Cardex profesional: Una pérdida de tiempo cuando no hay inteligencia

By on 15/06/2017
Carlos Felipe Carrazco Vega

¿Por qué a pesar de los diplomas, no hay mejora en tu vida?, ¿Por qué habiendo tantas facilidades para estudiar una carrera, tenemos pobreza aun? ¿Por qué uber tiene más profesionistas en su nómina que las empresas?

  • En cuestiones de cultura y de saber, solo se pierde lo que se guarda; solo se gana lo que se da (Antonio Machado)
  • La universidad no te hace destacar, lo que te hace destacar es lo que eres capaz de hacer con lo que aprendes, un título justifica que terminas algo; jamás que eres bueno en ello.

De seguro te han dicho que si estudias una carrera tendrás una mejor calidad de vida; bueno, si eres incompetente y apruebas exigiendo puntos hasta por sacar la basura, entonces ni la universidad ni el espíritu santo te dará una calidad de vida. Este articulo trata de como el cliché de que nuestro estatus social aumentara cuando tengas un título. Mala percepción pues si la ignorancia es perjudicial, un académico ignorante es letal.

¿Que un ignorante académico? Aquel que va a la escuela a hacer cualquier cosa menos a cultivarse, aquel que cumple los requisitos mínimos para aprobar.

¿Te has topado con esos “doctorados” que alardean sus hazañas académicas sin siquiera conocer el área profesional en el que se desenvuelven? Claro que has sabido de alguno. Esos ególatras que creen que nos hacen un favor por solo estar ahí y que por tener un doctorado o varios diplomados ya les debes respeto.

Si bien se sabe que el respeto no se exige, se gana, y que la universidad es un mecanismo de facilitación para vivir bien en la sociedad, no asegura una calidad de vida, es más, ni siquiera asegura que te relacionaras en tu ámbito profesional (al menos en México el título no te asegura nada)

El saber te da facultad de analizar, pero el dominio, la pericia, el talento son los que permiten la experimentación y la práctica útil en la vida de ese “saber”. Una persona educada intelectualmente, éticamente, legalmente y que tiene cultura general (y por supuesto lee, lee mucho) asegurara un benéfico al entorno muy notorio, esos ejemplos son los que debemos seguir y no a ese tabú de justificar los errores diciendo: “eso no me lo enseñaron”. La escuela no enseña, da las opciones para nosotros volvernos autodidactas.

Ahora, porque, si en México hay tantas facilidades para estudiar una carrera universitaria, no hay muchos profesionistas destacados, porque las carreras con muchos años de preparación tanto cultural como intelectual (filosofía, historia, literatura, química, etc.) no aseguran una redituable calidad de vida que bien, debe ser condecorada pues son carreras que requiere una amplia capacidad de memoria y análisis (sin descartar a otras). Por esta razón, y agregando que hay escases del ambiente laboral profesional, tenemos abogad@s o enfermer@s trabajando en áreas que no son en las que se prepararon.

¿Que implica tener una calidad de vida profesional? Más allá de dominar los aspectos técnicos, también debemos conocer nuestras facultades, nuestros defectos y sobretodo comprender como influimos en un entorno social pues con esas pautas, somos capaces de explotar nuestras capacidades y dominar deficiencias para no decaer en los clichés profesionistas. Hoy día tenemos la tendencia a ser humanistas, a entender al prójimo y es menester para cada profesionista desarrollarse con seguridad en su entorno profesional y la única manera de hacer es dominando el aspecto técnico, conociendo nuestras habilidades en el campo tener un autoestima apto (y no hablo del ego) y la humildad suficiente para comprender que somos la molécula de otra cosa (nótese la metáfora de los compañeros del trabajo) y que debemos adaptarnos para poder ser útil. Si bien a muchos no nos gusta la competencia (yo me deshago de ella) ser competitivo nos permite reforzar nuestra conexión entre lo que somos y lo que queremos ser.

La perfección se calcula contabilizando la disminución de los errores, el ego no quiere conocer los errores.

Con mis mejores deseos: el yerno ideal.

Carlos Felipe Carrazco Vega
+ artículos

Empresario, escritor y autor compositor. Titulado en terapia física y rehabilitación. Participó en la antología de poesía "Letras mágicas" en la Asociación de Escritores del Noroeste del Estado de Chihuahua (ASENOCH).
Colaborador en Radio Net y asociaciones civiles.
Actualmente escribe artículos en el área de psicología, neurociencias y opinión político-social y es docente en secundaria en materias de matemática y física y de ciencias sociales en educación media superior.