¡Adiós! Periodico Norte de Ciudad Juárez

By on 02/04/2017

Recuerdo que allá por 2003, leía una publicación de Radio Advertising Boureau (RAB) en la que exponía la creciente tendencia en los Estados Unidos que marcaba el auge del periodismo digital en detrimento de la lectura del periódico tradicional impreso, como Norte de Ciudad Juárez.

Según la publicación, sería cuestión de tiempo que la carga aligerada de los costo de producción digital sacaran de negocio a la pesada maquinaria de la prensa tradicional.

Quienes hemos trabajado en medios, particularmente en rotativos, lo sabemos bien.

Tan sólo la eliminación del costo directo del papel, de las tintas y químicos, del transporte, manejo y almacenaje de los insumos; del mantenimiento y operación de la prensa y pre-prensa; más los costos añadidos por la distribución del producto terminado, suman un monto millonario día tras día; mes tras mes. Costo que no genera valor en un mundo altamente digitalizado, todo lo contrario no tienen razón de ser en nuestro mundo actual, en un mundo móvil y personal.

En contraste, un equipo de redacción altamente capacitado, compacto, multifuncional y dotado con equipos capaces de captar audio, fotografía y vídeo de altísima calidad, para procesarlo in situ; adornar sendos textos redactados también en el momento y ser publicados en la web de manera remota.

Bajo esas premisas la prensa tradicional agoniza de prisa para dar paso a la nueva era de las letras libres.

Hoy me desperté con una noticia, al parecer el futuro nos alcanza y la muerte de nuestra querida Miroslava, aceleró el deceso ya anunciado de un afamado medio impreso.

Óscar Cantú Murgía, su propietario y Director General, publicó el día de hoy, bajo el sentido título de “Adiós”; una breve carta de despedida: “este ejemplar que tiene en sus manos será la última edición impresa que NORTE de Ciudad Juárez publique” escribió.

En ella y en pocas letras nos dice sin cortapisas, que el “irresponsable incumplimiento de las administraciones públicas de los tres niveles de gobierno” les orilla a tomar esta decisión “ante la soberbia negativa de pagar los adeudos contraídos”.

“Todo en la vida tiene un principio y un fin, un precio que pagar. Y si este es la vida, no estoy dispuesto a que lo pague ni uno más de mis colaboradores, tampoco con mi persona” continua.

Así, las cuentas incobrables de gobiernos, la partida de Miroslava, la creciente inseguridad que se vive en zonas del Estado y las serias amenazas publicas a colegas del medio, han catapultado esta decisión.

Sin embargo, la publicación cae en ambigüedad. Por un lado refiere, como predijo Radio Advertising Boureau; sólo el fin de la era impresa y por otro, supone el súbito cierre por la inseguridad.

Ya no es intentar callar al periodista en corto con un billete, como en los viejos tiempos. No. Ahora es callar de tajo a la prensa entera a costa de su propia vida. Así no hay valiente que dure ni 1 año, ya no digamos 100 como dice el dicho.

Ergo, los medios valientes, objetivos, sumados a la verdad y que han dado prueba de heroísmo en los momentos en que la ciudad fue asediada, hoy se derrumban a los pies de sus verdaderos verdugos: la corrupción, el ampa y la impunidad.

Norte de Ciudad Juárez ha marcado un referente histórico, no solo por su legado periodístico, sino por su cierre per se; que provoca discordes pensamientos simultáneos, como voces reclamantes, mientras escribo estas líneas:

¿Cierra sólo la edición impresa para enfocarse en web? Si es así, es la evolución natural a la que esta llamada la prensa impresa.

Por el contrario, si se trata de un cierre total: ¿Qué será de nuestros colegas periodistas?, ¿Cuántos se quedarán sin empleo?

Sabido es que en la actualidad, los medios en general, para no levantar mas polvo; atraviesan una crisis de recursos gubernamentales, de esos que los mantenían a flote. Por ello y por la modernidad, están apostando por una estructura esbelta y compacta.

Así, si la ambigüedad de la nota se refiere al cese de Norte de Ciudad Juárez, dejará en el desempleo a un gran número de colegas con pocas posibilidades de ubicarse en el futuro inmediato.

¿Qué será de los reporteros, de los artistas gráficos, de los fotógrafos? ¿Qué será de los oficinistas?

Todos ellos entregan una parte importante de sus vidas para hacer de Norte de Ciudad Juárez  un informativo único e irrepetible.

A Norte de Ciudad Juárez:

Desde lo más sincero de mi corazón, deseo que esta decisión sea para enfocarse a su futuro digital y que su director, el Sr. Cantú encuentre los mecanismos y una buena recarga de valor para mantener a flote a esta heroica línea editorial.

Juárez a Diario no les dice !Adiós!, sino hasta siempre…

David Gamboa García
David Gamboa
| + artículos

Mercadólogo de profesión y participante en diversos foros académicos, es un profesional del Marketing Digital y apasionado de las letras. Ha impartido cátedra y conferencias en la UIN, ISAC, UACJ, ITESM e ITCJ.