7 pasos para enamorar a un hombre

By on 27/10/2015
Karen Cano

Querida amiga: sin importar en dónde estés, qué edad tengas, o cuáles sean las penas de tu triste corazón, hoy quiero decirte que no estás sola; mi mamá me enseñó de pequeña a ir detrás de lo que quiero, y eso muchas veces implica a personas… algunas son hombres. Estos costales de testosterona que nos hacen renegar hasta el cansancio pero que invariablemente amamos en todas sus formas y presentaciones. Nunca suelo tener la iniciativa en estos casos, ni se me da mucho lo de seguir instrucciones; sin embargo, yo, como tú, muchas veces me he preguntado cómo enamorar a tal o cual persona.

¿Qué hacer para despertar en él la misma cantidad de deseo que él despierta en mí? ¿Cómo le hago para que se enamoré de la persona que soy, así como yo estoy enamorada de él? ¿Qué hago para que me vea más como una pareja estable y menos como un acostón seguro? Bueno, yo no tengo las respuestas en realidad, pero me di a la tarea de recopilar las mejores de internet.

Y sí, ellos también se enamoran, tienen sentimientos aunque no parezca y es por eso que lo primero que debes saber es que:

1. Tus halagos lo derretirán


La razón por la que un “qué guapo estas” o un “qué rico hueles” o “eres inteligentísimo”, o incluso un ramo de flores tiene la capacidad de hacer que un hombre se sienta bien consigo mismo es porque ellos, al igual que nosotras, poseen algo llamado ego. Pero hay un problemita:

Nosotras pasamos mil horas frente a un espejo y buscamos lo mejor para lucir bien, ellos se ponen lo que les hace sentir bien y se acabó. Este es un problema generalizado que influye en muchos factores de la vida compartida entre hombres y mujeres y que se siembra desde nuestra educación: Nosotras necesitamos aprobación continua, que se nos diga que somos bonitas, porque una mujer debe ser bonita; ellos no.

Si tú le dices que está guapo, él dirá gracias y no pasará de ahí. Aunque bueno, si se lo repites constantemente, terminarás saliendo con una montaña de ego más grande que tú misma, que te buscará siempre que se sienta mal y saldrá contigo para que lo recuperes de ese mundo tonto que no comprende cuán perfecto es. ¿Problema, quién dijo problema? tú síguele ahí, que el chiste es estar con él, aunque sea un cretino presuntuoso que sabe que es genial porque tú se lo recuerdas.

Ahora que hemos entrado en el tema de hacer que nos necesite, pon mucha atención, de verdad mucha, porque la mayoría de tu tiempo estará dedicada a…

2.-Escucharlo


No importa cuántas veces te cuente sobre su viaje a Europa, o los autos que maneja, o su trabajo que tanto le apasiona, o sus problemas con su ex, o sus problemas en general. Tú debes escucharlo. Tiene sentido para mí el escuchar a las personas que nos interesa, pero ojo: No debes decirle todo, hay que guardar el misterio.

Una investigación realizada por la Universidad de Maryland en Baltimore reveló que las mujeres hablamos 13 mil palabras más que los hombres, lo que te da una idea de la cantidad de datos sobre tu persona que podrías terminar confesando en una simple conversación, ¡cuidadito, amiga!

Pensarás que si le interesas y lo escuchas, lo natural es que los papeles cambien y le toque a él escucharte en algún momento, que esto más allá del cortejo, es un asunto de cortesía… pero si sales con un hombre que habla de sí mismo todo el tiempo y tú no hablas ni para decir “no más agua, por favor” pum, conexión inmediata.

Sí, calladita te ves más bonita y esto de la conexión apenas comienza, porque una vez realizada deberás mantenerla y eso exigirá de ti…

3. Mostrar la mejor versión de ti misma


Esfuérzate por verte bien, por ser divertida, por ser atrevida, pero sin dejar de ser tu misma; ya habrá tiempo para engordar y emborracharse después. Ahm… no, a nadie le gustan las mujeres ebrias, o que dicen majaderías y esto es importante porque la máxima aspiración de toda mujer debe ser gustarle a la gente.

