Fiestas decembrinas para todos

By on 21/12/2016

Como cada año es común escuchar a las familias que se preparan con anticipación para recibir a sus familiares de visita. Les preparan su comida favorita, compran juegos de mesa, programan que lugares o a que tiendas acudir; es toda una experiencia. Y es que en las fiestas decembrinas hay que considerar a todos los invitados.

Pero, ¿qué se hace cuando uno de los invitados está recibiendo tratamiento oncológico? Esta es una de las preguntas que más me hacen en esta temporada. Y es una duda que se basa en la preocupación de hacer algo que sin quererlo llegue a incomodar a quien ahora es paciente.

Así que comparto estas sencillas respuestas, basándome en mi experiencia como paciente y cuidadora, así como en sugerencias que nos han hecho otros pacientes y cuidadores.

Si uno de tus invitados está tomando tratamiento oncológico:

  • Si la persona tiene malestar o nauseas durante ese día. Se recomienda cocinar los alimentos en un lugar u horario donde no se encuentre el paciente presente.

    Cocinar en casa de un familiar o bien comprar la cena también es una buena opción. De esta manera se evita algún malestar.

  • Evita servir alimentos que tengan un olor muy fuerte o muy penetrante, al igual que alimentos con mucha grasa. Esto ayudará que la comida no caiga tan pesada y sea fácil de digerir.
  • Si el sentido del gusto se ha agudizado, es posible que los cubiertos de metal causen un mal sabor de los alimentos. Se recomienda optar por platos y cubiertos de plástico ya que estos evitan el sabor a “fierro”. Aquí agrego que ahora existen unos diseños muy lindos de platos y cubiertos de plástico, por lo que la mesa puede estar decorada tan linda como siempre, a la vez que facilitamos que todos disfruten la cena.
  • Hay que recordar que cada persona come a su ritmo la cantidad que le pide su organismo, por lo que no obligues a la persona a comer o insistas que deje de comer. La persona decidirá cuándo y cuánto comer.
  • Ten un clima cómodo para todos tus invitados: Hay tratamientos que le genera calor a los pacientes, mientras que hay otro que les causa frío. Al estar organizando un evento para varias personas lo mejor es preguntar al grupo como está la temperatura de la casa y así podrás tomar una decisión mas precisa.
  • Ten opciones. Además de bebidas con alcohol, incluye bebidas preparadas sin alcohol. Esto hará que todos se sientan incluidos y puedan disfrutar de un brindis o una velada amena.
  • Todos los pacientes tenemos derecho a disfrutar de la celebración como cualquier otro invitado. Si la persona se llegara a sentir cansado te lo hará saber, no es necesario obligarlo a descansar.

    Dale libertad a todos. Permite que todos se diviertan, bailen, canten, rían. Permite que el paciente disfrute la velada; y tú también date permiso de disfrutar y celebrar.

  • Platica de lo que platicarías con esa persona antes de que fuera diagnosticada. En ocasiones cuando nos diagnostican con cáncer, solo nos preguntan sobre cómo nos sentimos, cómo vamos con el tratamiento y cómo ha sido nuestra experiencia con la enfermedad; pero también queremos platicar de películas, trabajo, series de televisión, noticias, política, chismes, juegos, cotorreo… también queremos dejar de hablar de nuestra enfermedad.

    Así que, ¡platiquemos! Platiquemos de todo lo que platicábamos antes y de todo lo nuevo que nos falta por platicar.|

  • Por último, recuerda que la persona sigue siendo tu primo, tu hermana, tu mamá, tu abuelo… es la misma persona a la que quieres; solo en ese instante se está pasando por una enfermedad.

Celebremos en compañía de nuestras personas más queridas. Consideremos las necesidades de nuestros invitados y propiciaremos un ambiente que todos podrán disfrutar.

¿Tienes algún otro consejo? ¡Compártelo!
Ayudemos a que cada vez sean más los pacientes que pasan unas cómodas fiestas decembrinas.

Lourdes Tejada
Presidenta en | + artículos

Titulada en Diseño gráfico y pasante de la Maestría en Acción Pública y Desarrollo Social. En su experiencia destaca el ser co-fundadora de una asociación civil y ser miembro fundador de una red de agrupaciones juveniles. Ganadora del Premio Nacional UVM por el Desarrollo Social, cuenta además con el Premio Estatal de la Juventud, el Reconocimiento a Mujer del Año de Ciudad Juárez y la mención de Mujer Líder de México.