Actitud Mental: ¿Negativa o Positiva?

By on 23/10/2015

La siguiente información debe ser leída e interpretada con la mente muy abierta.

La capacidad de interpretar las siguientes líneas tan sencillas,  significan un reto, para quien las interiorice y se desarrolle en ese mismo tenor.  Ahora sí, todas las personas que lean con la mente abierta, los sentidos bien puestos y con un enfoque obviamente proactivo; este artículo están fuertemente sujetos a desarrollar una actitud mental positiva y en consecuencia a modificar positiva y extraordinariamente su vida.

Respetable lector, antes continuar con la lectura de este texto es necesario que se pregunte: ¿En este momento mi actitud es positiva o negativa?  Y en una escala del uno al diez, ¿qué calificación se pondría?

Hágase una auto mirada por unos segundos o minutos y ¡califique su actitud!

Posibles respuestas: Usted puede calificarse:

  • Me pongo un diez …
  • Me pongo un tres …
  • Me pongo un ocho …
  • O la calificación que  le parezca adecuada.

Para entender el ejercicio, ya que calificó su actitud, es necesario buscar una respuesta a los siguientes planteamientos:

¿Con base en qué, se califica así? ó  ¿Con qué o quién se está comparando?

Tal vez se tengan decenas de respuestas y muy poca se la certeza  de la razón de su actitud. Pero aún más, podría ser que ninguna de sus respuestas tenga relación real con el estatus de su actitud.

Analicemos el siguiente ejemplo para explicar  la manera de identificar si nuestra actitud mental es positiva o negativa:

  • Es domingo, día familiar y de descanso, este día el clima nos da la sorpresa y amanece el termómetro a menos cinco grados Celsius, se antoja un delicioso caldo calientito, para disfrutar del clima y estar a gusto en casa. Ya casi a punto de servir, resulta que se da cuenta  que no hay tortillas. Y como este caldo se disfruta con tortillas recién hechas,… hay que ir a comprar tortillas;  el lugar más próximo  está a quince minutos ida y vuelta. Es claro que hay que dejar el calor de la casa y salir a “torear” las inclementes temperaturas. Usted es quien va a traer las tortillas y  debe cubrirse, claro está. Se pone una  chamarra o ropa gruesa que le cubra…

Para identificar las características de la actitud hay que responder a las siguientes preguntas  ¿Para qué se pone la chamarra? ¿Para qué se protege del frío? ¿Qué justifica que se proteja o que se ponga ropa gruesa para ir por las tortillas? Puede haber varias respuestas en dos sentidos:

  1. Para no tener frío, para no enfermarse…
  2. Para estar calientitos, para protegerse, para disfrutar del clima…

Observe la gran diferencia del CONTENIDO lingüístico del inciso 1, al del inciso 2.

Las respuestas del inciso 1 son respuestas que expresan lo que NO QUEREMOS: Frío, enfermedad.

Las respuestas del inciso 2 expresan cosas que nos gustan o que queremos: Buena salud, calorcito (en este caso), disfrutar del clima.

Absolutamente todas las cosas que hacemos las personas, las hacemos por dos razones:   1ª. Para buscar el placer, el bienestar, la alegría, etc.

2ª. Para evitar el dolor, el fracaso, el malestar, etc.

Si lo que hacemos lo hacemos para buscar el placer, estamos operando con una ACTITUD MENTE POSITIVA.

Si lo que hacemos lo hacemos para evitar el dolor, estamos operando con una actitud mental negativa.

Parecen lo mismo, ponerse la chamarra evita el frío y da calor. Ese no es el punto, lo importante es cómo la mente procesa la información y la mente que es elementalmente lingüística, concibe  con precisión cada una de las maneras de cómo se hacen las cosas. Por lo tanto hay que desarrollar una actitud mental positiva, pensando en función de lo que queremos evitando pensar en lo que no queremos. Por ejemplo: en lugar de decir –no llegues tarde. Con AMP se dice: Llega temprano. En lugar de decir: Nunca me dices que me amas. Con AMP se debe decir: Dime que me amas.

En conclusión: Es necesario escucharnos cómo hablamos y de cuerdo al sentido de las palabras, estas expresan nuestra actitud.

La actitud Mental Positiva es madre de la riqueza, de la prosperidad, de la buena salud, de la paz espiritual, de la buena salud; de esa gran cantidad de cosas para las que el ser humano ha sido creado: La felicidad en general. Vamos todos por la ACTITUD MENTAL POSITIVA.

Por ahora es todo y cuánto.

Nos vemos en las cumbres.

H. Martín Marruffo T.

Martín Marruffo
Martín Marruffo
Doctor en Desarrollo Organizacional en | | + artículos

Especialista en desarrollo organizacional, programación neurolingüística, facilitador y asesor de empresa nacionales y extranjeras. Creador de poderosos eventos de integración empresarial: Team Building. Las Herramientas mas Poderosas de Capacitación y del Seminario Caminando Sobre las Brasas. Encuentro con el Gigante. Director de Asesoria Integral Especializada.