El salto de la tarántula

By on 13/11/2017

A unos días solamente para que se lleven a cabo las elecciones para elegir el Consejo Universitario en la UACJ, la atmósfera universitaria se va tornando gris, y conforme se consumen las horas para las votaciones, la opresión hace acto de presencia con los cuadros “oficiales” quienes hostigan y amedrentan a profesores, alumnos, y coordinadores.

El Rector, Ricardo Duarte Jáquez, no quiere perder la capacidad de nombrar sucesor y moviliza a sus “delfines” para que en un ejercicio de abierta imposición, rechazan los registros de los que no se identifican con su equipo.

La intención: Manipular la elección para consejeros y por consecuencia posteriormente la elección para su sucesor.

Desde meses atrás se percibía una pequeña guerra de baja intensidad originada por el temor que sufre el Rector por su salida.

En el reino de las percepciones, se advierte que al término de su gestión, el Rector, Ricardo Duarte, podría ser sujeto de investigación por parte de la fiscalía del estado; por algunos posibles “negocios familiares” entre él y su hermano César; ex gobernador de Chihuahua quien arrastra en su contra al menos diez órdenes de aprehensión.

Concretamente el tema de ciertos ranchos que podrían estar a nombre del actual rector como parte de estos “movimientos financieros” entre hermanos.

Son tiempos de ajustes de cuentas en todo el país y en tratándose de rectores universitarios hay una extraña tendencia a no ser lo suficientemente honestos en el manejo de los recursos.

En el caso de Duarte Jáquez, ¿Habría preocupación si no queda alguien que le cubra las espaldas?

En el estado de Morelos, al rector Alejandro Vera Jiménez, de Universidad autónoma, lo acusan de enriquecimiento ilícito y han girado orden de aprehensión en su contra.

GBI
La guerra de baja intensidad (GBI) es una confrontación político-militar que se lleva a cabo entre Estados o grupos, por debajo de la guerra convencional, pero por encima de la competencia pacífica entre los participantes.

La GBI involucra a menudo luchas prolongadas de principios e ideologías y se desarrolla a través de una combinación de medios políticos, económicos, de información y militares.

Varios elementos militares y políticos se combinan para asegurar que la GBI será la forma de confrontación que los ejércitos tendrán que enfrentar en el futuro inmediato.

Las guerras de baja intensidad comienzan por la presencia de profundos problemas sociales, económicos y políticos de las naciones, crean un terreno fértil para el desarrollo de la insurgencia y otros conflictos con un impacto adverso a los intereses de los gobiernos establecidos o las potencias extranjeras.

Hasta aquí la aportación cultural.

Guardadas las proporciones, en el cosmos universitario se percibía este aroma de conflicto al que yo llamaría GBI universitaria.

La comunidad universitaria en la frontera está incómoda por el jaloneo entre los duartistas, (especímenes que tomaron la universidad por asalto; los priístas (que son otra especie animal) y los corralistas, quienes se ufanan de tener de su lado al gobernador Javier Corral.

Los que saben de guerra, coinciden en que al menos hay un par de imperativos para llevar a cabo las operaciones de GBI:

Uno es el dominio político y el otro la unidad de acción. Y en Ciudad Juárez, el manejo de este modelo, podría haberles funcionado a los duartistas.

Pero como faltan quince para las doce y en menos de una semana tiene que estar conformado el nuevo Consejo Universitario, “il Duce”, da el salto de la tarántula y muta al microterrorismo UACJ.

Microterrorismo UACJ
El Rector, Duarte tiene dos Delfines, a quienes ordena salir al campo de guerra con el único armamento que le queda… EL TEMOR.

Para conseguir el cerrojazo, operan a todo vapor, Juan Camargo, y la banda de Pancho López. El primero, director de ICSA, y el segundo de IT.

En una operación de dos tiempos, primero invitaron a los profesores a “aceptar” un obsequio… Sus cartas de antigüedad y sus cartas de adscripción, para inscribirse como aspirantes al Consejo (siempre y cuando se pronunciaran simpatizantes de esta corriente); y en segunda instancia, a quienes se resistieran, se les está atemorizando con quitarles horas, o impedir que se les aumente la carga laboral para el siguiente año escolar.

En IADA, denuncian a Elvira Maikot como la principal activista del rector que atemoriza a profesores y alumnos.

La desesperación de los duartistas los ha llevado a inscribir a funcionarios y coordinadores, violentando con esto el art. 52 del reglamento que rige la elección.

El montaje está hecho. Tienen el terror como arma, y la infraestructura electoral amañada.

Sin embargo la “resistencia” aflora y el colectivo denominado UD (Universidad Democrática) conformado por poco más de 80 maestros quienes se consideran libres y emancipados, antagonizan con el status quo y se confrontan contra ellos en esta GBI.

Estudiantes de derecho, exigen que las votaciones sean en urnas transparentes, no quieren el modelo de voto electrónico pues la experiencia anterior fue verdaderamente fraudulenta. Y amenazan con llevar urnas transparentes y exigir que la votación sea con papeletas y no electrónicas.

Acusan a Hernán de Monserrat Herrera de hacer el fraude electrónico. Quien curiosamente ostenta el cargo directivo de TRANSPARENCIA ELECTORAL.

Finalmente, usted estimado lector… ¿sabe usted cuantas planillas están en juego? No me lo va a creer… ¡MÁS DE DOSCIENTAS!

Pero lo insólito, el comité electoral que preside Francisco Bribiescas, se resiste a transparentar la información al respecto. Por instrucciones de il Duce universitario manifiesta que el proceso es “confidencial”… NOMAMESPANCHO.

Finalmente. De la investigación realizada, identifico tres grupos:
1. Los duartistas, donde aparecen como operadores Juan Camargo, Pancho López y Elvira Maikot.
2. Los priístas ortodoxos, quienes operan a la sorda a través de Willy Campbell.
3. Y los corralistas. Quienes son comandados por Francisco Llera; quien para conseguir el agua azul para su molino asegura que tiene poder de picaporte con el gobernador Javier Corral y que ya tiene amarrado todo.

Cartapacio por Raúl Ruiz
Analista Politico | + artículos

cartapacio
De or. inc., quizá del b. lat. chartapacium 'carta de paz'.
1. m. Cuaderno para escribir o tomar apuntes.
2. m. Funda en que los muchachos que van a la escuela meten sus libros y papeles.
3. m. Conjunto de papeles contenidos en una carpeta.
4. Programa que se transmite por Radio México Noticias 970 AM de Lunes a Viernes a las 5 de la tarde
5. Columna Política que se publica los viernes en Juárez a Diario.com