¡Pero Karen!, te oigo decir, ser la mejor versión de una misma no debería ser un consejo para atraer a un hombre, debería más bien ser una regla de vida; todos tenemos por obligación el vivir lo mejor que podamos y eso incluye el superarnos contantemente y evolucionar cada que sea posible en algo mejor, o diferente.

La realidad, amiga, es que si alguien tiene que decirte que para atraer a un hombre tienes que ser una mejor tú, es posible que de todas formas necesites ser una mejor tú, aunque no estés buscando atraer a nadie; por cierto que si esa mejor tú, necesita maquillaje, tacones, sonrisas y modales… deberías escuchar el consejo ya que…

4. A los hombres les encantan las mujeres femeninas


Esto suena fácil según la acepción de cualquier diccionario, que indica que una mujer es femenina porque tiene una vagina. Sin embargo, amiga, nuestra sociedad nos educa para atribuirle a una mujer no sólo reglas de vestimenta y apariencia, sino también normas estrictas de comportamiento y hasta qué cosas deben de gustarnos y atraernos.

A lo que estas personas se refieren cuando te dicen que seas femenina, es a ser dócil y frágil; Lo opuesto a un hombre, porque a todos nos atrae lo opuesto. Si eres ruda, tomas la iniciativa, te gusta hablar sobre ti misma, pagas la cuenta, o haces esas cosas que deben de hacer los hombres, entonces te estás comportando como uno y él huirá de ti como si tuvieras sarna.

Sé linda, usa vestidos, tu pelo de preferencia rubio, camina despacio y con la cabeza alzada, como si estuvieras modelando y claro…

5. Cumple sus fantasías sexuales


Querida amiga: sólo eres un accesorio y lo único que importa de ti es cómo y cuantas veces coges al día (expresado femeninamente, claro); es por eso que hay mil autores que te dirán los secretos más escabrosos, para hacerlo llorar de placer y que sea por eso que jamás pueda reemplazarte de ninguna forma.

Oye, oye, espera… pero no seas puta y de ser posible conserva tu virginidad. Aunque sabemos que en esta década es un poco más difícil, debes esforzarte y sólo buscar experiencia en libros y películas… ¡o en internet, internet lo sabe todo!

Ya que estamos de acuerdo con tu papel en la vida, vamos a dejar en claro la regla más importante, algo que nunca, jamás debes olvidar:

6. Nunca intentes presionarlo


Decirle algo como “está bien, sólo nos veremos y tendremos sexo y no pediré nada más”; luego vienes y lees artículos como éste, buscando alguna fórmula mágica para que el mundo gire al revés y él se dé cuenta de que eres la mujer de sus sueños y sea él quien tome la iniciativa y te diga que te ama.

Por supuesto que esto ocurrirá amiga, con paciencia, amor y tu nuevo síndrome de Estocolmo, ¡nada podrá detenerte!

O también, sabes, podrías…

7. Mándalo al carajo


Es en serio, ¿me estás diciendo que debes de seguir toda una maldita metodología para lograr el amor de alguien? ¿Me estás diciendo que vas a esforzarte por coger bien, lucir bien, escuchar bien, tratar bien, y ser siempre feliz, sin presionar ni recibir retribución alguna, para que alguien se quede contigo?

Amiga, creo que ha llegado el momento de preguntarte ¿Cuáles de todas estas cosas hizo él para despertar en ti tal interés? Sí, ninguna, esa es la clave de todo. No puedes hacer que el amor ocurra, como no puedes hacer que llueva en aquellas tardes que te sientes triste. Y aunque pudieras propiciarlo, ¿no se sienten mejor estas cosas si simplemente se dan?

No sólo a él, sino a toda la gente con dos dedos de frente que escribe esta clase de artículos y se hace rica o popular con libros que producen mujeres sin autoestima.


Originalmente publicado en MéxicoKafkiano.com el 6 de agosto de 2015

Karen Cano
Karen Cano
+ artículos

Dice que es licenciada en Ciencias de la Comunicación egresada de la Universidad Autónoma de Chihuahua y periodista desde hace cinco años de la frontera más fabulosa y bella del mundo según Juan Gabriel. Actualmente trabaja en redacción de prensa, le gusta mucho escribir versos y cuentos cortos, especialmente. Publica sus artículos en MexicoKafkiano.com, mismos que se re-publican bajo permiso en JuárezaDiario.com