Mordedura por Arañas Venenosas

By on 24/08/2016
en la salud

La arañas venenosas en nuestra región son dos: la araña Laxoceles reclusae llamada comúnmente  araña violinista, araña parda, araña reclusa y la segunda es la Latrodectus mactans, conocida como araña capulina o viuda negra. Trataremos la mordedura de la Laxóceles reclusa.

La distribución es muy amplia, se encuentran en jardines, oculta, debajo de macetas, debajo de bancas en parques o plazas, en cuartos o bodegas semiabandonados. Pueden encontrarse en la vivienda, en las ropas de cama, en guardarropa, generalmente en sitios tranquilos como sitios donde se guarda la ropa de la temporada que no se usa.

La araña violinista, es de color pardo y tiene en el dorso una cutícula con la forma de un violín invertido que se distingue por el color del resto del cuerpo, de ahí el nombre de violinista.

Tiene seis apéndices los dos primeros son colmillos con los que perfora la piel de la víctima e inyecta en veneno.

El envenenamiento puede ser solamente en la piel llamado laxocelismo cutáneo que es el más frecuente o puede ser envenenamiento general en solo un 10% de los casos.

Los síntomas son un pequeño dolor, mucho menor al piquete de una hormiga y que puede ser ardoroso. Aparece después una inflamación local en el sitio con inflamación, después, una pequeña y ampollita que contiene líquido sanguíneo, en ocasiones esta lesión está rodeada de una rueda de piel de color más pálido que el resto de la piel. Puede aparecer calentura, aumentar el dolor e incluso pueden aparecer una manchas en todo el cuerpo (eritema generalizado). La mayoría de las veces el paciente no sabe qué le picó, no vio el insecto, en muchas ocasiones manifiesta que se picó con una espina.  De 24 a 48 horas se puede observar una zona negra en el centro que es una zona de necrosis o gangrena que se va profundizando. En casos graves  esta zona se va ampliando por difusión en veneno,  causando necrosis y gangrena en grandes extensiones de la piel y puede llevar a la muerte.

Cuando el envenenamiento es generalizado puede haber anemia hemolítica, falla renal y otras complicaciones graves que pueden llevar a la muerte al paciente pero son muy raros los casos.

Cuando se sospecha que una lesión ha sido provocada por mordedura de araña, se debe recurrir a una consulta médica en emergencia, colocar frio localmente con hielo para disminuir la difusión del veneno. Inmovilizar la parte afectada con el mismo fin. El médico deberá de realizar el estudio clínico y exámenes de laboratorio pertinentes y descarta como causa de la lesión otros problemas como infecciones bacterianas de otro tipo, lesiones de otro tipo, traumatismo. Se prescriben  medicamentos para disminuir la inflamación y el dolor, inmunización antitetánica que corresponda. No existe un antídoto para este veneno. Se requiere observación y en caso necesario se requerirá de cirugía para debridar la lesión y extirpar el tejido necrótico.  Hay estudios de laboratorio en muestras tomadas de los tejidos afectados para buscar el veneno causante de la necrosis en piel.

La mayoría de las lesiones terminan en forma satisfactoria sin complicaciones y sin necesidad de cirugía u otras acciones.

Lo importante es prevenir: es muy importante en los cambios de estación, en que se sacan prendas de vestir como abrigos, cobijas, camisas etc., que no se usaron en la temporada de verano, revisarlos primero, verificar que no estén presentes arañas. En ocasiones es preferible utilizar un insecticida casero en closets, cajas, guardarropas antes de manipular la ropa. Es importante revisar ropas de cama. Cuando se revisan bodegas, cuartos semiabandonados, usar guantes, no usar huaraches o andar descalzo o usar un insecticida casero para fumigar antes. Muchas de las mordeduras que me ha tocado ver han sido al meter la mano y el brazo en una manga de un abrigo, chamarra o suéter que estuvieron sin uso por meses. En sitios pobres donde se usan letrinas han ocurrido las mordeduras en periné o en muslos al sentarse,  pero en otras ocasiones han ocurrido al sentarse en la taza del baño. Otras personas han sido mordidas al quedarse a dormir en un jardín, en el zacate fresco o en tapias consumiendo alcohol o drogas.

Tener presente siempre la posibilidad de un accidente de este tipo y descartar la presencia de insectos.


Bibliografía
Guía de Práctica Clinica. SSA 523-11. (2011). www.cenetec.salud.gob.mx. Obtenido de http://www.cenetec.salud.gob.mx/descargas/gpc/CatalogoMaestro/523_GPC_Mordedura_por_araxas/SS-523-11-GRR_Mordeduraporaraxas.pdf

Tay, Z. J., & Sanchez , J. D. (Enero-febrero de 2004). www.medigrafic.com. Obtenido de http://www.medigraphic.com/pdfs/facmed/un-2004/un041c.pdf