Dignidad

By on 06/12/2017

Dignidad, palabra de ocho letras que representa un mosaico de emociones encontradas, decisiones duras y vulnerabilidades vencidas, pero con un único significado.

Lucha dialéctica entre lo que es, lo que debe ser y lo que nos gustaría que fuera. Triunfo de la decisión sobre la duda, del decoro sobre la apatía y de la decencia sobre la indolencia.

Lo demuestran los hechos: desde la defensa de unas Termópilas atacadas por los persas hasta la rebeldía de una humilde mujer negra que se negó a darle su asiento de autobús a un blanco por el solo hecho de ser blanco.

No ha habido un motor más potente, ni una defensa más sólida ni un sentido más puro para nuestros actos. Porque es en la adversidad en donde la dignidad es totalmente indispensable, porque es cuando el último aliento se escapa cuando la dignidad salva, porque a veces es necesario quemar la aldea para preservarla del oprobio y del juicio de la historia. Es ahí donde se demuestra como se templa el acero.

Tu sabes quien eres, lo harás magníficamente. Amo tu dignidad, tu resolución, tu entereza. Te amo.

¡Alea, iacta est!

Marcos Delgado Ríos
+ artículos

Ingeniero Químico y Licenciado en Educación, con Maestría y Doctorado en Ingeniería Ambiental.
Catedrático universitario y empresario emprendedor en productos con valor científico agregado. Analista político y Rector de la Academia Superior de Estudios Masónicos (ASEM) de la Gran Logia “Cosmos” del Estado de Chihuahua. Líder del Comité de Participación Política “Salvador Allende”.
*La suerte está echada