Celos: lógicamente absurdos, humanamente necesarios

By on 22/05/2017
Carlos Felipe Carrazco Vega

Desde el beneficio de la duda hasta un plan homicida, los celos son una carga en la mente del ser humano; pero, ¿de que se origina? Simple, de un montón de químicos, pensamientos idiotas e inseguridades… sencillo ¡ah¡

  • Facebook, twitter y Whatsapp, los tres demonios de los celos.
  • Ojos que no ven, imaginación que tortura.
  • ¿Te puedo preguntar algo, quien es ella? (dios en tus manos encomiendo mi espíritu).

Celos, ¿son algo natural, se pueden controlar, son signo de amor o de inseguridad? Según los súper dupper psicólogos que manejan pura teoría: SI, y bien, químicamente existe quien sabe porque diablos.

Todos hemos pasado por un conflicto con los celos o al menos conocemos a alguien y a pesar de parecernos cómico, la realidad nos muestra que los celos dicen más de la pareja que los provoca que de quien los manifiesta.

El amor o los fármacos pueden generar frases homicidas como las del tipo: ¡Que haces besando a la lisiada!, ¡Pos me mato!, O una de mis favoritas: ¿Quién carajos es rexona y porque nunca te abandona? … así de ilógicos somos al momento de querer marcar nuestro territorio de una manera muy idiota.

Así pues ya seas adicto o enamorado, tu resultado ante los celos será el mismo, si bien no hay ecuación matemática que lo compruebe, por lógica se sabe que si no controlas tus celos acabaras solo, casado por compromiso, un hombre maltratado o reprimido sexualmente.

Los celos no se originan ni en el alma, ni en las flechas de cupido o tampoco en ese “InmensoAmorMaravilloso EncantadorUnicoYespecial” todo es producto del cerebro y los traumas, sencillo; así que un ataque de celos jamás es justificable cuando hay pruebas racionales de que el amor se manifiesta (como toda patología).

Científicamente explico:
El enamoramiento se genera en el área ventro tegmental y parte del cuerpo caudado dorsal del cerebro, misma área donde se producen las adicciones… ¡Que coincidencia!, bueno amplio el argumento:

Si el enamoramiento es una patología (sus manifestaciones en el organismo son iguales), los celos, como un factor denominador del mismo también es una respuesta patológica (de ahí por qué se mata por celos).

Sin la intención de volver este articulo algo académico, generalizo diciendo que, el autoestima y el autoconocimiento tanto de virtudes como el manejo de los defectos (inteligencia emocional le dicen) son los factores que permiten la producción ampliación y manifestación de los celos, claro, la madurez cerebral es indispensable; ósea que si eres una niña mimada que tiene 25 años y aun vez Madagascar o golpeas a tu novio cada que pasa un carro rojo, no te recomiendo reproducirte, o si eres macho que juega pokemon go y ve dragon ball Z aun a tus 35 años, mismo consejo; de lo contrario un pequeño ataque de celos acabara con sus vidas, ojo con la suya no con l de quien lo produce porque está comprobado que mientras más inseguro inmaduro y dependiente es una persona, mayor posibilidad de que un ataque de celos se vuelva patológico.

Arjona dice en una canción: “El amor es mitad falta de sesos y mitad inseguridad”, en parte es cierto pues antropológicamente el ser humano es territorial, posesivo por lo que nunca tendrá la seguridad absoluta de una relación y además de ser paranoico, dudando de todos en esos momentos cuando anda de novio, se encarga de “orinar” a su novi@ en redes sociales con fotos, poemas del tipo Rap, y canciones de romeo santos y no siempre con la intención de mostrar amor sino de informar a los demás que “esa bicicleta ya está pedaleada”.

Ahora, como casi siempre pasa, me quieren abordar con un fundamento psicológico de que “estoy mal, de que no todos son asi, de que la vida es bonita y el ser humano mientras de amor todo será bonito”, si concuerdo en que es normal e
incluso sano tener celos, pues estos nos muestran que realmente nos interesa la persona más allá de un aspecto sexual físico; así que hay una diferencia entre manifestar los celos sin perjudicar o ridiculizar y otra parecer insensible e incluso indiferente (ambas acciones demuestran inmadurez).

¿Cómo CONTROLAR LOS CELOS?

Bien, aunque los fármacos ayudan, hay una manera de aprender a controlarlos (según la neurociencia y la psicología), la técnica de “Polarización”, ¿Qué rayos es eso?

Es el cambio mental y fisiológico de la programación del organismo para responder a un estímulo, por ejemplo: ¿Haz analizado que cuando te viene un pensamiento negativo, curiosamente aparecen más y más hasta que de repente te pones de malas, quieres matar a medio mundo? Bueno esto es porque la mente no distingue realidad de mentira; así que cuando te vengan los pensamientos homicidas de los celos, trae a tu mente recuerdos positivos de tu pareja o fabrícalos, automáticamente responderás de una forma que no generes problemas que pongan en riesgo tu relación (el ridículo por ejemplo).

Un consejo, hay amigos que no ayudan en una relación, los pensamientos modifican las moléculas del organismo y así como pueden modificar tu cuerpo pueden hacerlo con las personas, no transmitas negatividad a los demás.

Esperando reducir el nivel homicida del país:
Carlos Carrazco (El yerno ideal)

Carlos Felipe Carrazco Vega
+ artículos

Empresario, escritor y autor compositor. Titulado en terapia física y rehabilitación. Participó en la antología de poesía "Letras mágicas" en la Asociación de Escritores del Noroeste del Estado de Chihuahua (ASENOCH).
Colaborador en Radio Net y asociaciones civiles.
Actualmente escribe artículos en el área de psicología, neurociencias y opinión político-social y es docente en secundaria en materias de matemática y física y de ciencias sociales en educación media superior.