Gastan Mucho y Gastan Mal

By on 14/11/2017

Ciudad Juárez, Chih. – Las cuentas públicas estatales son algo complejas, contemplan los recursos que los estados esperan percibir por aportaciones federales, así como recaudación por aprovechamientos, como revalidación vehicular, permisos y uso de agua. Dichas cuentas públicas deberían ser consistentes entre los ingresos y los egresos; así mismo los Estados deberían gastar lo presupuestado y en lo que dicen gestaran el dinero.

Para medir dicho cumplimiento presupuestal, el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO), publicó el Índice de Información del Ejercicio del Gasto 2017 en el cual se muestra la distancia entre el destino de los recursos asignados en los presupuestos estatales y la manera en que efectivamente se gastó el dinero público durante el ejercicio fiscal.

Los resultados son poco alentadores, no sólo los Estados no cumplen adecuadamente con los requisitos generales de uso de los recursos, sino que gastan más de lo presupuestado y en temas no considerados.

Los estados tienen la obligación de publicar de forma trimestral información financiera que permite monitorear la forma en la que gastan. Sin embargo, los gobiernos estatales violan la Ley General de Contabilidad Gubernamental al no reportar de forma armonizada y homologada dicha información, y al hacer un mal uso de “la creatividad contable”. El Índice de Información del Ejercicio del Gasto 2017 (IIEG) mide dicha homologación de la información sobre el ejercicio del gasto en las 32 entidades federativas y analiza el gasto de los ejercicios fiscales 2015 y 2016.

En México, sólo se tiene un cumplimiento del 58% en el ejercicio presupuestal, además, los estados tuvieron recursos excedentes, cuyo fin óptimo hubiese servido para pagar el 39% de la deuda pública Estatal.

Chihuahua no sólo ocupa los primeros lugares en deuda total, per cápita y respecto al PIB, sino que además, apenas y cumple en un 39% con el uso de los recursos, siendo el 6º Estado peor evaluado.

Para el ejercicio 2015 y 2016, los Estados gastaron 14% más del presupuesto aprobado. Los principales rubros en los cuales las entidades se excedieron fueron: 139% más de lo presupuestado en comunicación social y 16% en gasto burocrático. Caso contrario a la infraestructura, donde las entidades gastaron 9% de los recursos asignados.

Lamentablemente, contamos con gobiernos Estatales poco prudentes, que gastan más de lo que deberían y que además no utilizan los recursos en los rubros más importantes para las finanzas gubernamentales, mientras podrían pagar deuda o realizar inversión pública productiva, gastan los recursos en gasto corriente, operatividad, viáticos y publicidad.

En definitiva, gastan mucho y en lo que no se debe.

Nancy Carbajal
Columnista • Economista | + artículos

Lic en Economía de la UACJ y Candidata al Grado de Maestra en Ingeniería Económica por la Universidad la Salle.
Columna semanal sobre temas de economía, finanzas, política y sociedad.