El Miedo a La Muerte

By on 04/02/2016

En esta entrega se aborda el tercer miedo, de los cinco miedos capitales de loa seres humanos. RY antes de entrar al tema me es importante precisar, que estos miedos son factores que influyen de manera impactante en toda la vida de las personas y especialmente en los logros personales. Estas son razones que por no saber manejarlas, las personas se mantienen en un ciclo enfermizo hasta el grado de la autocomplacencia. Pareciera, que es placentero estar así. Vamos al punto:
Así escribieron sobre la muerte estos tres sabios del pasado:
La muerte es una quimera: porque mientras yo existo, no existe la muerte; y cuando existe la muerte, ya no existo yo.
“Epícuro de Samos”

Así como una jornada bien empleada produce un dulce sueño, así una vida bien usada causa una dulce muerte.
“Leonardo Da Vinci”

La muerte es un castigo para algunos, para otros un regalo, y para muchos un favor.
“Séneca”

Cuando uno no sabe aun lo que es la vida, ¿cómo podría conocer lo que es la muerte?
“Confucio”

Distintas maneras de apreciar el contexto de la muerte. Pero por qué le tememos a morir, si es un proceso incluido en la vida. Los seres humanos no pedimos nacer y en términos ordinarios, tampoco pedimos morir. Será por eso que como se nos dio la vida, se nos da la muerte?

La muerte es un proceso terminal que consiste en la extinción del estado homeostático, o el equilibrio interno del cuerpo, para mantener la salud. Dicho en otras palabras, la condición interna estable se mantiene estable en el tiempo, pero concluye con el fin de la vida. Otra manera de definir a la muerte es como el resultado de la incapacidad orgánica para sostener la homeóstasis, precisando que la homeóstasis se constituye por un conjunto de factores reguladores en equilibrio.

Generalmente el miedo a la muerte tiene diferentes variantes, una de ellas se da porque en la época en la que nos encontramos y en nuestra cultura, la muerte significa un suceso del cual se habla poco, seguramente debido a que nadie quiere llegar a ese momento, ya que no se sabe si hay una vida después de esta, o simplemente te mueres y todo se termina.

Igualmente, en casi todas las religiones de manera abrupta se toca el tema de la muerte con un mensaje de: — Pórtate bien ahora, porque cuando mueras puedes irte al infierno o a la gloria—Esas ideas del dolor que en la “otra vida” vivirán los pecadores, es un concepto muy explotado como medida de control pues ya se escribió hace dos mil años que el que esté libre de culpa que aviente la primera piedra. La muerte es un recurso muy utilizado para engañar, amedrentar, manipular, etc. . . Y eso causa ese temor tan angustiante que según la manera como se use, genera en la mente humana una resistencia que se llama Introyección. Además es muy doloroso dejar a los seres queridos que en esta vida terrenal se aman.
Existen infinidad de elementos alrededor de la muerte: Muchas personas se preocupan por la manera cómo van a morir, otros por el posible dolor físico, otros por el dolor moral, otros por lo que van a dejar; una gran cantidad de circunstancias que lo único que provocan es HACER MAS GRANDE EL MIEDO A LA MUERTE.

Y surge una pregunta importante: ¿Cómo evitar el miedo a la muerte?
Hago manifiesto esta pregunta, ya que usualmente se busca una respuesta ante algo que es seguro que pasará, sin embargo es difícil entenderlo como un proceso natural de la vida por el cual todos los seres vivos pasamos o algún día tendremos que pasar
En especial nosotros, como seres humanos, tenemos conciencia de que la muerte llega para todos, sin embargo, lo que se recomienda es no basar nuestra vida en pensar solamente en la muerte haciendo que esto interfiera en vivir el día a día, simplemente debemos entender que la muerte es un proceso de vida y que algún día llegará, pero mientras llega, debemos aprovechar cada momento. EL extraordinario motivador Og Mandino, en su libro El Memorándum de Dios” escribe – Vive cada día como si fuera el último de tus días –
Muchos viven día a día angustiados por la idea de la muerte, pero existen soluciones para que esta preocupación no se convierta en una obsesión o un pensamiento recurrente, en estos casos se puede recurrir a un especialista para ayudar a entender por qué este pensamiento se hace manifiesto todo el tiempo.
El miedo a la muerte, muy probablemente no podremos evitarlo, sin embargo, en lo que se debe trabajar es en administrarlo, pues se corre el riesgo de que al final el destino nos alcance y tal vez, ese miedo sólo haya sido producto de las introyecciones sembradas en nuestra vida por terceras personas o producto de la imaginación personal. El poeta dice: “Se vive solamente una vez”. Y es cierto, así que sáquele provecho a las próximas horas del día, pues esta noche cuando ya relajado, dormido, entre en el nivel más alto de un sueño profundo, prácticamente se viste de muerte y aparece el milagro al siguiente día. Esa práctica de “morir” se ensaya todos los días y el miedo a la muerte sigue ahí, es un absurdo, pero ahí sigue.

Sea feliz, disfrute hasta que se canse de esta vida y con ello a las personas que más ama. Pues perder a un ser querido duele y duele por años. Jústamente ese es otro de los cinco miedos capitales, pero eso lo comentaremos en el próximo.

Por ahora es todo y cuanto. Y como siempre, ya lo sabe: “Nos vemos en las cumbres”

H. Martín Marruffo T.

Martín Marruffo
Martín Marruffo
Doctor en Desarrollo Organizacional en | | + artículos

Especialista en desarrollo organizacional, programación neurolingüística, facilitador y asesor de empresa nacionales y extranjeras. Creador de poderosos eventos de integración empresarial: Team Building. Las Herramientas mas Poderosas de Capacitación y del Seminario Caminando Sobre las Brasas. Encuentro con el Gigante. Director de Asesoria Integral Especializada.