los derechohabientes por sus cuentas en la subcuenta de vivienda, el valor de la vivienda tipo del Infonavit es de 77,500 nuevos pesos o sea 19,300 dólares, en 1995 nace el cofinanciamiento.

En el 2002 aparecen por primera vez los subsidios del gobierno federal, de los estados y municipios para la compra de vivienda por los trabajadores, en el 2006 nace la protección de pagos y además el programa de recompensas para los acreditados cumplidos, en 2015 nace el crédito en pesos en lugar de VSM, el Infonavit tiene un Consejo de Administración donde participan los representantes obreros de las centrales más importantes del país, de las cámaras de empresarios y de los representantes del gobierno encabezados por el Secretario de Hacienda.

El crecimiento del Infonavit ha sido exponencial, pero no todo ha sido nobleza como su desarrollo desde su creación, se vienen cometiendo situaciones que golpean severamente el patrimonio de todos los que tienen un crédito con Infonavit y no precisamente trabajadores porque ya el Infonavit financia casas de clase media, media alta o sea trabajadores, empleados, ejecutivos etc., Infonavit financia a todo aquel que tiene saldos adecuados al reglamento para otorgar crédito en la subcuenta de vivienda, ya sea que todo el crédito se entregue por Infonavit o participen instituciones bancarias.

El crecimiento EN PESOS de los créditos del Infonavit de los trabajadores es constante cada año, o sea, el valor del crédito se actualiza cada Enero de cada año, ya que los créditos están dados en Veces Salario Mínimo (VSM) y por lo tanto el incremento de la mensualidad también crece.

El crédito esta direccionado a la nómina del trabajador por lo tanto es un crédito cautivo, amarrado mientras el trabajador esté laborando, el crédito se nutre del pago por nómina del trabajador y de la aportación patronal bimestral, como también de algunos subsidios que puede entregar el gobierno federal principalmente en el valor inicial de la casa.

El trabajador tiene “ventajas” y “condiciones especiales” para negociar con el Infonavit cuando por alguna situación llega a perder su empleo para poder salvar su crédito y no perder su casa, ventajas y condiciones que el instituto promueve y “realza” como nobleza y comprensión ante la pérdida del empleo, condiciones que por supuesto no traspasan a la parte del crédito bancario si es que lo tiene en coparticipación, perder el empleo en un crédito en coparticipación es verdaderamente un grave problema.

Pero la realidad con el Infonavit es otra, mucho más cruda que como se pudiera pensar, que sumada a la Bancaria es una verdadera pesadilla interminable y creciente en sus montos, cuando se pierde el empleo, veamos porque:

Cuando pierdes el empleo puedes utilizar el seguro de desempleo que cubre hasta 6 mensualidades con el instituto y con el banco, pero si el desempleo continua, y sigue avanzando en el tiempo, se comienza las negociaciones con el Infonavit mas no con los bancos que ellos, los bancos, comenzarán a solicitar los pagos pendientes hasta llegar a la demanda civil.

Con el instituto se tendrán “oportunidades de arreglar la situación” que comienzan con un folio por una llamada y una espera muy larga a una solución, solución que nunca llega más que cuando te notifican que estás demandado por la vía civil y en donde te invitan a firmar un acuerdo judicial ante el juez, un convenio de DACIÓN en pago (Dar tu casa sin más requisito que la entrega voluntaria) por si llegas de nueva cuenta en dejar de pagar 3 mensualidades, el único beneficio es que ajustaron tu mensualidad previo estudio socio económico, en pocas palabras no tienes más opciones en el Instituto más que la DACIÓN, si llegaras a dejar de pagar con el nuevo esquema de pago, o sea ya estas ante un ultimátum de oportunidades que realmente solo tuviste una oportunidad y que durante largo tiempo siempre te dieron largas, la UNICA opción real con el Infonavit es llegar a la DACIÓN de pago, todas las demás supuestas opciones son zanahorias para llevarte por  tiempo transcurrido de NO PAGO ante un juez, si no firmas el convenio te irás a un juicio civil, pero si firmas prácticamente habrás perdido todo lo que has pagado y es muy probable que tu casa haya regresado al valor inicial de tu compra.

Ahora bien si llegas a emplearte el Infonavit procederá a descontarte de tu nómina tu mensualidad MAS las mensualidades que dejaste de pagar durante el tiempo que estuviste desempleado llevándote a la situación en donde tu nómina quede casi en ceros, aplicándote este regla de descuentos hasta que te regularices en los pagos atrasados, o sea que trabajarás pero como si no trabajaras ya que no recibirás tu salario más que lo que te sobre del cálculo para poner al corriente tu cuenta, muy a pesar que la ley prohíbe esa situación, optando la inmensa mayoría, por no decir todos, dejar de laborar e irse a la INDUSTRIA DE LA INFORMALIDAD, donde el brazo ejecutor del Infonavit no tiene alcance.

