Mi experiencia y opinión, podrán mejorar tu atención

By on 07/09/2016

La columna del día de hoy está dedicada a cinco mujeres que fueron mi brújula en mi última investigación. Mujeres que, conscientes del poder de su experiencia, decidieron compartirla con la finalidad de generar un cambio en la atención a pacientes con cáncer.

A lo largo de nuestra vida habrá experiencias que nos marcarán: enfermedades, situaciones laborales, familiares o sociales. La actitud con la que asimilemos estas situaciones y las características de la situación, serán lo que moldeen nuestro actuar en el futuro. Son las experiencias más retadoras las que, al sacarnos de nuestra “normalidad”, nos obligan a crear nuevas estrategias de afrontamiento, e inclusive nos permite detectar ciertas fortalezas o habilidades que desconocíamos que teníamos.

Mientras crean cambios en nuestra actitud y comportamiento, estas experiencias también nos permiten aprender para adaptarnos. Un ejemplo seria el momento en el que nos diagnostican cáncer: las primeras citas no comprendemos muy bien lo que está sucediendo, pero conforme avanzamos en el tratamiento, poco a poco vamos conociendo nuestro diagnóstico, medicamentos y efectos secundarios. Es entonces cuando vamos adquiriendo nuevo conocimiento.

Además de estas estrategias, conocimientos y habilidades, el pasar por una situación retadora, como lo es una enfermedad nos permite conocer –y vivir– el cómo es ser paciente, y sobretodo el cómo es ser paciente en cualquier institución.

En la actualidad, un gran porcentaje de los avances que se han logrado en el sector salud han sido exigidos por los pacientes, quienes al vivir su enfermedad, identifican la problemática. Es a partir de esto, que proponen soluciones para hacer de su diagnóstico, tratamiento y supervivencia un proceso más digno y llevadero.

Esta experiencia de primera mano -como le llaman en la academia- tiene un valor inigualable al momento de plantear soluciones. Al momento que esta experiencia se une con un soporte técnico y académico, es cuando las propuestas se convierten en soluciones fundamentadas; es cuando nuestra experiencia cobra otro sentido.

Denisse, Fátima, Melissa, Rosa y Macarena, con sus distintas vivencias, dejaron en claro que no se puede generalizar al hablar del cáncer. Mujeres quienes desde sus seudónimos compartieron sus experiencias, logros y retos y es a través de su voz que la información técnica, las bases de datos, las cifras, las investigaciones, toman importancia y tienen alma.

Cinco mujeres que al compartir su experiencia tenían muy presente el hecho de que “mi experiencia y opinión, podrán mejorar tu atención”.

Lourdes Tejada
Presidenta en | + artículos

Titulada en Diseño gráfico y pasante de la Maestría en Acción Pública y Desarrollo Social. En su experiencia destaca el ser co-fundadora de una asociación civil y ser miembro fundador de una red de agrupaciones juveniles. Ganadora del Premio Nacional UVM por el Desarrollo Social, cuenta además con el Premio Estatal de la Juventud, el Reconocimiento a Mujer del Año de Ciudad Juárez y la mención de Mujer Líder de México.