Los Bancos están peor, ahí no tienen arreglo nadie más que pagar, es la única opción por lo tanto te encontrarás ante una grave situación que deberá obligarte a tomar la acción que mejor puedas tomar, no hay mas y perderás tu patrimonio.

Es lamentable ver que esa casa que se perdió el Instituto y el Banco la rematen por un precio inferior a lo que se le solicitaba al trabajador.

Pero más triste es ver todas las irresponsabilidades del Instituto con respecto a la supervisión de las casas que se construyen para que se utilicen créditos Infonavit, triste es ver cómo se inundan, carecen de escuelas, guarderías, comercial, transporte y muchas veces servicios de alumbrado y sanitarios, PERO MAS TRISTE querer levantar una barda en su perímetro de su casa el trabajador encuentre que brota agua del subsuelo y que no es precisamente alguna tubería rota, siendo que su casa fue construida sobre un manto de agua.

Hay fraccionamientos construidos sobre superficies que alguna vez fueron lagunas pero nunca construyeron la infraestructura necesaria para evitar que el agua pluvial retome su cauce natural y se han inundado esos fraccionamientos, deteriorando el patrimonio de los acreditados sin posibilidad alguna de evitarlo, más que regresando la casa a Infonavit con la consecuente pérdida de todo lo que han pagado.

La nobleza del Instituto desde su fundación sufrió un revés cuando la filosofía política del partido único y gobernante en Mexico pasó de ser NACIONALISTA a NEOLIBERAL, el neoliberalismo ingresó a México en 1988 y ha sido una constante de gobierno hasta hoy.

Y no hay trabajadores en Juárez para cubrir las vacantes de 26,000 plazas laborales?, hagamos de cuenta que estamos en una laguna llena de patos y estamos cazando patos con municiones de salva, lo único que hacemos es ruido y ahuyentamos los patos, pero la laguna sigue llena de patos, pero sin poder cazarlos.

Los contratos de Infonavit hoy están a 30 años, o sea 360 pagos mensuales, durante 360 pagos estarás amortizando tu crédito, 360 pagos cubre el contrato con el Infonavit y no más, el contrato termina cuando se hayan pagado 360 mensualidades y es entonces cuando la casa será del acreditado, o si este llegara fallecer antes.

Si salvaste tu casa en tu crisis lo único que te espera para poder lograr la propiedad total es cumplir los 360 pagos o fallecer, no hay otro camino.

El trabajo se pierde por situaciones como LA EDAD, reducción de personal, cierres de empresas, por situaciones incontrolables para el acreditado, pero cuando el trabajo se pierde por causas imputables al acreditado entonces ni el seguro de desempleo aplica para amortizar 6 mensualidades.

Los acreditados al Infonavit están solos, diseminados en una cartera, en estado de indefensión total porque su problema es individual, único por caso, sin posibilidad alguna de que ni los representantes del sector laboral aboguen por aplicaciones cotidianas que caen en mas que usura, ni Diputados de ningún color o sabor, ni nadie se preocupa por este gravísimo problema que alimenta la ilegalidad con masas de personas desesperadas por lograr un trabajo que les permita subsistir y aguantar hasta el desahucio legal de lo que algún día pudo haber sido SU CASA.

El gobierno del Estado de Chihuahua realizó un intento por involucrarse en este asunto pero al muy poco tiempo su intervención solo sirvió como censo de acreditados con problemas ante el instituto y nada más.

El Infonavit es un maravilloso instrumento social para que los mexicanos nos hagamos de un patrimonio pero, sus administradores, lo han convertido en un instrumento de usura y robo a los acreditados pero desgraciadamente  no por reglamento ni por ley sino por acción fuera de la ley de los instrumentos y aplicaciones del sistema, EL INFONAVIT AMPLIADO.

Los métodos de intimidación de algunos despachos del INFONAVIT AMPLIADO rayan en la brutalidad, se apoyan en el desconocimiento de los acreditados y en el trato impersonal poniendo al acreditado en situaciones desesperantes.

Diputados deberían de investigar a fondo las acciones del Infonavit, pero hasta hoy a ninguno de ellos les ha sido rentable hacerlo.

Raúl Sabido
raulsabido@prodigy.net.mx + artículos

Egresado de la Facultad de Comercio y Administración por la Universidad Autónoma de Tamaulipas. Su desarrollo profesional ha sido en empresas privadas en posiciones directivas donde a logrado acumular 42 años de servicio.